La comida “orgánica” falsa de China está inundando los estantes de las tiendas, esto es lo que usted necesita saber

0
311

Múltiples informes recientes expusieron a alimentos convencionales fabricados en China como falsos e incluso tóxicos: estafas que involucran arroz que contiene plástico, huevos falsos hechos de químicos y muchos alimentos que contienen altos niveles de arsénico.

Publicidad

Ahora que el etiquetado de país de origen ha sido eliminado por el Congreso (para la carne), y las empresas están luchando para encontrar nuevas fuentes de alimentos, para satisfacer la creciente demanda de productos orgánicos en los Estados Unidos, es cada vez más probable que tu comida orgánica pueda venir de China u otros países, en lugar de agricultores estadounidenses.

Teniendo en cuenta el nivel general de contaminación del país, y la escandalosa falta de estándares en comparación con los EE.UU., esto podría ser un problema grave. Aquí hay seis razones que indican el por qué:

1. Productos orgánicos de China puede contener una cantidad ilimitada de metales pesados

Mientras certificado como orgánico significa que el productor no puede agregar pesticidas, herbicidas, metales pesados ​​y otras toxinas al cultivar el producto, no hay reglas sobre los factores ambientales externos como la contaminación.

Un agricultor en China puede usar agua con mercurio o productos químicos en los cultivos, y mantener la etiqueta orgánica. Puesto que muchas partes de China han estado experimentando la contaminación extrema (al punto que algunos han estado comprando aire enlatado por la desesperación), mucha de su agua está pesadamente contaminada. Pero la falta de trazabilidad en comparación con las granjas orgánicas de los Estados Unidos, significa que tendrás dificultades para encontrar más información sobre cómo se cultiva.

2. China casi no tiene normas ambientales

China está al borde de un completo desastre ambiental. La falta de regulación ha causado que el país experimente una contaminación del aire récord en Beijing, y estudios han demostrado que al menos el 40% de los ríos están contaminados, así como el 90% de las aguas subterráneas, informó The Guardian. Según otro informe en el documento, cerca de 1/5 de las tierras agrícolas del país están contaminadas.

Esta es la misma agua, que se puede usar para regar los cultivos “orgánicos”.

Si bien hay empresas que son honestas y sabias cuando se trata de producir productos orgánicos, es casi imposible saber en quién confiar.

3. Las agencias y los departamentos gubernamentales en China no están operando correctamente

Guangzhou Daily informó que cuando un consumidor quiso informar a alguien sobre los productos orgánicos falsos, lo rebotaron entre cuatro departamentos del gobierno antes de descubrir que ninguno de ellos tenía la autoridad para hacer frente a este problema, según The Epoch Times, una fuente independiente de noticias de China.

Al mismo tiempo, el USDA está tratando de mantener un registro de todos los envíos procedentes de China (aunque la agencia tiene acusaciones propias de fraude), pero han informado que varios envíos de granos y bayas orgánicas, estaban llenos de pesticidas inseguros. Cualquier agencia en el lado chino que aprobó el envío, no estaba siguiendo las regulaciones.

Informes también han afirmado que muchos productores de alimentos chinos, simplemente compran papeles de certificación orgánica ilegalmente, y luego cultivan alimentos de una manera no orgánica.

4. Suplementos y hierbas de China están a menudo contaminados con plomo

Debido a que muchas hierbas tienen propiedades desintoxicantes, absorben metales pesados ​​fácilmente. Se ha probado, por ejemplo, que la clorela de China estaba muy contaminada con aluminio, y también contenía arsénico, cadmio y plomo.

Aunque no son orgánicas, muchas compañías convencionales de té verde han utilizado ilegalmente productos químicos prohibidos, según ha informado Greenpeace. ¿Puede sucederle al té orgánico? – Podría, porque no se puede confiar en la certificación orgánica de China.

5. Corrupción: China ha elaborado una etiqueta de certificación orgánica y otros documentos

Los rumores sobre las empresas en China que forjan documentos, han existido por años. Y en 2011 USDA dio a conocer pruebas de un certificado orgánico fraudulento realizado por una empresa no certificada. La firma utilizó esta falsa certificación, para pasar la soja no orgánica, el mijo y el trigo sarraceno como orgánicos, de acuerdo con la Cornucopia, el organismo de control agrícola de la nación.

6. Los productos orgánicos en China son a menudo certificados por terceras agencias

La agencia encargada de certificar los productos orgánicos en China, es el Centro de Certificación Orgánica Chino (COFCC). Sin embargo, se ha informado que sólo inspeccionan el 30% de los productos, el resto son inspeccionados por empresas privadas de terceros.

Aunque los productos orgánicos importados a los Estados Unidos deben ser certificados por un certificador del USDA, no hay suficientes certificadores para satisfacer la necesidad, y el USDA se basa en la contratación de certificadores terceros en China. En al menos una ocasión el certificador de China proporcionó el papeleo, pero no confirmó físicamente que el alimento orgánico cumpliera con las regulaciones orgánicas.

Hasta que se apliquen mejores reglamentos en China, y el país resuelva su problema de contaminación, podría ser prudente evitar los alimentos de China en conjunto, aunque tengan el sello “orgánico”. Porque incluso si no se falsifico, puede no significar un lote completo teniendo en cuenta la grave situación medioambiental del país.

Según una investigación de 2008 por una estación de noticias en Washington, D.C., Whole Foods, en particular, vende una tonelada de productos orgánicos de China. La compañía orgánica “California Blend” llegó incluso del país, antes de que esta investigación saliera y obligara a Whole Foods a cambiar. Whole Foods dijo en 2010 que dejó de comprar verduras congeladas de China en su propia línea de productos, a excepción de edamame.

Más información en el vídeo a continuación:

Si disfrutaste este artículo o aprendiste algo nuevo, no olvides compartirlo con otros para que tengan la oportunidad de disfrutar de esta información gratuita. Este artículo es de código abierto y gratuito para volverlo a publicar o utilizarlo si se le da un enlace directo a la URL original del artículo. Gracias por tomarte el tiempo para apoyar una iniciativa de código abierto. Creemos que toda la información debe ser gratuita, y estar disponible para todos. ¡Que tengas un buen día y esperamos verte pronto!

Publicidad