5 trucos secretos para bajar de peso a cualquier edad

0
91
5 trucos secretos para bajar de peso a cualquier edad
5 trucos secretos para bajar de peso a cualquier edad

Cada año, al parecer, la aguja en la escala es un poco más difícil que de su brazo a torcer.

Recortas el tamaño de la porción; dices: “No, gracias” al postre; te apuntas en una clase de Zumba y sin embargo, el tamaño de los pantalones vaqueros sube y tu nivel de energía disminuye. ¿Que está pasando?

5 trucos secretos para bajar de peso a cualquier edad

trucos para bajar de peso a cualquier edad

A partir de nuestros primeros 40, nuestros cuerpos pasan por una serie de cambios que afectan profundamente a la digestión, el metabolismo y otras funciones corporales. Gracias a los cambios hormonales y otros, la tasa de crecimiento de nuestras células se ralentiza mucho. Esto algo que tenemos que aprender a evitar.

A veces, sin embargo, algo se sale del camino, metabólicamente hablando, y hay un problema médico subyacente que necesita ser tratado antes de que las medidas habituales de pérdida de peso tengan ningún efecto. Aquí hay un plan de 5 pasos para la comprensión de los desafíos que impiden la pérdida de peso a más de los 40 y aprender a superarlos.

1. Conoce los nuevos ritmos biológicos del cuerpo y adáptate a ellos.

Cuando se trata de la quema de calorías, es una ecuación bastante simple. Lo que entra debe ser quemado o se pegará a nuestras costillas. La adquisición de peso es absurdamente fácil, comer sólo 100 calorías extras al día (100 más de lo que tu cuerpo quema) conducirá a un aumento de peso de 9 a 10 libras durante el transcurso de un año, según los expertos.

¿Cuánto son 100 calorías? No mucho: Una lata de Coca-Cola contiene 155 calorías, una barra de chocolate más de 200.

Por supuesto, esa cola o esa galleta con chispas de chocolate no es ningún problema si estamos caminando o corriendo fuera. Pero después de los 40, nuestro nivel de actividad tiende a disminuir también. Así que el reto es llevar los dos en equilibrio.

Haz una lista de lo que funciona para ti y lo que no. Tus propios hábitos saludables en el pasado son los más propensos a trabajar para ti ahora.

2. Elimina las condiciones metabólicas subyacentes.

¿Te sorprende saber que los problemas de tiroides golpean a tantos como los es 1 de cada 5 adultos mayores de 40 años ¿Y 8 de cada 10 de esos adultos son mujeres? El más común de ellos es el hipotiroidismo, una tiroides hipoactiva y es una de las principales razones de porque muchas mujeres mayores de 40 años no pueden perder peso.

Si sospechas que el hipotiroidismo podría estar haciendo más lento tu metabolismo, el primer paso es llamar al médico y pedir una prueba de tiroides.

3. Dormir más para quemar más calorías.

Como cualquier mujer perimenopáusica u hombre trabajador de más de 35, se podría decir que el sueño se pone cada vez más difícil de alcanzar a medida que se envejece. No es sólo que estamos más ocupados o más estresados. También tenemos varios problemas físicos, como dolor de espalda, roncar, sudores nocturnos, cualquiera de los cuales pueden interferir con tener una buena noche de sueño.

Sin embargo, paradójicamente, conseguir una buena noche de sueño es una de las claves para perder peso. En los últimos años, importantes investigaciones han demostrado que la falta de sueño está directamente conectada con el aumento de peso debido a las acciones de dos hormonas, la leptina y la grelina, que manejan el hambre y la saciedad o sensación de saciedad.

Así es como funciona: Cuando estás privado de sueño, los niveles de grelina aumentan, al mismo tiempo que disminuyen los niveles de leptina niveles. El resultado es más deseo, menos sensación de saciedad. A esto se añade el hecho de que las personas con falta de sueño a menudo anhelan alimentos de “energía”, que tienden a ser dulces o salados, y se podrás ver cómo pequeños cambios en tu rutina pueden sumar a un gran aumento de peso.

Y hay más. Recientemente, los estudios han demostrado que nuestros cuerpos son metabólicamente más activo mientras dormimos y que menos de seis horas de sueño afecta la tolerancia a la glucosa, un precursor clave para la diabetes. Así que cuanto más tiempo dormimos, es más eficiente nuestro motor interior de quema de grasa y de procesamiento interior de azúcar.

Añade todos estos juntos y podrás ver un patrón emergente: Cuanto más viejo somos, más difícil es conseguir una buena noche de sueño y cuanto menos dormimos, lo más probable es que vamos a subir de peso.

¿Qué hacer? Toma medidas para combatir los problemas de sueño y tu cintura se beneficiará también.

4. Entabla una relación sana con tu gusto por lo dulce.

Si te estás muriendo por un dulce, dátelo a ti mismo,saboreándolo lentamente para que se registre plenamente con los sensores de placer de tu cerebro.

Un truco que muchos expertos recomiendan: Corta el tratamiento a la mitad antes de empezar a comer y “Guarda para más adelante”  envolviendo cuidadosamente la segunda mitad hasta puedas o no puede querer que a veces si comes la primera mitad lenta y conscientemente lo suficiente, te sentirás satisfecho. Pero saber que está ahí esa otra mitad juega un buen truco interesante en tu cerebro, lo que tiende a desear otras cosas que percibes como que son escasas.

Además, no se trata de sustituir los dulces con sabores artificiales. Los investigadores han descubierto recientemente que los edulcorantes artificiales no pueden desencadenar la respuesta satisfacción natural del cuerpo.

Así que comer 100 calorías de galletas endulzadas artificialmente sólo le suma a tus problemas; seguirás queriendo la verdadera galleta, por lo que las 100 calorías que acabas de comer fueron en vano.

5. Realiza cambios lentos y realistas en sintonía con tu estilo de vida.

Digamos que quieres perder 10 libras. Para ello, ahora mismo tendrías que quemar 35.000 calorías, un número abrumador que requeriría comer nada durante unas 2 semanas, o correr durante 51 horas, o caminar durante 126 horas. No sólo sería imposible, ya que estos intentos pondrán a tu cuerpo en modo de hambre y esto causará una desaceleración metabólica, saboteando tus esfuerzos.

Pero podría hacer también algo mucho más eficaz, si te dispones a bajar de 1 a 2 libras por semana durante las próximos 5 a 10 semanas. Los estudios demuestran que si tomas un enfoque lento pero constante, es mucho más probable quemar esas 10 libras que están dormidas.

Recuerde que tú eres el único responsable de afinar tu motor metabólico. Decide si vas a centrarte en reducir el número de calorías que estás consumiendo o cambiar el número que estás quemando. Lo más probable, es que encontraras un equilibrio entre los dos, que lo más te conviene.

Si caminas media hora 6 veces la semana será relativamente indoloro para usted, eso es una buena opción; si sólo lo puedes hacer tres veces, hazlo. Si sales al aire libre en un clima de diez grados será singularmente poco atractivo y no quisieras quedar atrapado muerto en un gimnasio, pero no será demasiado difícil renunciar a los postres, entonces, en su lugar dale prioridad a los cambios en la dieta.

Tu principal objetivo debe ser hacer pequeños cambios de estilo de vida, graduales que puedas incorporar en tu rutina diaria y seguirlos con el paso del tiempo. Ese es el secreto final para combatir el aumento de peso a más de los 40.

 

Publicidad