Los dispositivos electrónicos NO deben usarse hasta los 12 años de edad. Estas son las razones!!

106

Los dispositivos electrónicos están por todas partes, por ende es muy común ver a las personas en restaurantes, paradas de autobús, cafés y demás con uno en su mano.

Publicidad

Estos dispositivos han generado una dependencia y efectos secundarios en las personas mayores, por ello no es recomendable que los pequeños de la casa hagan uso de ello, aunque desafortunadamente esto se vuelve muy común.

Es importante que los pequeños de la casa no tengan tanto acceso a ellos hasta los 12 años, aproximadamente. Por ello nosotros te diremos cuales son las razones por las cuales no deben dejar que los utilicen.

No permitas que tu hijo menor de 12 años utilice dispositivos electrónicos.

Si tienes menores de 12 años en casa, no debes dejar que los utilicen y aquí te damos a conocer las razones.

1. Obesidad: Es común que cuando utilicen estos aparatos los niños se queden quietos y no realicen ningún tipo de ejercicio. El sedentarismo es una de las principales razones de la obesidad infantil, es importante que si dejas que tu hijo utilice estos equipos coloques un horario y además los incentives a practicar deportes.

2. Falta de sueño: El principal problema es que los pequeños descontrolan sus horarios, ya que suelen tener la computadora en su cuarto así que se desvelan y esto produce un bajo rendimiento académico.

3. Producen adicción: Puede provocar una adicción muy marcada a este tipo de aparatos. Esto induce a un aislamiento cada vez más marcado que separa a los padres de los hijos.

4. Trastornos mentales: El uso inadecuado de la tecnología también provoca un incremento en cuanto a diferentes tipos de trastornos mentales: depresión infantil, la ansiedad, el autismo. También se incluye la psicosis y el trastorno bipolar que desembocan en un niño muy problemático.

Otros efectos nocivos de los dispositivos electrónicos.

Aislamiento social: Este efecto se caracteriza por la falta de contacto con las personas de nuestro entorno, como el lugar de trabajo, familia y diversas actividades sociales.

Contenido sexual al alcance de todos: Si bien es cierto la tecnología pone en nuestras manos información valiosa con pocos clic, de la misma manera los niños y jóvenes sin supervisión adulta tienen acceso a contenido pornográfico de forma desmedida y a otro tipo de información para la cual pueden no estar preparados.

Pérdida de tiempo valioso: Nos parece más provechoso pasar horas en los videojuegos, chatear o ver videos divertidos en YouTube, que invertir el mismo tiempo en hacer ejercicio, caminar o pasar tiempo con nuestra familia y amigos.

Pérdida de la privacidad: Atrás han quedado los años cuando para estar en privado solamente teníamos que estar fuera de línea. Ahora las redes sociales, chats, smartphones, gps, mensajes de texto, correo electrónico y demás forman parte de una extensa lista de recursos que cualquier individuo puede usar para “ubicarnos” en cualquier momento.