10 alimentos para bajar el nivel de azúcar en la sangre de los diabéticos

0
175
Ad
alimentos-para-bajar-el-nivel-de-azucar-en-la-sangre-de-los-diabeticos.jpg” alt=”10 alimentos para bajar el nivel de azúcar en la sangre de los diabéticos” title=”10 alimentos para bajar el nivel de azúcar en la sangre de los diabéticos”>

(Pittawut / Shutterstock)

Mantener bajos los niveles de azúcar en la sangre puede ser difícil para los pacientes diabéticos.

Publicidad

Mientras que una dieta baja en carbohidratos en conjunto parece ser útil, también se ha demostrado que muchos alimentos ayudan, ya sea bajando los azúcares en sangre y/o mejorando la sensibilidad a la insulina.

En este artículo se analizan 10 de los mejores alimentos y suplementos para bajar el azúcar en la sangre, basado en la investigación actual.

Nunca deben utilizarse en lugar de la medicación para la diabetes, sino como alternativa.

1. Almidón resistente

Los almidones son cadenas largas de glucosa (azúcar) que se encuentran en la avena, granos, plátanos, patatas y otros alimentos.

Algunas variedades pasan a través de la digestión sin cambios y no se absorben como azúcar en la sangre. Estos son conocidos como almidón resistente.

Muchos estudios muestran que el almidón resistente puede mejorar en gran medida la sensibilidad a la insulina. Es decir, lo bien que el cuerpo puede mover el azúcar en la sangre y la energía en las células. Por eso es muy útil para bajar los niveles de azúcar en la sangre, después de las comidas.

El efecto es tan grande que al almorzar con almidón resistente reducirá los picos de azúcar en la sangre de la cena, conocido como el “segundo efecto de la comida”.

El problema es que muchos alimentos ricos en almidón resistente, como las patatas, también son altos en carbohidratos digeribles que pueden aumentar el azúcar en la sangre. Por lo tanto se recomienda el almidón resistente en forma de suplemento – sin los carbohidratos adicionales.

Resumen: El almidón resistente suplementario es una opción fantástica para aquellos que luchan por controlar los azúcares o que lo han logrado.

2. Canela de ceylan

(Matka_Wariatka / Shutterstock)

(Matka_Wariatka / Shutterstock)

La canela se ha utilizado por sus características medicinales desde el antiguo Egipto y China.

Varios compuestos de canela parecen prevenir la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo, minimizando los picos de azúcar en la sangre. También pueden mejorar dramáticamente la sensibilidad a la insulina.

En un reciente ensayo clínico, 25 diabéticos de tipo 2 pobremente controlados recibieron 1 gramo por día de canela o placebo (suplemento ficticio) durante 12 semanas.

Los niveles de azúcar en la sangre en ayunas usados en los del grupo canela, se redujo en un 10% después de 6 semanas y 17% después de 12 semanas en comparación con los de placebo.

El HbA1c (el marcador de 3 meses en los niveles de azúcar en la sangre) también comenzó a disminuir en un 8% después de 12 semanas, aunque no alcanzó una estadística significativa.

Tenga en cuenta que no todos los ensayos clínicos encontraron que la canela sea eficaz, por eso no es en absoluto un tratamiento “milagroso”.

La dosis recomendada es 1 a 6 gramos por día de la de Ceilán en lugar de la cassia.

Resumen: La canela puede hacer más lenta la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo. La canela de Ceilán es mucho más segura que la de cassia.

3. Frambuesas y frutillas

(Couleur / Pixabay)

(Couleur / Pixabay)

Las bayas técnicamente no bajan el azúcar en la sangre, pero ayudan si las come en vez de otras frutas comunes.

Esto es porque las bayas tienden a ser frutas muy bajas en azúcar.

Sólo hay de 5 a 7 gramos de azúcar en una taza de frambuesas o frutilla, en comparación con 13 gramos de una taza de manzanas y 24 gramos en una taza de mango.

Las bayas también son ricas en antioxidantes conocidos como antocianinas, por lo que son de colores muy brillantes rojos o azules.

Las antocianinas parecen mejorar los niveles de azúcar en la sangre y los factores de riesgo cardiovascular en los diabéticos tipo 2.

Resumen: Las bayas son muy bajas en azúcar comparadas con otras frutas. También son ricas en antocianinas que son beneficiosas para la salud metabólica.

4. Anacardos y Almendras

(Elena M. Tarasova / Shutterstock)

(Elena M. Tarasova / Shutterstock)

El magnesio es un mineral esencial en cientos de procesos corporales, incluyendo la regulación de azúcar en la sangre.

El mecanismo de acción no está claro, pero bajos niveles de magnesio está fuertemente asociado con el tipo 1 y la diabetes tipo 2. Parece influir en la secreción de insulina y ésta podría ser la razón de que el 25 al 38% de los diabéticos tipo 2 tienen bajo magnesio.

Además, los ensayos clínicos demostraron que la corrección de bajo nivel de magnesio mejora la respuesta a la insulina y reduce los niveles de azúcar en la sangre.

Junto con la espinaca, los anacardos y almendras son una de las mejores fuentes de magnesio en la dieta humana. De hecho son convenientes, bajos en carbohidratos y deliciosos, es sólo una ventaja.

Resumen: Los anacardos y las almendras son muy ricos en magnesio, un mineral involucrado en la regulación del azúcar en sangre. Se cree que hasta el 38% de los diabéticos tipo 2 tienen bajo magnesio.

