Poderes curativos de la Moringa la planta que mantuvo sano a Fidel durante 90 años

0
60

27370068_ml-jpg_272786349

El ex presidente cubano fallecido el 26 de noviembre de 2016, lo bautizó como el “árbol milagroso” y llegó a anunciar que en Cuba se iba a producir masivamente moringa, que es “fuente inagotable de carne, huevo y leche”, haciendo referencia a las decenas de propiedades de la planta.

Publicidad

No fue el único que alabó esta planta. El mandatario venezolano Nicolás Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional del mismo país, Henry Ramos Allup, recomendaron el uso de la moringa como energizante, según un artículo aparecido en BBC Mundo.

¿Qué es moringa? También conocido como: Arango, Árbol de las Perlas, Behen, Ben Ailé, es un árbol delgado que crece el noroeste de la India, en particular en la cordillera del Himalaya. También se cultiva en América Central y del Sur, África, Indonesia, México, Malasia y Filipinas, informa Natural Standard.

Las hojas, frutos y semillas se utilizan comúnmente como medicina y como alimento, sin embargo, la raíz y el extracto de raíz no deben comerse, pues un alcaloide que contiene puede causar una parálisis fatal.

Poderes curativos que se le atribuyen

Por vía oral, la moringa se utiliza para tratar desde la anemia y la artritis, hasta el asma, el cáncer y la diabetes, pasando por muchas otras condiciones.

También se usa como un anti-inflamatorio, antioxidante, afrodisíaco, anticonceptivo, diurético, suplemento nutricional, tónico, y para aumentar la producción de leche materna.

Aunque los fanáticos de la planta le atribuyen la cura de 300 enfermedades, Natural Standard informa que el consumo no es seguro en el embarazo porque puede producir aborto involuntario, y que, entre la evidencia sobre su efectividad, se halló que probablemente atenúa los signos del asma y baja los niveles de glucosa.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la moringa es una especie con gran valor económico, ya que crece aún en temporada de sequía y es una excelente fuente de hortalizas verdes cuando hay pocos alimentos disponibles.

Agrega que sus hojas “son ricas en proteínas, vitaminas A, B y C, y minerales, muy recomendables para mujeres embarazadas y lactantes, así como para niños pequeños”, una apreciación que no coincide con la del sitio especializado Natural Standard.

Los productos derivados de la moringa tienen propiedades antibióticas, contra el tripanosoma y la hipotensión o tensión baja. También son anti-ulcerosos, anti-inflamatorios, combaten el colesterol malo y la hipoglucemia, informa la FAO, donde se describen recetas para su consumo como alimento.

Via:

Publicidad