UNA SOLA HOJA DE ESTA PLANTA ACABA LA TOS, RESFRÍOS Y BRONQUITIS!

190

La malva es nativa de Europa y luego llega a chile. Es una planta perenne que crece en forma de maleza de los cultivos de la zona central, su crecimiento es en bordes, lado de caminos y zonas incultas.

Publicidad

Tiene una altura que alcanza unos 40 a 100 centímetros, la cubren unos pelos simples, florece en primavera y verano, sus flores son rosadas o violetas agrupadas en las axilas de las hojas, sus hojas son palmadas y borde dentado.

Su fruto es redondo y segmentado con una semilla en cada compartimento. Es resistente a las heladas y se da en cualquier tipo de suelo, preferentemente fértil, profundo, bien drenado, rico en humus, seco o húmedo, necesita mucha agua pero no durante su floración.

Entre sus propiedades medicinales la malva posee un mucílago que recubre las mucosas tapizando las paredes de los órganos.

BENEFICIOS Y USOS DE LA MALVA QUE NO CONOCÍAS:

  • Combate las afecciones de las vías respiratorias superiores.
  • Alivia catarros y bronquitis.
  • Descongestiona las mucosas irritadas o inflamadas.
  • Facilita la cicatrización de heridas internas como lesiones en mucosas y úlceras del estómago.
  • Actúa como laxante ligero y diurético.
  • Cura erupciones cutáneas.
  • Se usa como colirio para casos de sequedad ocular, infección, enrojecimiento, inflamación, vista cansada etc.

SUGERENCIAS PARA EL USO DE LA MALVA:

EN INFUSIÓN, PARA ALIVIAR LOS SÍNTOMAS DE RESFRÍO Y BRONQUITIS:

Poner una cucharadita de hojas o flores de malva en una taza de agua hervida, dejar reposar y beber.

TAMBIÉN EN INFUSIÓN, PARA ALIVIAR LOS SÍNTOMAS DE LAS BRONQUITIS Y PARA ALIVIAR LAS HEMORROIDES:

Calentar un trozo de raíz picada, del tamaño de una caja de fósforo, en medio litro de agua hasta antes de que hierva. Dejar macerar tres o cuatro horas. Se debe beber de tres a cuatro tazas al día.

EN GARGARISMOS, PARA TRATAR LESIONES DE LA BOCA:

Se deben usar cualquiera de las infusiones anteriores para hacer gárgaras, de dos a tres veces al día.

EN ENSALADAS, LAS HOJAS DE MALVA SON EXCELENTES COMO LAXANTE:

Hacer hervir hojas frescas de malva en agua y aliñar con aceite y sal. Comer dos veces al día.

COMO CATAPLASMA, PARA TRATAR FURÚNCULOS Y ABSCESOS:

Calentar las hojas, luego machácalas y aplicar sobre las lesiones de la piel.

COMO BAÑO DE ASIENTO, PARA ALIVIAR LAS HEMORROIDES:

Poner un puñado de hojas y raíces de malva en un tiesto con agua hirviendo y exponga la región anal al vapor que se desprende.

EN INFUSIÓN, PARA SEQUEDAD OCULAR:

Hacer una infusión con una cucharadita de planta seca por vaso de agua, dejar enfriar y colar.