6 hábitos que pueden estar afectando tu salud renal

0
161

Aunque nos pueda parecer una práctica inofensiva, el aguantar las ganas de orinar durante mucho tiempo puede provocarnos inflamación y causarnos problemas a nivel renal

presión arterial.

No obstante, al igual que otros órganos del cuerpo, sus funciones pueden verse comprometidas debido al desarrollo de algunas enfermedades y la acumulación excesiva de desechos.
El problema es que muchos ignoran los cuidados para conservarlos sanos y, de hecho, practican algunos hábitos que afectan de forma directa su salud.
Lo más preocupante es que día a día sufren un deterioro significativo que, aunque al principio no se percibe, acaba afectando la calidad de vida.
Por esta razón, hoy queremos dedicar este espacio a esas 6 costumbres que, de alguna manera, afectan la salud renal.
¡Descúbrelas!

1. Consumo insuficiente de agua

Bebe mucha aguasalud-renal-2.jpg” width=”530″>
El consumo insuficiente de agua es uno de los factores que influye en la aparición de problemas renales y de las vías urinarias.
Este líquido vital es esencial para un óptimo proceso de desintoxicación y, junto a los riñones, se encarga de remover las toxinas presentes en la sangre.
La deshidratación puede conducir a la formación de cálculos renales y, a su vez, incrementa el riesgo de infecciones y problemas inflamatorios.

Sugerencias

  • Bebe entre 6 y 8 vasos de agua al día.
  • Incrementa el consumo de frutas y vegetales ricos en agua.
  • Ingiere bebidas saludables como el té o las aguas frutales.

2. Ingesta excesiva de sal

Aunque para muchos es un hábito inofensivo, lo cierto es que la acumulación de sodio en el organismo puede provocar graves desbalances en la salud renal y cardiovascular.
Ingerir alimentos con altos contenidos de sal es una causa directa de presión arterial alta y retención de líquidos.
Estas condiciones están asociadas con un mal funcionamiento de los riñones que, al tener dificultades por el exceso de sodio, disminuye su capacidad para remover el exceso de minerales a través de la orina.

Sugerencias

  • Remplaza la sal refinada de mesa por sal del Himalaya o sal marina.
  • Evita consumir más de 3 gramos de sal al día (media cucharada).
  • Busca alternativas para sazonar tus platos con otros condimentos saludables como las especias.

3. Consumo excesivo de bebidas alcohólicas

Ingerir bebidas alcohólicas en exceso
Si bien los principales efectos de las bebidas alcohólicas se experimentan en la salud hepática, los riñones también suelen verse afectados por las toxinas que contienen.
Su consumo habitual y desmedido puede provocar insuficiencia renal y daños graves en los tejidos.

Sugerencias

  • Modera o evita el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, incluyendo el vino tinto.

4. Ingesta de carnes rojas

Aunque las carnes rojas contienen algunos nutrientes que son buenos para el organismo, su consumo en grandes cantidades puede conducir al desarrollo de problemas metabólicos y renales.
El exceso de proteínas y grasas aumenta el trabajo de los órganos excretores y, debido a esto, reduce su capacidad para remover las toxinas.
Por otro lado, son alimentos con altos niveles de purinas que, al ser asimilados en el cuerpo, se convierten en ácido úrico.
Esta sustancia se acumula poco a poco en los tejidos y puede provocar condiciones crónicas como los cálculos renales y la gota.

Sugerencias

  • Consume máximo dos porciones de carne a la semana.
  • Remplaza las carnes rojas por opciones más saludables como el pollo, el pescado o el pavo.

5. Aguantar las ganas de orinar

aguantar
Aguantar las ganas de orinar es un hábito muy peligroso que, aunque al principio parece no tener efectos, produce inflamación y problemas renales.
Si bien en algunas ocasiones no es posible ir al baño de inmediato, lo ideal es hacerlo cuanto antes para evitar consecuencias en el sistema.
Retener la orina por mucho tiempo y de forma recurrente aumenta la presión en los conductos urinarios y afecta los riñones y la vejiga.

Sugerencias

  • Acude al baño tan pronto como el cuerpo te lo pida.
  • Evita el consumo excesivo de líquidos cuando no tengas un baño cerca.

6. Abuso de analgésicos

Los medicamentos analgésicos calman muchos dolores comunes pero, por desgracia, traen consigo algunos efectos secundarios cuando se toman de forma exagerada.
Sus compuestos químicos deben ser metabolizados en el cuerpo y, muchas veces, ocasionan dificultades a nivel renal y hepático.

