Tu Bálsamo Labial tiene Cancerígenos! Haz uno usando Coco y Aguacate!

0
184

Los bálsamos labiales ayudan a que los labios no pierdan la humedad natural y evitan así que se resequen o agrieten debido al sol, al frío o al viento.

Publicidad

Es importante cuidar los labios y mantenerlos hidratados, sin embargo hay que señalar que muchos de los bálsamos labiales comerciales  contienen químicos tóxicos que se pueden absorber a través de la piel.

Entre los ingredientes más comunes que se pueden encontrar en una buena parte de los bálsamos labiales que se venden en el mercado se encuentran diversos derivados del petróleo como parafina líquida o siliconas, conservantes, ácido para-aminobenzoico, que puede ser tóxico, colorantes y una serie de metales pesados como arsénico, cadmio, plomo o mercurio entre otros tóxicos.

No todos los bálsamos labiales contienen tóxicos ya que también existen en el mercado algunos que son totalmente naturales, sin embargo pueden llegar a ser bastante costosos.

Para evitar poner en nuestros labios algún producto que contenga sustancias químicas y ahorrar un poco de dinero, podemos fabricar en casa nuestro propio bálsamo labial con tan solo unos cuantos ingredientes totalmente naturales.

Necesitará:

-Aceite de coco.

-Otro aceite como puede ser el aceite de semilla de uva, aguacate, jojoba, manteca de karité o aceite de oliva.

labio

-Ingredientes opcionales como aceites esenciales.

Modo de preparación:

Ponga 1 cucharadita y media de aceite de coco en su tazón y añada ¼ de cucharadita del otro aceite a su elección.

Caliente los dos ingredientes al baño maría hasta que se fundan.

A continuación añada una gota o dos de los aceites esenciales que desee como puede ser pomelo o pimienta, mezcle y vierta la mezcla en un recipiente donde vaya a almacenar el bálsamo.

Deje enfriar y ya estará listo para usar.

El aceite de coco es un humectante que ayuda a mantener la hidratación de los labios, así como el uso de otro aceite ayuda a suavizar los labios.

. | .

Alimentaycura.com

Publicidad