Descubre Lo Que Te Daña Por El Aspecto De Tu Cara: ¿Rostro de Azúcar, Gluten, Leche o Vino?

377

Sólo basta con que te mires al espejo y veas al detalle tu rostro para saber cuál es el alimento que te está causando una reacción negativa en tu cuerpo, los alimentos que te presentamos hoy para que detectes son el vino, el azúcar, la leche o el gluten.

La piel es un reflejo de la salud que tenemos, tanto en cuanto a la alimentación como al ejercicio físico que practicamos.Los malos hábitos alimenticios y también la intolerancia a algunos productos, son los causantes de la aparición de algunos problemas en la piel y en especial en la cara. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo. Acuérdate Compartir Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos.

Publicidad

Nigma Talib es una médica naturista, que advirtió a toda la población mediante su libro la siguiente infografía donde revela los 4 tipos de rostros y los efectos secundarios que éstos mismos causan y que por tanto no son aptos para nuestro organismo y que deberíamos dejar de tomarlos inmediatamente.

Rostro 1: Con azúcar

Si estás tomando azúcar y tu cuerpo no lo asimila correctamente, seguramente tengas los siguientes síntomas:

Tener más bolsas de lo normal debajo de los ojos, tener líneas y arrugas en la frente, tener el rostro con un brillo aceitoso, un aspecto demacrado, un aspecto de color pálido o grisáceo, un acné quístico y cierto adelgazamiento de la piel.
Esto puede ser debido a la gran cantidad de azúcar de forma regular que consumes. El azúcar puede causar un gran daño a la energía, al peso y a la salud en general, pero no hay que olvidar que también afecta a la piel. Este alimento conlleva a la glicación, es un proceso en el cual las moléculas de exceso de glucosa se unen al colágeno, haciéndolo sólido.

Por lo que si quieres lucir una piel bonita y estás cansada de esas manchas y arrugas, debes dejar de comer azúcar, porque te está perjudicando el organismo y además, no es nada nutritiva ni aconsejable para nosotros. Si no puedes evitarlo, te recomendamos consumirla de vez en cuando en pequeñas cantidades.

Rostro 2: Gluten

Si estás tomando gluten y tu cuerpo no lo asimila correctamente, seguramente tengas los siguientes síntomas:

Las mejillas y la mandíbula con un tono rojizo e hinchados. El rostro con cierta pigmentación oscura y granos en la barbilla. En todo el mundo se considera que alrededor del 15% de las personas son altamente sensibles al gluten, esto se refleja notablemente en una cara hinchada y con procesos inflamatorios anormales en las expresiones faciales.

El gluten puede dañar nuestra salud. Pocas personas padecen de la enfermedad celíaca. Se trata de una enfermedad autoinmune que lleva al sistema inmunológico a atacarse a sí mismo mediante la interferencia del gluten. Muchas otras personas son sensibles al gluten porque provoca la permeabilidad intestinal y conduce sufrir dichas inflamaciones.

Esta reacción produce un aumento en la pigmentación de las células de la piel que deriva en la aparición de manchas. Si estás cansado de tener un tono disparejo, especialmente en el mentón, te recomendamos evitar el gluten por completo.

Rostro 3: Leche

Si estás tomando leche y tu cuerpo no lo asimila correctamente, seguramente tengas los siguientes síntomas:

Los párpados se suelen hinchar con facilidad (o alrededor de toda la zona de los ojos), aparecen con frecuencia las espinillas, las mejillas pálidas, prominentes círculos oscuros alrededor de los ojos y granitos en la barbilla.

Esto se puede deber al poner extra de leche en el café o comer una tarta con base de leche. Puede ser muy dañino para el rostro, incluso si no eres intolerante a la lactosa.

Debido al envejecimiento se pierden las enzimas que son las encargadas de digerir correctamente la lactosa. Esto provoca la inflamación en todo el cuerpo, incluyendo un rostro que puede parecer cansado y rojizo.

Te recomendamos renunciar a la lactosa durante unas semanas para ver cómo reacciona tu rostro si tu piel además, tiene la piel áspera y de color gris.

caras_dest

Rostro 4: Vino

Si estás tomando vino y tu cuerpo no lo asimila correctamente, seguramente tengas los siguientes síntomas:

En general las personas que no asimilan bien el alcohol, suelen tener las líneas marcadas, brillo graso entre las cejas, líneas de expresión marcadas, piel escamosa, párpados caídos, pequeñas arrugas bajo los ojos, poros dilatados, mejillas deshidratadas y tono de piel rojiza.

El vino tiene azúcar, así como también pesticidas y sulfitos potenciales, que provocan cierta deshidratación en nuestra piel.

El cuerpo pierde agua cuando el vino sobrecarga trabajo al hígado perturbando de este modo la digestión. Conduciendo, piel fea, arrugas y flacidez.

El gran tipo de consumo de vino común y regular, pudiendo alterar la flora intestinal, lo que puede convertirse en patogénico y causar enfermedades. Beber más de cuatro copas de vino a la semana, no es nada bueno para la salud de tu cuerpo en general (no solo de tu rostro).

Te aconsejamos hacer una pausa de alcohol durante al menos 4 semanas, para notar los cambios que se producen en tu cuerpo. Tras ese periodo puedes hacer la combinación de 80:20, donde estarás bebiendo una copa de vino, pero más suave, logrando la hidratación y el correcto funcionamiento de tu cuerpo.

Comparte este artículo con amigos y familiares si te parece interesante.

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo.

La entrada Descubre Lo Que Te Daña Por El Aspecto De Tu Cara: ¿Rostro de Azúcar, Gluten, Leche o Vino? aparece primero en Alimenta y Cura.

Publicidad