Cura Tus Várices Con Tomates Verdes Y Rojos En Tan Solo 2 Semanas… ¡Luego De Que Lo Compruebes Te Sorprenderá!

0
192
Ad

Las varices son un problema que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. No se trata solo de una cuestión estética, porque puede provocar pesadez, fatiga y un dolor fuerte en las piernas. Si vives en una zona con un clima húmedo y caluroso, los síntomas pueden agravarse.

Puede que conozcas muchos tratamientos que prometen la cura milagrosa para las varices. Sin embargo, la gran mayoría son muy costosos e invasivos. Aquellos que no lo son tanto, tienen peores resultados o son solo temporales. Poco después, esas molestias vuelven. ¿Quieres saber más? Haz clic abajo donde dice “”.

Publicidad

Si tratas las varices a tiempo, puedes impedir el desarrollo de otros problemas derivados, como la flebitis.

La flebitis es la obstrucción total de una vena. Es una enfermedad que surge de la existencia de un coágulo sanguíneo en una vena.

Si ese coágulo se llegase a dirigir hacia los pulmones, podría provocar una embolia pulmonar.

Por eso, las varices no son solamente un problema estético, sino que deberíamos tratarlas con premura para evitar situaciones más graves.

Si padeces de varices, hoy estás de suerte: te ofrecemos un fantástico tratamiento, económico y natural, contra las varices.

Solo necesitas unos tomates: verdes o maduros, es a tu elección. Se trata de un remedio muy popular y que ha conseguido llegar hasta nosotros a través de muchísimas generaciones.

Las propiedades del tomate para acabar con las varices

Los tomates tienen incontables beneficios para nuestra salud, pero puede ser que no conocieras sus efectos contra las venas varicosas.

En este sentido, sus grandes propiedades curativas derivan directamente de sus semillas.

Estas contienen cierta sustancia ácida con un poder similar a las aspirinas. Licúan la sangre y son anticoagulantes.

Por otro lado, sus flavonoides hacen más fuertes a nuestros vasos sanguíneos.

Para que puedas aprovechar todos estos beneficios, te proponemos dos fantásticas soluciones.

Solución para las varices con tomates verdes

Para empezar, debemos lavar muy bien los tomates verdes escogidos. Aunque sean de color verde, los tomates deben ser un poco maduros.

Entonces, los cortamos en rodajas de aproximadamente medio centímetro.

Pondremos las rodajas en la zona de las varices y las redes capilares que surgen de ellas.

Para mantenerlas en esta posición, podemos vendar las rodajas.

Pasado un tiempo, empezarás a notar cierto hormigueo. Pronto, comenzarán a arder levemente. Es entonces cuando tienes que retirarlas.

Enjuaga la zona con agua fría.

con-tomates-verdes-y-rojos-en-tan-solo-2-semanas-luego-de-que-lo-compruebes-te-sorprendera.jpg” alt=”Cura Tus Várices Con Tomates Verdes Y Rojos.” width=”700″ height=”352″>Repite este proceso cinco veces al día y en tan solo dos semanas notarás los resultados en tu cuerpo.

Pronto se aliviará toda sensación de ardor, las molestias y la hinchazón y las varices desaparecerán.

Tratamiento para las varices con tomates rojos

Antes de acostarte, lava unos tomates rojos y córtalos en rodajas. Como en el remedio anterior, deberemos aplicarlos sobre las varices y vendarlos.

Debes dejar que actúen durante 4 horas. Cuando haya pasado ese tiempo, cambia las rodajas por unas nuevas.

Entonces, déjalas otras 4 horas.

Realiza este tratamiento durante toda la noche y repítelo durante varias semanas. La situación pronto mejorará.

Otros consejos para eliminar las varices

Si quieres ayudar al tratamiento a que sea más efectivo, puedes acompañarlo con estos consejos, además de una dieta saludable y equilibrada y mucha hidratación.

En primer lugar, consume alimentos ricos tanto en Omega 3 como en Omega 6.

Estos aceites esenciales no son producidos de manera natural por nuestro organismo, por lo que debes añadirlos a tu cuerpo con la dieta.

El Omega 3 te ayudará a ganar flexibilidad en las venas, además de ser antinflamatorio.

El Omega 6, por su parte, te ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, reduce la presión arterial y evita que se formen coágulos.

Algunos alimentos que poseen ambos aceites son las sardinas, el bacalao, las anchoas, los mariscos, las nueces, las semillas de sésamo y el aceite de girasol.

En segundo lugar, intenta consumir más selenio. Se trata de un antioxidante que previene que se endurezcan los tejidos de nuestro cuerpo y hace que nuestras paredes vasculares estén elásticas.

Puedes encontrarlo en frutos secos, pepinos, huevos, champiñones y levadura de cerveza.

Finalmente, debes incluir la vitamina E en la dieta. Esta vitamina mejorará tu circulación y la oxigenación de la sangre, por lo que previene y es capaz de diluir coágulos sanguíneos.

Encontrarás la vitamina E en lácteos, carnes blancas, frutos secos, perejil, calabazas, espárragos, tomates, cereales integrales, kiwis y olivas.

Si eres una mujer que no le gustaría padecer de las várices entonces:

Comparte Esto Con Tu Familia Y Tus Amigos. Aprieta El Botón De Abajo.

Gracias por visitarnos Amiga, nos vemos en el próximo artículo 😉

La entrada Cura Tus Várices Con Tomates Verdes Y Rojos En Tan Solo 2 Semanas… ¡Luego De Que Lo Compruebes Te Sorprenderá! aparece primero en .

Publicidad