Hazte un peeling con aspirinas y termina con las manchas, cicatrices, arrugas y acné.

0
1194

Nuestra piel siempre está expuesta a muchas condiciones, tanto climáticas como de limpieza.

Publicidad

De tal manera que si no la limpiamos con frecuencia y le damos los cuidados que se merecen nos estaremos enfrentando a una gran cantidad de imperfecciones, como lo son: manchas, arrugas, cicatrices o acné.

Si bien es cierto que para cada una de estas imperfecciones mencionadas existen medicamentos especializados, estos suelen ser muy costosos. Pero no te preocupes, no es la única solución que tenemos, existen remedios caseros con los cuales podemos darle una limpieza a nuestra piel. A continuación te damos la receta de un peeling muy efectivo.

Cómo hacer un peeling con aspirinas

con-aspirinas-y-termina-con-las-manchas-cicatrices-arrugas-y-acne.jpg” alt=”Cómo hacer un peeling con aspirinas” width=”730″ height=”548″>

El tratamiento que te vamos a recomendar es a base de aspirinas, estas pastillas que comúnmente son utilizadas para los dolores de cabeza, pero ahora serán utilizadas para crear un excelente peeling.

Este peeling casero conviene hacerlo de noche y aplicando una pequeña cantidad para evaluar posibles alergias. Luego de realizarlo debes aplicar protector solar porque la piel quedará mucho más sensible.

Ingredientes:

  • 5 aspirinas.
  • 2 cucharadas de miel.
  • 1 cucharada de yogur natural.

Método de preparación:

  • Lava tu rostro con agua fría, toma un paño pequeño, mójalo y colócalo en el microondas durante 30 segundos.
  • Aplica el paño caliente sobre tu cara para permitir que los poros se abran y de esta manera la mascarilla te de mejores resultados.
  • Muele las aspirinas y mezclarlas con el resto de los ingredientes.
  • Aplica la preparación sobre el rostro y déjala actuar por 30 minutos. Lava con agua tibia y aplica una crema hidratante.
  • Tu piel lucirá como nueva. Repite por lo menos 1 vez a la semana.

Consejos para tener la piel de tu rostro limpia

1. Humedezca su cara con un paño de agua tibia. Este ritual de limpieza es por lo general incluido en los servicios que se recibe en un salón de belleza cuando se va a un facial. La única diferencia es que en el salón se toma vapor para abrir los poros de la piel.

2. Lávese bien las manos. Antes de lavar la cara, por muy eficaz que su limpieza sea, debe lavarse las manos. Usted no puede lavarse la cara con las manos sucias. Sus manos está más expuestas a la suciedad y bacterias debido al contacto táctil. Usted necesita asegurarse de que utiliza un buen jabón antibacterial.

3. Use un exfoliador natural. Tome una cucharada de azúcar y sal y mezcle con agua hasta que tenga una pasta fina. Frote sobre su piel con movimiento suaves y circulares prestando atención a la frente, la nariz y la barbilla.

4. Utilice jugo de limón como tónico. El jugo de limón actúa como un agente de limpieza que elimina la suciedad en los poros que los productos de limpieza no pueden eliminar de forma efectiva. Pero, usted no debe tomar más de 10 gotas. Deje actuar durante no más de 3 segundos y enjuague la cara con agua.

Esperamos que estos consejos te sirvan y los lleves a cabo. ¡No te olvides compartir este artículo!

Commentarios

Let’s block ads! (Why?)

Publicidad