Adiós a la presión alta y colesterol con esta bomba casera!. Tómala por 7 días y listo!!

132
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

La hipertensión arterial y la hipercolesterolemia (colesterol alto) están considerados entre los más importantes factores de riesgo cardiovascular.

Tener la presión alta y colesterol es una mala combinación para nuestro cuerpo, ya que corremos serios problemas de salud.

Publicidad

Si bien se puede controlar con pastillas y otros tratamientos médicos, en este artículo te daremos la receta de un remedio con el cual vas a poder decirle adiós a la presión alta y colesterol en tan solo siete días. Así que continúa leyendo este artículo para que te enteres como prepararlo.

Remedio para decirle adiós a la presión alta y colesterol

presion alta

Esta receta es usada tradicionalmente en la cultura Amish y puede curar muchas enfermedades y reforzar tu sistema inmunológico. Su efectividad se consigue debido a la combinación de los ingredientes y sus sorprendentes propiedades, que hacen de este un potente remedio casero. Tienes que probarlo si está sufriendo de colesterol o la presión arterial alta (hipertensión), ya verás los resultados.

Ingredientes:

  • Un trozo de jengibre (rallado)
  • Un diente de ajo (rallado)
  • Una cucharada de vinagre de sidra de manzana
  • Una cucharadita de miel
  • Una cucharada de jugo de limón

Método de preparación:

La preparación de este remedio casero es muy simple, solo debes de poner todos los ingredientes en una licuadora y batirlos durante un par de minutos a alta velocidad, hasta que consigas que se hayan mezclado los ingredientes en forma uniforme. Una vez que lo hayas lograr podrás tomarlo.

Puedes guardar esta mezcla en el refrigerador durante un máximo de cinco días, ya que después de que pase dicho tiempo habrá perdido sus propiedades. Este poderoso remedio debe ser consumido antes del desayuno, por la mañana y antes de la cena. Sin embargo, no lo consumas más de tres veces en un día.

Consejos para bajar la presión arterial sin medicamentos

Cocina tu propia comida baja en sodio o sin sal, o cómprala. Reduce o evita la sal de mesa (sodio, cloruro de sodio y NaCl).

Evita las comidas comunes procesadas con sal y otros aditivos, las preparadas, las enlatadas y embotelladas como las carnes, los pepinillos, las sopas, el chili, el tocino, el jamón, las salchichas, los productos de panadería, con glutamato monosódico (GMS) y las carnes con agua agregada (tienen un alto contenido de sodio agregado).

Lleva una dieta moderada, sin tanta grasa y evita los estimulantes. Evita la cafeína, los carbohidratos blancos (aunque las pastas no forman azúcar tan rápidamente como lo hacen el pan y los pasteles), los caramelos, las bebidas azucaradas y las grasas dietéticas en exceso.

Consume menos cafeína. Si dejas de consumir café y otras bebidas con cafeína, te bajará la presión alta.

Artículo anterior¿Todavía no probaste el perejil como medicamento?
Artículo siguienteESTE TRUCO CURARÁ TU DOLOR DE CABEZA EN CUESTIÓN DE MINUTOS EN ESTE SITIO QUE NADIE CONOCE…