Te enseñamos las partes de la planta que se utilizan en los remedios naturales

0
148

 

Las plantas medicinales son los remedios más antiguos de la humanidad. Todas las culturas se han servido de recursos vegetales para tratar enfermedades y afecciones de forma natural.

Y no sólo están interesados en investigar sus propiedades quienes son partidarios de la medicina alternativa, también lo están los grandes laboratorios farmacéuticos. Porque más de la mitad de los fármacos que encontramos en el mercado están elaborados con plantas medicinales.

En función de los principios activos que se quiera aprovechar se utiliza una u otra parte dela planta, se determina el momento de su recolección y la forma de preparación (infusión, cocción, maceración).

Hojas frescas: hay plantas (la menta y la ortiga por ejemplo), de las que se aprovechan las hojas frescas , que se comen en ensaladas o se licúan con agua. Los zumos de ortiga son sabrosos y muy depurativos. Se recomienda recolectar las hojas cuando la planta está en su plenitud.

Hojas secas: (el laurel…) en la mayoría de los casos son las hojas secas las que permiten extraer las propiedades medicinales de una planta. Las hojas más cercanas a la flor son las que contienen una mayor cantidad de principios activos.

Tallos: (centaura menor…) en otros casos, generalmente cuando se trata de plantas carnosas, como la manzanilla y la centaura menor, se aprovechan los tallos troceados y secos. Dado que los tallos son más duros que las hojas y las flores, suelen cocerse o macerarse.

Flores: (la salvia…) las flores suelen aprovecharse para realizar baños o infusiones. El caso de la manzanilla es emblemático, pero también el de la salvia y el de otras muchas flores. Generalmente se utiliza la flor seca. Con las flores de plantas aromáticas, como el espliego o la lavanda, se elaboran perfumes y colonias.

Cortezas: (canela en rama…) se recomienda recoger las cortezas al terminar el ciclo anual o antes de la floración. La corteza de los arbustos se recoge en otoño y la de los árboles en primavera. La corteza del canelo, por ejemplo, es un excelente estimulante en general.

Raíces y bulbos: (cebolla…) desde épocas remotas se han recogido y consumido las raíces y los bulbos de las plantas. La cebolla por ejemplo, no sólo es conocida por el buen sabor que proporciona a las comidas, sino también por sus propiedades curativas.

Frutos: Los arbustos y las plantas medicinales también producen frutos aprovechables para remedios y recetas. Algunos frutos se toman secos y otros frescos. De las plantas cuyo fruto es carnoso se suele aprovechar el fruto maduro, sin secar. Tal es el caso de las bayas silvestres (moras, arándanos, mirtilos o endrinos) y evidentemente, de todos los árboles frutales.

Semillas: (semillas de escaramujo) a menudo se aprovechan las semillas de algunas plantas, que suelen recogerse cuando empiezan a secarse. Tal es el caso de las semillas de lino, recomendadas en los tratamientos contra el estreñimiento.

Publicidad