Elimina el sarro definitivamente de manera natural! No destruya tu sonrisa!

0
169

El sarro es la placa bacteriana de color amarillento que se acumula y se endurece en el esmalte de nuestros dientes, sobretodo junto a la encía.

Esto es debido a varios motivos, ocasionando un mal aspecto a nuestra dentadura.

Publicidad

Elimina el sarro definitivamente de manera natural! No destruya tu sonrisa! Comparte es importante.

En este artículo te explicamos las causas del sarro, así como los remedios para eliminarlo de la manera más natural, con la alimentación, remedios naturales y algunos sencillos consejos.

Cuales son la causas de la creación del sarro en nuestros dientes?

El motivo principal del sarro es una alimentación excesivamente acidificante, rica en azúcares, alimentos refinados y grasas perjudiciales. A pesar de que muchos creen que la primera causa es una mala higiene dental, en realidad ésta no sería tan necesaria si consumiéramos la cantidad suficiente de frutas y verduras crudas.

Una mala higiene dental contribuye a la aparición de la placa bacteriana.

Si somos adictos a estos tres elementos. El café, el té negro y el tabaco.

 ¿Por qué debemos prevenir el sarro?

El sarro no sólo es una cuestión estética. Si no se previene o se trata, a la larga esa acumulación de bacterias provoca una inflamación de las encías, pudiendo ocasionar gingivitis.

Alimentos con nutrientes que previenen el sarro en los dientes.

Los alimentos más recomendados son las frutas y los vegetales crudos, especialmente las manzanas y los vegetales de hoja verde como las espinacas, las acelgas, la lechuga, la rúcula, etc.

El sésamo, por su gran contenido en calcio.

La estevia es una planta que actúa como endulzante natural y que es muy beneficiosa para nuestros dientes.

El agua de mar es un suplemento remineralizante que nos ayuda a limpiar y fortalecer nuestros dientes, además de ser alcalinizante.

La arcilla blanca de uso oral nos ayuda a alcalinizar nuestro organismo y también el pH de nuestra boca.

 Los enjuagues de aceite.

Los enjuagues de aceite de girasol son un método de curación de la cultura ayurvédica de la India. Nos permite limpiar nuestra dentadura, tratar problemas bucales y además permite sacar toxinas al exterior y limpiar nuestra boca en profundidad. Está especialmente recomendado en casos de infecciones de la boca, problemas de las encías, placa dental, gingivitis, dentadura oscurecida y dientes flojos. Sólo necesitaremos aceite de girasol o de sésamo de primera presión en frío.

Remedio con carbón activado. El carbón activado es un remedio excelente para blanquear y limpiar nuestros dientes, así como para prevenir enfermedades bucales. Lo podemos conseguir en herbolarios o tiendas de productos naturales, y bastará que nos cepillemos bien los dientes con este polvo durante dos minutos. A pesar del color negro, cuando nos aclaremos bien los dientes con agua los notaremos mucho más limpios.

Es fundamental que sea de origen vegetal (madera, coco, etc.) y no procedente del petróleo. Asimismo, al igual que el bicarbonato de sodio, al ser abrasivo no debe usarse en exceso y mucho menos con frecuencia. Es importante tener cuidado en su uso, pues su abuso podría dañar nuestro esmalte dental. Todo debe aplicarse con moderación.

El agua oxigenada y bicarbonato.

 El agua oxigenada es un gran blanqueador natural, y por ello podemos usarlo, una vez a la semana, añadiendo tres gotas en nuestro cepillo de dientes.

El bicarbonato de sodio es otro antiguo remedio para limpiar nuestros dientes y además nos ayuda a prevenir la acidez. Podemos usarlo para cepillar nuestros dientes con suavidad, para no rallar el esmalte, un máximo de dos veces por mes o semana de intermedio.

Recomendaciones. Como hemos comentado en este artículo, también es fundamental realizar diariamente una buena higiene dental.

Cepillaremos nuestros dientes después de cada comida, durante al menos dos minutos, insistiendo bien en todos los dientes y muelas.

Usaremos preferiblemente un dentífrico ecológico y natural, ya que los convencionales contienen sustancias demasiado agresivas con nuestro pH bucal.

Usaremos el hilo o seda dental cada noche antes de acostarnos, para eliminar los restos de comida de entre los dientes.

Podemos usar también un enjuague bucal. Si deseamos uno natural podemos hacerlo con infusión de tomillo y menta o bien con agua de mar diluida en dos partes y media de agua natural.

Si tenemos sarro antiguo visitaremos al odontólogo para realizar una limpieza dental, a pesar de que no se recomienda tampoco realizarlas demasiado a menudo, ya que podrían dañar nuestro esmalte.

Imagen:

Let’s block ads! (Why?)

Publicidad