Médicos no aceptaron examinarla y la enviaron a casa. Puso sus síntomas en Google y rompió en llanto

0
79

La respuesta del hospital fue insólita y sobre todo discriminadora. Todavía nos cuesta creerla.

Publicidad

Abby Landy no fue precavida y se dio cuenta en seguida. Comenzó una relación amorosa y luego de acostarse con ese nuevo hombre se sintió afiebrada y con escalofríos. Fue inmediatamente al hospital, pidiendo que le hicieran los exámenes de enfermedades de transmisión sexual correspondientes. Tuvo que pedirlos varias veces porque ellos solamente querían darle antibióticos, pero ella tenía un fuerte -y mal- presentimiento.

Tras un largo rato de discusión, decidieron hacerle solamente los básicos… querían que dejara de insistir. Viendo que todo salía negativo, la enviaron de vuelta a su hogar.

Ese fue el momento más difícil. Intranquila, decidió buscar ayuda en otro lugar: Google. Anotó sus síntomas para ver que aparecía… y la respuesta la dejó en shock: VIH.

Volvió corriendo al hospital pidiendo específicamente el examen del SIDA. No podía creer lo que le respondieron. Seguían negándose. La razón la molestó aún más.

“No es necesario. Tú sabes, eres una mujer australiana y heterosexual, las posibilidades de que tengas contacto o de que te contagies el SIDA son tan mínimas que hacer el examen es verdaderamente innecesario”.

Por suerte, Abby ya había demostrado que podía ser insistente si la ocasión lo ameritaba… y lo logró, le hicieron el examen.

El resultado que arrojaba era lo que ella se temía, pero esperaba: positivo.

Sintió vergüenza, ya que en el mismo hospital juzgaban a quienes tenían VIH. No podían creer que ella, siendo heterosexual, lo hubiese contraído.

Pero decidió transformar la vergüenza en algo que sirviera: que su caso no se repitiera. Está convencida de que la gente debe dejar de pensar que el SIDA es una enfermedad de hombres homosexuales y hoy busca que los exámenes que le negaron comiencen a ser de rutina, tanto para hombres como mujeres, gays y heterosexuales.

“Me sentía avergonzada, pero encontré grupos privados con otras mujeres que habían obtenido un positivo… sentí que mi situación me permitió tener el privilegio de hablar acerca de mi experiencia. Después del diagnóstico soy la misma persona. Tienes un virus en tu cuerpo, pero todavía tienes la misma alma y la misma mente”.

Esperamos que su iniciativa logre cumplirse, así todo el que contraiga el virus pueda ser diagnosticado a tiempo, independiente de cualquier cosa. Dicho esto, también esperamos que nadie piense que una búsqueda en Google es suficiente para diagnositicar una enfermedad, ya que sólo los profesionales de la salud pueden realizar los exámenes necesarios para obtener un diagnóstico de manera responsable.

 

La entrada Médicos no aceptaron examinarla y la enviaron a casa. Puso sus síntomas en Google y rompió en llanto aparece primero en alimentaycura.com.

Publicidad