10 alimentos y suplementos que revierten la enfermedad hepática

0
162

La enfermedad hepática grasa puede ser causada por dos factores diferentes. La enfermedad hepática es común en los alcohólicos. Se trata de una condición en la que la sangre no puede disolver el alcohol correctamente, y provoca una carga adicional para el hígado.

La enfermedad hepática grasa no alcohólica, es el problema hepático más frecuente en Occidente. La NAFLD se observa generalmente en personas obesas y de mediana edad. La condición describe acumulaciones excesivas de grasa en el hígado.

Los síntomas de la enfermedad hepática no son visibles al principio. Algunos de los síntomas más comunes incluyen fatiga, pérdida repentina de peso, pérdida de apetito, náuseas, orina oscura, moretones y parches secos u oscuros en la piel del cuello o las axilas.

Introduce cambios saludables en el estilo de vida, para revertir el daño y aumentar la función de tu hígado.

Prueba los siguientes alimentos y suplementos para revertir la enfermedad hepática de manera eficiente:

Bananas

Publicidad

Las bananas están súper-cargadas con potasio. Come más bananas para limpiar tu hígado naturalmente, y aumentar el potasio en tu cuerpo. Las bananas mejoran la digestión, y facilitan la eliminación de toxinas.

Jengibre

La raíz de jengibre contiene fibra, que es esencial para tu tracto digestivo, y la desintoxicación de tu cuerpo. Los antioxidantes en el jengibre aumentan la inmunidad, y evitan infecciones y enfermedades.

Hierve unas cuantas rodajas de jengibre en un poco de té verde o agua. También puedes agregar el jengibre a tus salteados, ensaladas o batidos.

Patatas dulces

El potasio en las patatas dulces estimula la limpieza de tu hígado. Una sola patata dulce ofrece más de 700 miligramos de potasio.

También es rica en magnesio, hierro, vitamina B6, vitamina C y vitamina D. Las patatas dulces proporcionan un enorme potencial anti-inflamatorio que es útil en el tratamiento de la enfermedad hepática grasa.

Cúrcuma

Esta especia amarilla está repleta de numerosos beneficios para la salud. Su potencial antioxidante y antiinflamatorio reduce la inflamación, y calma los problemas digestivos. La cúrcuma aumenta la función de limpieza de tu hígado.

Cardo lechozo

Es uno de los mejores desintoxicantes naturales de la historia. El cardo lechozo reconstruye las células del hígado, y elimina las toxinas dañinas. La investigación ha encontrado que el cardo lechozo es beneficioso para los pacientes diagnosticados con insuficiencia hepática.

Raíz de diente de león


Los dientes de león estimulan el flujo de la bilis del cuerpo, y esto es excelente para tu tracto gastrointestinal. La raíz del diente de león es rica en vitaminas y minerales, y tu hígado necesita toneladas de éstos. Prepárate una buena taza de tallos de diente de león.

Contienen mucha vitamina C, y esta vitamina mejora la absorción de minerales, y reduce la inflamación.

Aceite de semilla negra

El aceite de semilla negra, tiene un efecto sorprendente en pacientes diagnosticados con enfermedad hepática. Ayuda en el tratamiento de la enfermedad hepática grasa, y evita cualquier daño adicional. El aceite de semilla negra acelera el proceso de curación en estos pacientes.

Vegetales crudos

Los vegetales crudos contienen nutrientes, que pueden ser de gran ayuda para revertir el daño hepático. Licua tus vegetales para ayudar al cuerpo a absorber todos los nutrientes. Prueba con la col rizada, repollo, remolacha, apio y brócoli. El limón, el jengibre y la cúrcuma son una excelente adición a tus jugos de vegetales.

Vitamina E

Mejora tus hábitos de vida, y aumenta tu salud usando suplementos de vitamina E. Esto puede cambiar tu vida y mejorar tu condición. La vitamina E se recomienda para aquellos que se ocupan de la enfermedad hepática grasa no alcohólica.

Esta vitamina es un antioxidante fuerte, y lo necesitas para reducir tu inflamación, y fortalecer tu sistema inmunológico.

Hígado


Siempre consume carne de ganado sano, alimentado con pasto. Está lleno de vitaminas y minerales. El hígado es abundante en vitaminas A y B, ácido fólico, hierro, cobre y zinc. Los nutricionistas confirman que el hígado, es uno de los alimentos más densos en nutrientes que puedes comer.

Fuente: https://www.davidwolfe.com

Otras fuentes incluidas en el artículo de David Wolfe:

Dr. Axe

NCBI

NCBI

Dr. Axe

NCBI

NCBI

Livestrong

World’s Healthiest Foods
Liver Support

NCBI

Publicidad