8 remedios caseros para los “poros dilatados”

0
87

Además de reducir los poros dilatados estos remedios caseros también nos ayudarán a combatir el acné y otras imperfecciones y nos ayudarán a exfoliar el rostro para retirar las células muertas

La falta de hidratación y humectación, las limpiezas incorrectas y los hábitos cotidianos (como fumar o no hacer ejercicio) pueden traer como consecuencia una piel maltratada, apagada y arrugada.

Además, también conducir a lo que se conoce como “poros dilatados”.

remedios caseros para reducirlos y lucir un rostro más bonito y joven.

Recetas naturales para los poros dilatados

Algunas veces solo son detectables con espejos con aumento y, en otras ocasiones, se notan a simple vista.

Los poros dilatados son un problema muy habitual a partir de los 25 a 30 años y, si no se tratan a tiempo, pueden ser muy difíciles de mejorar.

Por ello te recomendamos que a partir de los primeros signos utilices cremas caseras. Además, no te olvides de la humectación y la limpieza diaria para mejorar el estado general de la piel.

Echa un vistazo a estas recetas caseras para reducir los poros abiertos:

1. Mascarilla de huevo y avena

La clara de huevo tiene muchos nutrientes que tonifican y refuerzan la piel. Además, la avena funciona como un exfoliante y el limón aclara el cutis.

En conjunto estos ingredientes regulan la producción de aceites naturales. Te recomendamos que apliques esta mascarilla por la noche, ya que el limón, al entrar en contacto con el sol, puede manchar la piel.

Ingredientes

1 clara de huevo

2 cucharadas de zumo de limón (20 ml)

2 cucharadas de copos de avena (20 g)

Preparación

Bate la clara de huevo y agrega el zumo de limón.

Sigue mezclando y añade la avena.

Cuando consigas una pasta homogénea aplica en el rostro previamente lavado.

Realiza movimientos circulares para exfoliar.

Retira con agua tibia.

2. Mascarilla de pepino

Cuando pensamos en un tratamiento de belleza automáticamente nos imaginamos a una mujer con unas rodajas  de pepino en el rostro… ¡es que tiene muchas propiedades!

Podemos usar este vegetal para reducir los poros dilatados y que el rostro luzca más terso y radiante.

Ingredientes

1 pepino

2 cucharadas de harina de maíz (20 g)

Preparación

Pela el pepino y licúalo para obtener un zumo. También lo puedes rallar bien fino.

En un recipiente, echa el pepino y agrega el harina de maíz.

Mezcla bien hasta formar una pasta espesa.

Aplica en la cara, previamente lavada, con movimientos circulares.

Deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia.

Usa una crema hidratante al terminar.

3. Mascarilla de almendras

Los frutos secos rallados o triturados pueden actuar como un perfecto exfoliante casero.

Ingredientes

½ taza de almendras (70 g)

3 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

Ralla o trocea las almendras en el robot de cocina, hasta que queden como un polvo.

Mezcla con el agua para formar una pasta arenosa (puedes necesitar más o menos agua).

Aplica la pasta con movimientos circulares, comenzando por la nariz y continuando por las mejillas. Pasa también por la frente y el mentón.

Deja actuar 20 minutos y lava con agua tibia.

Repite dos veces por semana.

4. Loción de tomate

Esta hortaliza contiene mucha agua y por ello se usa, por ejemplo, cuando nos quemamos con el sol.

Los tomates aportan potasio, que reduce las manchas en la cara. Así pues, son perfectos para tratar los poros dilatados.

Simplemente tienes que aplicar zumo de tomate (casero) en el rostro con un algodón después de bañarte. Repite todas las noches.

5. Suero de leche

Lo puedes conseguir en las perfumerías y tiendas de artículos de belleza. Este antiguo remedio casero no solo aclara la piel, sino que, además, reduce los poros.

Una vez que te hayas lavado la cara antes de acostarte, aplica un poco de suero de leche con un algodón.

Deja actuar 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Si no tienes suero puedes hacer lo mismo pero con yogur bebible natural (sin azúcar).

6. Mascarilla de bicarbonato de sodio

El bicarbonato no puede faltar en ningún hogar, ya que se usa para la limpieza, la belleza y la salud. Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que reducen el acné y los poros dilatados.

Ingredientes

2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)

2 cucharadas de agua tibia (20 ml)

Preparación

En un recipiente añade el bicarbonato y el agua.

Mezcla hasta formar una pasta homogénea.

Aplica en el rostro con movimientos circulares para exfoliar bien.

Deja actuar 20 minutos y retira con agua fría.

7. Mascarilla de papaya

Esta deliciosa fruta tropical tiene muchas propiedades para nuestra piel.

Puedes usar la cáscara como remedio casero para reducir los poros abiertos. Es muy simple:

Frota la parte interna de la piel de la papaya por la cara.

Deja actuar 15 minutos y lava con agua tibia.

8. Mascarilla de miel de abejas

La miel es un riquísimo endulzante para nuestras recetas e infusiones pero, además, es un potente antibacteriano y antiinflamatorio que mejora notablemente el aspecto de la piel.

Combate el acné y demás imperfecciones en la dermis, a la vez que reduce infecciones cutáneas.

Ingredientes

1 cucharada de copos de avena (5 g)

2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

En un recipiente coloca la avena y echa la miel de a poco.

Mezcla hasta obtener una pasta homogénea (algo arenosa).

Aplica sobre el rostro limpio y seco, comenzando por la nariz y la frente.

Continúa por las mejillas y no te olvides de la barbilla.

Deja actuar 15 minutos y retira con agua tibia.

Publicidad