5. Té verde

El té verde puede reducir el azúcar en sangre y los niveles de insulina. (Beboy_ltd / IStock)

El té verde puede reducir el azúcar en sangre y los niveles de insulina. (Beboy_ltd / IStock)

El café es saludable, seguro, pero el té es el más saludable

Contiene una serie de potentes antioxidantes y catequinas que benefician muchos aspectos de la salud… incluyendo el control de azúcar en la sangre.

En una revisión de 7 estudios se observó que sobre un total de 286.701 personas, los bebedores de té verde tuvieron un riesgo del 18% menor de volverse diabéticos.

Un estudio japonés encontró que redujo el riesgo en un masivo 42% en los entusiastas del té verde real.

Normalmente no hago conclusiones de estudios observacionales (que no demuestran causa y efecto), pero es evidente que el té verde es beneficioso para la salud metabólica.

Si ya es un bebedor de té entonces es hora de incluir un poco de té verde. Si no es así, es hora de empezar.

Resumen: Está claro que los compuestos del té verde son beneficiosos para la salud metabólica. Estudios observacionales sugieren que los bebedores regulares de té verde tienen entre 18 a 42% menos probabilidades de convertirse en diabéticos.

6. Alholva puede reducir los niveles de azúcar en la sangre

La alholva es una hierba popular en la cultura hindú y árabe.

Es una buena fuente de fibra soluble, y tiene varios compuestos que, se piensa, mejoran el control de azúcar en la sangre.

Los estudios, tanto en diabéticos tipo 2 como en los que no lo son, mostraron disminuciones en los niveles de azúcar en sangre después de las comidas de hasta un 13%.

El peso de la evidencia también parece apoyar estos resultados.

Comer las semillas enteras o en forma de suplemento parece lo más útil, pero no es seguro si está embarazada.

La dosis efectiva es de 2 a 5 gramos por día.

Resumen: Alholva parece mejorar considerablemente el control de azúcar en sangre de los diabéticos.

7. Fideos shirataki

Reducir la cantidad de pan, fideos y otros alimentos ricos en carbohidratos es beneficioso para el manejo de la diabetes. Sin embargo, es importante disfrutar de sus favoritos de vez en cuando.

Agregue fideos shiritaki japonés que son tremendamente bajos en carbohidratos y altos en fibra. Una porción de 3,5 oz (100 gramos) contiene menos de un gramo de carbohidratos digeribles y sólo dos calorías.

La mayoría de los fideos están hechos de glucomanano, una fibra compleja que puede ayudar a bajar los niveles de azúcar en sangre después de las comidas y mejorar otros marcadores metabólicos de salud en los diabéticos.

Resumen: Los fideos shirataki son increíblemente bajos en carbohidratos y calorías. La fibra en ellos también puede ayudar con el control de azúcar en sangre y en otros aspectos de salud metabólica.

8. Cacao en chocolate oscuro

(Iravgustin / Shutterstock)

(Iravgustin / Shutterstock)

El cacao en el chocolate proviene de la planta de cacao.

Contiene flavonoides beneficiosos que mejoran la presión arterial, resistencia a la insulina y regulan en general el azúcar en la sangre.

Sin embargo, el chocolate negro en sí mismo es beneficioso pero discutible, porque todavía contiene una pequeña cantidad de azúcar. Lo veo como un tratamiento algo neutral (con respecto a los efectos sobre la salud) y una gran alternativa para los diabéticos.

Pero el chocolate debe ser realmente oscuro, típicamente 85% de cacao o más. Cualquier porcentaje menor es demasiado alto en azúcar.

Los estudios que encontraron beneficios usaron chocolate negro o un extracto de cacao equivalente de 500 a 1000 mg de flavonoides por día. Esto es aproximadamente 25 a 40 gramos de chocolate negro al 85%.

Resumen: Aquellos que comen chocolate regularmente deben cambiar a 85% de chocolate negro o más. Lo peor es que será neutral para la salud, y beneficioso para el control de azúcar en sangre en el mejor de los casos.

9. Vinagre de sidra de manzana

(Wiktory / Shutterstock)

(Wiktory / Shutterstock)

El vinagre es un remedio popular antiguo utilizado en numerosos problemas de salud.

La investigación sugiere que puede aumentar la absorción de azúcar en la sangre de las células, también conocido como metabolismo de la glucosa.

En un estudio de once diabéticos tipo 2, en aquellos que consumieron vinagre antes de una comida, tuvieron una mayor absorción de azúcar en las células (probado en el antebrazo) y redujeron los niveles de azúcar en la sangre, niveles de insulina y triglicéridos.

El vinagre de manzana es el tipo más popular de vinagre entre la comunidad de salud natural, pero no es la única variedad beneficiosa.

Resumen: Existen evidencias fuertes que el consumo de vinagre antes o durante las comidas puede mejorar el metabolismo de la glucosa. El vinagre de manzana es sólo el más popular.

10. Stevia como Azúcar Alternativo

Stevia es una alternativa popular de azúcar que se originó en América del Sur.

Es beneficioso para los diabéticos, ya que contiene cero azúcar o calorías, y se utiliza como un intercambio directo de azúcar.

Pero algunos investigadores también sospechan que tiene una influencia directa en la función de la insulina.

De hecho, se encontró que la stevia reduce los niveles de azúcar en sangre e insulina, más que el aspartamo (un edulcorante artificial) después de las comidas.

La miel es un poco mejor que el azúcar para los diabéticos, pero si realmente endulza su bebida, entonces utilice stevia.

Este artículo fue publicado originalmente en www.Care2.com. Lea aquí el original aquí.

Publicidad