Sugerencias

  • Disminuye al máximo el consumo de fármacos analgésicos.
  • Siempre que te sea posible, remplaza estos medicamentos por remedios naturales como las infusiones.
¿Identificas alguna de estas prácticas? Si es así, trata de corregirlas cuanto antes para prevenir problemas en tus riñones.
alimentaycura.com
Publicidad

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

10 síntomas que demuestran que tienes deficiencia de calcio

Aunque lo solamos relacionar únicamente con los huesos y los dientes, lo cierto es que el calcio participa de otras muchas funciones en el organismo, por lo que es fundamental mantener sus niveles estables

El calcio es uno de los minerales más importantes para nuestra salud ya que desempeña un papel principal en la formación de los huesos, los dientes y varios tejidos complejos del organismo.
Se estima que un 99% se encuentra en el sistema óseo y las piezas dentales, puesto que es el responsable de darles densidad y fuerza.
Sumado a esto, está comprobado que también es necesario para el sistema nervioso, la sangre, las neuronas y todas las células del cuerpo.
Por tal razón es primordial atender las deficiencias del mismo e incorporar en la dieta los alimentos que lo contienen o a través de suplementos.
Como sabemos que muchos desconocen cuáles son los síntomas que alertan la deficiencia de este mineral, a continuación queremos revelar los 8 más habituales.
¡Descúbrelos!

1. Debilidad ósea

Calcio en huesos
La deficiencia de este mineral suele ocasionar un debilitamiento en el sistema óseo y, de no ser atendido a tiempo, incrementa el riesgo de fracturas y osteoporosis.
Esto se debe a que el cuerpo absorbe el calcio de los huesos para llevar a cabo el funcionamiento celular y otras tareas vitales.
Con el paso del tiempo, los huesos van disminuyendo su densidad y se vuelven susceptibles a varias enfermedades.

2. Dientes débiles

Como ya lo mencionamos anteriormente, el calcio es uno de los minerales más importantes para la formación y el fortalecimiento de los dientes.
Su deficiencia conduce a una malformación en las piezas dentales de los menores y aumenta el riesgo de problemas bucales en los adultos.

3. Enfermedades frecuentes

Mujer enferma de gripe
Las personas con deficiencia de calcio tienen más riesgo de padecer enfermedades respiratorias e infecciones, ya que su sistema inmunitario se debilita.
Además, este mineral es uno de los más alcalinos y desempeña un papel muy importante en la correcta oxigenación de las células.

4. Calambres musculares

Uno de los síntomas más comunes de la carencia de calcio en el organismo son los continuos calambres musculares.
Estos se producen por una sobrecarga de tareas sobre los músculos que, al no contar con el mineral, tienen dificultades para mantenerse fuertes.
Por lo general el dolor incrementa al realizar movimientos cotidianos, casi siempre de exigencia física.
Si estos se presentan de forma continua en los muslos, las pantorrillas y los brazos, procura incrementar el consumo de alimentos ricos en calcio.

5. Insomnio

insomnio
La disminución en los niveles de este mineral también tienen mucho que ver con los trastornos que impiden descansar bien.
Las interrupciones de sueño y las dificultades para dormir en el horario habitual pueden estar alertando de que el organismo necesita este nutriente.

6. Presión arterial alta

Un desequilibrio en los niveles de calcio también puede influir en el aumento de la presión arterial alta.
Si bien sobre esta inciden muchos factores, está comprobado que los niveles bajos de calcio pueden provocar complicaciones.

7. Dolores menstruales

Mujer con dolor menstrual
El síndrome premenstrual o los dolores menstruales suelen variar en cada mujer y casi siempre tienen su origen en cuestiones hormonales.
Sin embargo, en ciertos casos son el resultado de un consumo de calcio deficiente en la alimentación regular.
Está comprobado que las mujeres que consumen las cantidades necesarias de este mineral pueden disminuir los episodios de dolor, inflamación, ansiedad y retención de líquidos.

8. Dificultad para perder peso

Aunque ignoramos la importancia de este nutriente, los expertos señalan que también participa en la regulación del metabolismo y, por ende, influye en el peso corporal.
Unos niveles adecuados de calcio contribuyen a perder peso con más facilidad y disminuyen la acumulación de grasa corporal.

9. Piel seca y uñas débiles

Piel seca
Dado que participa de forma directa en los procesos de regeneración celular, el calcio es necesario para una correcta restauración de la piel y las uñas.
Tener una deficiencia de este puede provocar sequedad, agrietamiento, manchas y otras alteraciones que son consideradas antiestéticas.

10. Trastornos capilares

La pérdida excesiva de pelo y la sequedad del cuero cabelludo pueden ser indicativos de una deficiencia de nutrientes importantes como el calcio.
Aunque estos pueden darse por múltiples factores, es bueno considerar que puede ser la falta de este mineral.

¿Cuáles son los alimentos que contienen calcio?

Alimentos-calcio-1
Para no sufrir las consecuencias de la falta de este mineral en el organismo, recuerda añadir en tu dieta alimentos como:
  • Frutos secos
  • Lácteos
  • Verduras (brócoli, col rizada, repollo, espinacas)
  • Jugo de naranja
  • Leche de arroz
  • Pescado
  • Huevos
Si consideras que no estás absorbiendo la cantidad necesaria, consulta a tu médico para que te recete suplementos.
alimentaycura.com