PENSANDO QUE MORIRÍA, ELLA EMPEZÓ A COMER ESTO Y PERDIÓ INCREÍBLEMENTE 125 KILOGRAMOS – MIRA COMO LO HIZO!!

0
91

Una chica llamada Emma Sealey de origen inglés logró dar un cambio a su vida cuando por motivo de salud cuando se dispuso bajar de peso y perdió 125 kilogramos.

Publicidad

La situación de Emma era tan drástica que ya no podía abrochar el cinturón de seguridad del coche, pero aun así ella no acudió a las alternativas quirúrgicas; sino que inició un nuevo estilo alimenticio e implementó rutinas de ejercicios. A continuación les mostraremos los alimentos claves que ella utilizó.

PENSANDO QUE MORIRÍA, ELLA EMPEZÓ A COMER ESTO Y PERDIÓ INCREÍBLEMENTE 125 KILOGRAMOS – MIRA COMO LO HIZO!!

COMO EMMA SEALEY PERDIÓ 125 KILOGRAMOS

PENSANDO QUE MORIRÍA, ELLA EMPEZÓ A COMER ESTO Y PERDIÓ INCREÍBLEMENTE 125 KILOGRAMOS – MIRA COMO LO HIZO!!peso–300×181.png 300w, http://saludmaxima.com/wp-content/uploads/2016/02/peso-.png 640w” sizes=”(max-width: 640px) 100vw, 640px” lazyload=”” postpone=””>

Amigos y familiares le insistieron en que utilizara el método del anillo en el estómago para perder peso, ya que el sobre peso que tenía empezaba a poner su vida en peligro, aun así no aceptó.

Es increíble saber que gran parte de su avance en su meta de pérdida de peso lo logró en los dos primeros años. Cabe mencionar que Emma empezó a ganar peso desde joven cuando perdió un amigo cercano y encontró consuelo en los alimentos luego de la muerte del amigo.

La primera ayuda para Emma vino de parte de los asesores de peso corporal de Cambridge quienes evaluaron su estilo alimenticio y eliminaron todo aquello que le hacía daño. Anteriormente ella comía con frecuencia salchichas, queso y patatas fritas, pollo con curry, arroz por las noche, chocolate entre otros alimentos altos en calorías.

Ahora Emma tiene una rutina alimenticia muy saludable, se las compartimos para que la conozcan. Desayuno: Cereal con leche descremada; almuerzo: sándwich de atún con pan negro y para la cena: pescado hervido y verduras frescas; como aperitivo comía manzanas, peras, fresas y naranjas. Aunque parece un poco extrema esta dieta, recuerden que la situación de Emma era extrema.

Luego que empezó a perder peso y según se hizo posible empezó a implementar ejercicios, empezó a realizar caminatas de manera inicial. Emma estaba avanzando a un ritmo de 6 kilos por semanas y después de dos años ya era muy creíble su avance.

Hoy en día Emma se siente muy feliz de poder haber logrado la meta propuesta. Además de ella por su amigos y familiares que también estaban preocupada por ella. Cabe resaltar que ella logró salvar su vida sin hacer uso de las alternativas quirúrgicas, todo fue con su propio esfuerzo.

. | .

Publicidad