LA HIPERTENSION, UN ENEMIGO PELIGROSO

0
100

La hipertensión es el origen de las enfermedades cardiovasculares, que son la primera causa de mortandad en nuestro país, tanto las cerebrovasculares como los infartos de miocardio en el hombre o el ictus en las mujeres. En sólo 10 años se ha doblado el número de defunciones debidas a esta causa. Además, está ligada a muchas otras enfermedades: afecta al cerebro, a los riñones, a las grandes arterias, al fondo del ojo…Por ello, más vale prevenirla o eliminarla tan pronto como aparezca en nuestras vidas 

Se considera que una persona es hipertensa cuando sus cifras de tensión arterial mínima (diastólica) y máxima (sistólica) son iguales o superiores a 140/90 mmHg (milímetros de mercurio). Es conveniente medir periódicamente el estado de nuestra tensión arterial.

Publicidad

la hipertensiónEl corazón, al bombear la sangre, la impulsa y hace que ésta ejerza una presión en las arterias, que si es excesiva conlleva riesgos importantes para la salud. Las posibles complicaciones nunca se dan de inmediato, sino que se manifiestan lentamente sin apenas percatarse de ello la persona que lo padece.

La medicina tradicional recomienda medicamentos que sólo se centran en los síntomas, manteniendo la tensión arterial dentro de unos límites de forma artificial a costa de alterar el metabolismo del organismo, convirtiendo la hipertensión en una enfermedad crónica. Además, conllevan efectos secundarios, que pueden incluir fatiga, insomnio, disfunción eréctil, cefaleas, náuseas, erupciones cutáneas, crisis de gota, calambres. Estos medicamentos son indispensables cuando una persona se encuentra en riesgo de accidente inminente debido a una tensión demasiado elevada (160 mmHg o más), para, regular la circulación sanguínea y la presión arterial y hacer que bajen urgentemente.

Son varias las causas que dan pie a la hipertensión, las más habituales son un excesivo consumo de sal y de  alcohol. Depurar el cuerpo eliminando las toxinas ayuda a rebajar el riesgo. Una alimentación equilibrada, rica en frutas y verduras, hacer un mínimo de ejercicio diario y respetar el descanso diario son pautas a seguir para evitar este desequilibrio y mantener un estilo de vida saludable.

 

Let’s block ads!

Publicidad