Té de lavanda

0
152

Además de ser una planta muy utilizada por sus propiedades aromáticas, la lavanda posee gran diversidad de propiedades medicinales, que se pueden aprovechar bebiendo su infusión.

Lavandula officinalis

Publicidad

Aprende, a continuación, cómo realizar una infusión de lavanda para aprovechar todos los beneficios medicinales que provee.

Lee también: Té de ruda para los retrasos menstruales

Cómo hacer té de lavanda

El té o infusión de lavanda, cuyo nombre científico es Lavandula officinalis, es muy fácil de preparar. Para la realización de esta infusión es necesario tener los siguientes

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de flores desecadas (el doble si no se encuentran secas)
  • 1 litro de agua
  • Miel (si se quiere endulza)

Preparación: 

  • Hierve las flores secas en el litro de agua durante 10 minutos.
  • Apaga el fuego y deja reposar unos minutos
  • Cuela la infusión y endúlzala a gusto.

Lee también: Té de orégano: para qué sirve y cómo debes prepararlo

Para qué sirve la lavanda

Conoce a continuación todas las propiedades de la lavanda y qué tipo de afecciones se suelen tratar con su infusión:

  • Sedante. Posee propiedades sedantes, las cuales se encuentran principalmente en sus flores, y en menor medida en las hojas. Debido a esto, el consumo de las infusiones descritas anteriormente, son muy útiles para tratar casos de nerviosismo o ansiedad, además de atenuar los efectos que estas situaciones pueden generar, como por ejemplo dificultades al dormir.
  • Hipotensora. Esta infusión de flores de lavanda es muy útil para reducir la presión arterial, estando especialmente indicada para aquellas personas que padezcan de hipertensión.
  • Carminativa. La infusión de lavanda es muy efectiva para problemas estomacales como gases y cólicos.
  • Expectorante. La planta de lavanda en infusión, produce un efecto broncodilatador por lo que es recomendada para problemas como tos excesiva, bronquitis y asma.
  • Febrífuga. La lavanda estimula la transpiración por lo que es efectiva para poder controlar la fiebre.
  • Cicatrizante. El té de lavanda también se utiliza de forma tópica para curar lesiones, heridas, úlceras y llagas en la boca.

La dosis de estas infusiones fluctúa entre las 2 y 4 tazas diarias. Si se consumen para tratar los problemas para dormir es importante ingerirla durante las noches.

Lee también: Té de ruda: ¿para qué sirve la ruda en infusión?

Dónde comprar lavanda seca

Adquirir lavanda seca no es difícil. Suele encontrarse en dietéticas y herboristerías, asi como también pueden adquirirse por Internet.

Es recomendable siempre, visitar sitios de proveedores seguros antes de hacer compras virtuales para evitar posteriores estafas y garantizar el origen y procedencia del producto.

En el caso de no conseguir fácilmente en la zona donde resides, debes saber que el cultivo de lavanda, no requiere demasiados cuidados. Puedes adquirir plantines en viveros y puedes plantarlo en la tierra o tener lavanda en maceta pequeña. Una de las cosas más importantes es que debe ubicarse en un sector con abundante sol.

Lee también: Té de hierbabuena

Remedios naturales con lavanda

Además del té de lavanda, existen otros remedios caseros que puedes elaborar tu mismo para tratar diversas afecciones. Aquí te comparto algunos:

  • Remedio casero para la sinusitis: aprende este sencillo remedio casero para que te ayudará a desinflamar las vías respiratorias nasales y calmar la sinusitis de forma efectiva y natural.
  • Aceite de lavanda para contracturas: el aceite de lavanda es uno de los más utilizados por masoterapeutas junto al de manzanilla y el de  romero. Descubre cómo elaborar un aceite y qué propiedades posee para aliviar contracturas.
  • Remedio de lavanda contra el estrés:  la flor de lavanda, posee propiedades aromáticas que ayudan a relajar la mente y el cuerpo para contrarrestar el estrés de una larga jornada. Aprende cómo hacerlo tu mismo y olvídate del cansancio y la fatiga.
Alimentaycura. Alimentaycura8230;

Let’s block ads! (Why?)

Publicidad