La reflexiologia y el Yoga

0
279

También llamada “terapia de zona”, reflexiologia o quiropresión; fue descubierta en 1917 por el Dr. norteamericano William H. Fitzgerald; sin embargo los verdaderos orígenes de este método curativo deben ser buscados en la antigua acupuntura china.

Publicidad

La reflexología actúa sobre las terminaciones periféricas de los nervios centrípetos, que producen reacciones orgánicas y que por el estímulo provocado tienen un efecto terapéutico.
Todos los órganos están relacionados entre sí de tal modo que la modificación de uno repercute en otro provocando cambios o adaptaciones fisiológicas que con el tiempo provocarán efectos patológicos. El estímulo puede ser mecánico, digital o por corrientes eléctricas.

Debemos considerar a cada dedo de nuestros pies como una individualidad eléctrica extremadamente sensible a la presión. Si presionamos con firmeza en la punta del dedo gordo controlaremos la primera zona entera. Pero si la presión la hacemos en la zona del dedo efectuaremos únicamente la zona individual que corresponde a este punto.

Se puede realizar en cualquier lugar y hora, a cualquier edad estimula la circulac ión de los órganos internos, favoreciendo su funcionamiento, alivia el dolor y la tensión, restituye la vitalidad y en general ayuda al proceso natural de curación.

Este sencillo aparato es de gran utilidad ya que estimula los órganos del cuerpo activando las terminaciones nerviosas que se encuentran en las plantas de los pies.

En el esquema que antecede se observan los puntos de reflejo de los distintos órganos y regiones del cuerpo (Figuras 12 y 12A).

Utilizando el reflexor se eliminan ciertos problemas relacionados con la circulación, por ejemplo: várices, problemas de la presión, relaja el sistema nervioso y ayuda a eliminar dolor de cabeza; si se utiliza antes de dormir, ayuda a erradicar el insomnio.

Cómo emplear el reflexor

Es conveniente tener el pie desnudo y libre de cualquier presión, debe hacerse el movimiento de pie o sentado, apoyando fuertemente la planta de uno de los pies sobre el reflexor; deberá rodarse (de preferencia sobre una base suave como tapete o alfombra) desde la punta de los dedos hasta el talón y continuar así sucesivamente durante 20 ó 30 minutos diarios con cada pie (o como lo indique su médico).
Nota: Se puede iniciar el masaje con el pie izquierdo para obtener mejores resultados.

A continuación se describe la forma más conveniente de utilizar el reflexor

1. Sentado en una silla apoyar el codo sobre la rodilla del pie que va a ser masajeado, colocar el reflexor en el piso y el pie encima de éste, haciendo presión rodando el artefacto con el pie de punta a talón.

2. Dar masaje e n la parte lateral del pie y repetir la misma operación.

3. Dar masaje a la parte interna del pie, para estimular el reflejo a la columna de adelante hacia atrás y viceversa.

4. Con un extremo del rodillo se puede dar masaje al empeine que es el reflejo a la espalda. Cada ejercicio se puede repetir continuamente por espacio de 3-5 minutos como promedio.

Reflexología de las manos

Los grandes reflexologistas se basaron siempre para efectuar sus masajes de estimulación en tres zonas claves del organismo humano: la planta del pie y colaterales; las manos y muñecas; y el cerebro.

Siguiendo los canales fijados por la acupuntura para poder realizar un equilibrio energético. Ellos medirán los padecimientos de algunos enfermos con sólo estimular las zonas indicadas en la reflexología, ya sea con el uso del reflexor (masaje indirecto) o con el masaje de contacto (entre dos personas masaje directo).

A continuación se anexa una copia del masaje reflejo de la mano con esquemas (figura 13).

Como ya se dijo anteriormente se puede dar con el reflexor pasándolo por el punto a tratar, o se puede dar con la ayuda de otra persona que presione con sus pulgares y masaje e

en redondo la zona elegida (para incrementar o dispersar energía); también puede darse un auto-masaje (la misma persona se estimulará las zonas con la mano contraria), y por último bastaría con apretar una pelota de esponja en ambas manos y hacerla rodar dentro para conseguir un estímulo similar.

Yoga

Alternativa terapéutica de alto valor ya que a través de las diferentes posturas se proporciona un masaje interno a todos los órganos del cuerpo, además proporciona un descanso físico, mental y emocional equilibrando el funcionamiento del sistema endócrino.

Existen muchas y diversas posturas de yoga, cada una enfocada a estimular centros de energía o glándulas endócrinas, para practicar posturas de yoga es recomendable primeramente utilizar las siguientes actividades:

1. Gimnasia psicofísica.

2. Relajamiento consciente.

3. Baño de agua natural.

La práctica del yoga se puede llevar a cabo en cualquier Instituto Profesional.

A continuación se presentarán algunas de las posturas de yoga.

Colocar el talón derecho junto al muslo izquierdo, la pierna derecha horizontal sobre el suelo. Pasar el pie izquierdo por encima del muslo derecho y apoyar la planta del pie sobre el piso. Volver el tórax hacia la izquierda, volver la cabeza hacia la izquierda y el mentón a la altura del hombro.

El pensamiento en la columna vertebral, respirar con un ritmo acompasado. Invertir luego el ejercicio hacia el lado derecho (Figura 14).

Efecto terapéutico: Conserva la columna vertebral flexible al tomada de derecha a izquierda, corrige desviaciones de la columna y beneficia el sistema nervioso. Masajea los órganos internos, estómago, bazo, hígado, vesícula, páncreas, etc., logrando una intensa acción terapéutica y rejuvenecedora en todo el organismo.

Tendido de espaldas en el suelo. Llevar los brazos a 10 largo del cuerpo junto a los costados. Se exhala poco a poco llevando el torso hacia adelante hasta que las manos tomen los tobillos, la frente toque las rodillas y los codos descansen en el suelo. No doblar la rodillas ni arquear las piernas. El pensamiento está colocado en las vértebras dorsales (Figura 15).

Efectos terapéuticos. Estimula los órganos abdominales. Produce un estiramiento de las vértebras de la columna beneficiando las terminaciones nerviosas del abdomen y espalda. Corrige la insuficiencia hepática renal y activa la circulación sanguínea en los órganos sexuales, recto, próstata, útero y vejiga.
Acostado, elevar ambas piernas, flexionarlas y presionar con ambas manos (Figura 16).


Efectos terapéuticos. Evita el estreñimiento y la formación de gases.
Misma postura anterior sólo que se lleva la frente a las rodillas apoyándose en unas cuanta vértebras (Figura 17).


Efectos terapéuticos. Excelente postura contra el insomnio, confiere al practicante equilibrio y dominio propios, fortaleciendo la voluntad.
Tendida de espaldas en el suelo con los brazos extendidos a lo largo del cuerpo y las palmas en el piso, levantar los pies hasta lograr tocar el suelo por detrás de la cabeza con los dedos de los pies (Figura 18).


Efectos terapéuticos. Masaje a las glándulas tiroideas y las paratiroideas. La columna vertebral sufre un fuerte estiramiento que le brinda una gran elasticidad.
Se llevan los brazos hacia la espalda 10 más cerca posible de los hombros. Se elevan las piernas quedando el cuerpo en erección sobre los hombros (Figura 19).

Efectos terapéuticos. El cuello y la cara reciben una generosa irrigación de sangre, los pulmones y el cuello se limpian con la afluencia de sangre y evita la formación de várices en las piernas y arrugas prematuras en el rostro por la fuerte alimentación sanguínea.

Sentado en el suelo cruzar las piernas en tijera y en una exhalación acercar el empeine del pie derecho sobre el muslo izquierdo. Las manos apoyadas en las rodillas, pensamiento dirigido al corazón (Figura 20).


Efectos terapéuticos. Estabilidad mental y física. Magnífica como sedante del sistema nervioso.
Recomendaciones generales:

• De preferencia practicar yoga en un instituto guiado por un instructor profesional.

• Cada postura deberá realizarse no más de 1 minuto.

• Practicada por lo menos 3 horas después de haber ingerido alimentos.

• No tomar alimentos hasta después de una hora de haber realizado su práctica.

Publicidad