Conoce los mejores remedios caseros para un Absceso Dental! Las claves:

0
171

El absceso dental es una infección en la raíz de un diente o entre un diente y las encías que puede resultar muy dolorosa.

Publicidad

Generalmente esta infección es causada por una bacteria que entra en el diente debido a una fisura o cavidad dental y se propaga la infección lo cual causa dolor e inflamación.

En muchos casos los abscesos dentales son causados por las caries, una mala higiene bucal o la enfermedad de las encías, así como una dieta alta en azúcares y carbohidratos pueden aumentar el riesgo de padecer abscesos dentales.

Algunos de los síntomas que se presentan son un dolor agudo y punzante, inflamación, dolor al masticar, encías enrojecidas, dificultad para abrir la boca, mal aliento así como sensibilidad a los alimentos calientes o fríos.

Es aconsejable acudir al dentista para la evaluación del absceso y es importante tratar la infección para que ésta no se extienda al hueso, lo que podría causar problemas graves.

Para tratar la infección y aliviar los síntomas de absceso mediante tratamientos naturales puede probar los siguientes remedios efectivos:

-Aceite de menta.

La menta posee propiedades antibacterianas y anti-inflamatorias que ayudan a reducir la inflamación y previenen la propagación de la infección.

Utilización:

Frote suavemente con los dedos y unas gotas de aceite de menta la zona afectada durante unos minutos.

Repita dos veces al día para obtener alivio.

-Ajo.

El ajo ayuda a matar las bacterias de forma natural debido a sus propiedades antibióticas así como posee propiedades anti-inflamatorias y ayuda a estimular el sistema inmunológico por lo que es efectivo en el tratamiento del absceso dental.

Utilización:

Extraiga el jugo de un diente de ajo y aplique en la zona afectada.

Repita el tratamiento durante 5 días.

abse

-Agua salada.

Este es uno de los remedios más fáciles, recurrentes y eficaces para un absceso dental ya que ayuda a tratar la infección, previene el crecimiento de las bacterias en la boca y ayuda a reducir la inflamación y el dolor.

Utilización:

Añada una cucharadita de sal a un vaso con agua tibia y mezcle.

Utilice esta solución a modo de enjuague bucal 2 o 3 veces al día.

-Vinagre de manzana.

El vinagre de manzana posee propiedades desinfectantes y anti-inflamatorias.

Utilización:

Ponga en la boca una cucharada de vinagre de manzana sin filtrar durante unos minutos y a continuación escupa.

Repita varias veces al día.

– Aceite de orégano.

Este aceite también es eficaz en el tratamiento de los abscesos dentales por sus propiedades antibacterianas y antioxidantes, así como aumenta la inmunidad acelerando el proceso de curación.

Utilización:

Aplique unas gotas de aceite de orégano sobre el diente y la zona afectada y deje que actúe durante unos 15 minutos antes de enjuagar.

Repita 3 o 4 veces al día.

. | .

Alimentaycura.com

Publicidad