Esta niña va hacer adoptada por una familia, pero algo paso y al girar todos quedaron en shock

0
123

Los hijos son unos de los mejores regalos que la vida puede regalarnos. Como sabemos, con la llegada de un hijo, las cosas cambian radicalmente para las parejas. Ahora, la nueva prioridad será el bienestar de la criaturita que ha llegado.

Por eso, las parejas se ponen muy contentas cuando les dicen que se convertirán en padres. No obstante, no todas las parejas pueden tener el privilegio de concebir hijos. Algunos tienes que pasar por el traumático momento de aceptar que no son fértiles.

Publicidad

Como resultado, aunque la pareja busque tener un hijo, no pueden conseguirlo. En estos casos, lo que muchos hacen es recurrir a la adopción de un hijo.

Si usted ha pasado por este proceso, o conoce a alguien que lo haya realizado, sabrá que no es nada fácil. Es un largo y tedioso proceso que puede resultar una pesadilla para cualquiera. Especialmente para los niños, esto es algo muy aburrido. Tener que ir a la corte y seguir todos los procesos burocráticos es una pesadilla para ellos.

Una adopción muy particular

No obstante, hay personas que toman en cuenta estas cosas y ayudan a reducir el estrés de estos procesos. Eso fue lo que sucedió en el proceso de adopción de Danielle de 5 años. Desde muy pequeña, su familia la había acogido y la había cuidado muy bien. Pero no fue sino hasta casi 5 años más tarde cuando pudieron adoptarla legalmente.

El gran día de la adopción había llegado, y la familia se dirigía a la corte para finalizar con el proceso. Los padres tenían en cuenta que quizás para su hija, este proceso sería muy aburrido y traumático. Por eso, decidieron hacer algo para que aquel día fuera inolvidable para su pequeña. De ahí que modificaran el proceso de adopción para hacerlo más interesante.

Lo que hicieron ambas familias implicadas en el proceso de adopción, fue ir arregladas con atuendos de princesas. Pero eso no fue todo. Cuando las familias se sentaron delante del estrado a esperar la juez, ocurre lo inesperado.

Luego de realizar los procesos rutinarios antes de comenzar con el caso, la juez hace un comentario. Ella dijo: “Se que en nuestra sala contamos con una princesa, así que haré mi mejor esfuerzo y también seré una princesa.”. En ese momento comenzó a quitarse su túnica y a adornarse con complementos característicos de Blancanieves.

Las sorpresas continúan

En ese mismo momento, a la niña se le dibujó una gran sonrisa en el rostro. Sin embargo, las sorpresas no se acababan ahí. Luego que la juez terminara de arreglarse, comenzaron a pasar a la sala varias princesas y príncipes. La sala se llenó con personajes sacados de un cuento de hadas. La niña estaba muy contenta por la experiencia que estaba viviendo.

Luego de realizar todo el proceso de adopción, fue la misma Danielle quien golpeó el martillo para cerrar el caso. De esa forma, la juez estaba concluyendo con el proceso de adopción. Pero la que más contenta esta era la pequeña Danielle por lo que había vivido aquel día.

Después de concluir el proceso en el tribunal de justicia, a la familia le esperaba una fiesta. Allí fue cuando la niña se pudo acercar a las princesas y compartir con ellas. Toda la familia disfrutó mucho el día de la adopción.

No cabe duda que estos profesionales se merecen un aplauso. Ellos estuvieron dispuestos a cumplir con sus responsabilidades, dejando de lado los fríos y aburridos procesos burocráticos. En su lugar, hicieron del proceso de adopción una experiencia inolvidable para Danielle. También la nueva familia de la pequeña por haber planificado todo y hacer de aquel día memorable.

Let’s block ads! (Why?)

Publicidad