Menu

Esto puede calmar hasta el peor berrinche del mundo, sin tener que usar la chancleta o correa

20 marzo, 2017 - Salud

Una de las mejores noticias que podemos recibir, es que nos convertiremos en padres. Si estamos buscando formar una familia, esa noticia nos llena de felicidad.

Sabemos que en poco menos de 9 meses habrá un nuevo miembro en la familia. Y desde que sabemos que está en el vientre de la madre ya se convierte en lo más preciado para nosotros.

Aunque ser padres es un maravilloso regalo que nos da la vida, esto no quiere decir que sea fácil. Mientras criamos a nuestros hijos, es normal que surjan dificultades. Sabemos que son pequeños y no conocen lo que está bien y lo que está mal, y debemos educarlos.

Otro problema que suele presentarse cuando criamos hijos, es que hacen berrinches o gritan cuando quieren algo. Esta situación puede ser desesperante, y exactamente eso es lo que ellos quieren hacer. Al desesperarnos, sabrán que haremos lo que sea para calmarlos. Si cedemos a sus berrinches les enseñaremos que eso los ayuda a conseguir lo que quieran.

Si tu hijo tiene entre 2 y 7 años, es normal que haga muchos berrinches. Pero no debes perder el control y gritarle tú también, ya que eso no arregla nada. Cuando eso suceda, puedes recurrir a varias técnicas para calmarlo. A continuación te decimos las 9 cosa que puedes hacer para combatir los berrinches de tu hijo.

Muéstrate firme, pero sin enojarte

Ya hemos mencionado que gritar no resuelve nada, por el contrario, empeora las cosas. Además, nuestros hijos requieren de padres seremos y calmados para recibir nuestro apoyo. Por eso ponle límites claros a tu hijo y mantén la firmeza mientras lo corrijas, pero no te enojes.

Recuerda mostrarle afecto

El amor no debe entenderse como permitirle hacer lo que quiera. Es todo lo contrario, demostrarle cuanto lo quieres y cuanto te preocupas por él. Por eso, si tu hijo sobrepasa los límites, explícale con cariño, pero con firmeza cuáles serán las consecuencias. Eso lo ayudará a entender que cumplir con las reglas lo protege.


Evita las rabietas de antemano

Como conoces a tu hijo, sabes lo que le gusto y lo que no. Si hay cosas que no les gusta hacer pero que deben hacerlo, explícales el por qué antes de decirle que lo haga. Por ejemplo, si le molesta usar abrigos, puedes decirles las razones por las que debe agregarse antes de pedirle que se lo ponga.

Cuéntale un chiste

El sentido del humor es una de las mejores maneras de controlar las rabietas. Si le cuentas un chiste que le guste, verás cómo pasa rápidamente del enojo a las risas.

Enséñale a respirar profundo y a contar hasta diez

Esta técnica no se la enseñaras en medio de una rabieta, por supuesto, ya que no la hará. Debes hacerlo cuando esté calmado y decirle que lo haga cuando algo lo moleste. Entonces cuando lleguen los berrinches, solo tendrás que decirle que cuente hasta diez, eso lo calmará.

Cántale una canción

Como bien debes saber, la música tiene un fabuloso poder relajante. Si sabemos utilizarla, podremos lograr los mismos efectos en nuestros hijos. Por eso, cántale su canción favorita cuando le dé una rabieta. Verás cómo tu hijo empieza a cantarla contigo y deja de hacer berrinches.

Salgan a pasear

Cuando cambiamos de entorno logramos disminuir el enojo rápidamente. Por eso, cuando se enoje, llévalo a un sitio que le guste. Esto lo ayudará a entrenarse y a saber cómo descarga su ira cuando esta llegue.

Abrázalo

Esta técnica va a depender mucho del grado del berrinche que haga tu hijo. Si está dispuesto a aceptar el abrazo, lo habrás ganado y más tarde podrás conversar con él. En caso contrario, deberás recurrir a cualquier de las otras técnicas mencionadas aquí.

Dialoga con él

A medida que vayan creciendo, los niños ya no se conformarán con un simple NO. Es bueno que, dependiendo de su entendimiento, les empecemos a dar razones. Esto los ayudará a entender que no deben hacer algo porque trae malas consecuencias y eso los tranquilizará.


Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: