Madre e hija humilla a una mujer obesa que esta probándose un vestido de novia, pero no creerás lo que hizo la jefa de la tienda.

0
160
Madre e hija humilla a una mujer obesa que esta probándose un vestido de novia, pero no creerás lo que hizo la jefa de la tienda.
Madre e hija humilla a una mujer obesa que esta probándose un vestido de novia, pero no creerás lo que hizo la jefa de la tienda.

La sociedad se ha encargado de crear parámetros de belleza que a veces son muy radicales, porque terminan causando efectos desfavorables en las personas, clasificando a las personas en categorías y excluyendo a otras de ciertas situaciones simplemente por su forma física.

Vivimos en un mundo donde el criterio de la imagen personal puede llegar a ser tan fuerte que existe discriminación y agresiones cuando una persona luce diferente a lo que se desea ver, lo cual es un asunto muy grave.

Hoy en día, por esa razón, hay movimientos de concientización sobre la imagen personal, sobre la aceptación y sobre que debemos querernos tal y como somos sin importar lo que los demás digan, así como también hay que comenzar a controlar lo que se dice sobre los demás.

Mira lo que hizo la encargada de la tienda al ver lo que hablaban estas mujeres

Así bien, lo que ocurrió en este caso fue un típico caso de discriminación y crítica hacia una figura diferente. Lo que pasó fue que una madre e hija se encontraban en una tienda de vestidos de novia, la hija de la mujer era alta y delgada, esbelta y con un cuerpo muy definido.

Las mujeres notaron que otra chica también se estaba probando su vestido para su momento especial, pero esta otra mujer era una chica gordita, con unos kilos de más, por lo que la pareja de

madre e hija comenzaron a burlarse con comentarios como “no sabía que las ballenas se apareaban” y comentarios de esta índole.

Las mujeres lo hacían en voz baja como si se estuvieran escondiendo, pero no lo suficiente como para que la chica gordita no las escuchara. Por lo que ella comenzó a sentirse incómoda y apenada y quiso huir de la tienda.

Cuando la chica se quita el velo y se lo da a la encargada de la tienda para huir rápidamente, la encargada la detiene, y se enfrenta a las dos mujeres que se burlaban de la chica. La encargada de la tienda les pide que se retiren y les niega la venta del vestido que probaban, evidentemente las mujeres se molestas y la chica comienza a hacer un berrinche destruyendo gran parte del establecimiento.

La encargada le dice que ella aún tiene los datos de la tarjeta de crédito de la mujer, por lo que todos los daños correrán por su cuenta. Además les dijo que si no se retiraban de la tienda, llamaría a la policía.

La encargada le dijo textualmente lo siguiente: “Me rehúso a ayudar a alguien que se cree más que los demás, que humilla y ofende y que no le importa lastimar los sentimientos de otras personas. En mi tienda no deseo a ninguna novia que crea que no merece casarse por cómo se mira, en mi tienda no hay espacio para personas tan desagradables como ustedes y como aún conservo la información de la tarjeta de crédito de su hija, así que le informo que todos los destrozos serán cargados a ella, así que si no se retiran de mi tienda llamaré de inmediato a la policía.¨

La encargada tenía una hija que sufría de sobrepeso por un problema con la tiroides, por ello estaba tan indignada ante tal acción. Sin duda, fue lo mejor que pudo hacer.

Comparte esta información en tus redes.

Let’s block ads! (Why?)

Publicidad