Mi flora intestinal se dañó y no lo sabía, tenía un terrible dolor. Pero estas señales te avisan

0
117

Publicidad

Si no conoces la flora intestinal, te explicamos ahora que se trata de un revestimiento que hay en el interior de los intestinos y que estimula y mejora la digestión y el procesar de los alimentos.

El cuerpo humano es complejo, por esto oír que las bacterias en nuestro interior en realidad nos ayudan es algo muy extraño. Sin embargo, así es, con lo que se demuestra que nuestro proceso corporal es más complicado de lo que parecía.

Los intestinos están ahí para cumplir su propósito particular, o en este caso, dos propósitos: ayudan a procesar los alimentos para mejorar la nutrición del cuerpo, y también sirven como cuerpo de defensa contra cualquier elemento que pueda vulnerar nuestro cuerpo, obligándolo a eliminarlo a través del tracto digestivo.

Por esto, no es juego si tu flora intestinal no está funcionando correctamente, pues son una parte esencial del trabajo de los intestinos. Tienes que asegurarte de que tu cuerpo funcione correctamente en todos los sentidos, y esto incluye los asuntos que competen a la flora intestinal.

Si tu flora intestinal falla estarás en peligro

La flora intestinal ayuda al cuerpo de la siguiente manera:

Impide el crecimiento de las bacterias dañinas o tóxicas que puedan haber accedido a nuestro organismo.

Regulan las células que sirven como revestimiento en otras partes del cuerpo.

Ayuda a metabolizar los nutrientes gracias al trabajo de sus enzimas, y nos ayuda así a regenerar energías y a asimilar minerales y vitaminas.

Por todo esto, es natural que cuando la flora intestinal no funciona nos enteremos de algún modo.

Estos son los principales síntomas:

Diarrea.

Cólicos, dolores abdominales.

Irritabilidad en el colon.

Coloración blanca en la lengua.

Proliferación de gases de todo tipo.

Infecciones mucho más frecuentes.

Estreñimiento.

Inflamación intestinal.

Olores excesivamente desagradables en las heces.

Dolores articulares.

Intolerancia a ciertas comidas.

Problemas en la digestión, en particular lo que se refiere a la labor intestinal.

Si ya has tenido estos síntomas, significa que tu flora intestinal no funciona correctamente.

Para ayudar a regenerarla, sigue estas recomendaciones:

Disminuye la cantidad de grasa animal que consumes.

Consume una dietacon alto contenido en fibra.

Sé cuidadoso con el consumo de antibióticos pues pueden haber vulnerado las bacterias de la flora intestinal.

No consumas azúcar ni carbohidratos refinados en exceso.

Cocina completamente cada una de tus comidas, no dejes nada en término medio.

Come lentamente para que puedas procesar mejor los alimentos.

Consume yogurt, prebióticos o probióticos, pues con las bacterias propias de estos alimentos podrás regenerar las tuyas.

Busca un lugar higiénico para comer, evita cualquier lugar con limpieza cuestionable.

Pero quizás también te preguntes, ¿qué es lo que causa que nuestra flora intestinal se degenere?

Conocemos varias causas:

Laxantes químicos.

Alcoholismo y tabaquismo.

Estrés acumulado.

Sufrir emociones muy extremas.

Problemas digestivos previos.

Dieta no balanceada y con exceso de grasa, azúcar y proteínas.

Medicamentos orales.

Para ayudar a tu flora intestinal también tenemos una lista de alimentos que pueden ser útiles en su regeneración:

Leche de cabra.

Chocolate oscuro.

Avena.

Miel de abejas.

Jengibre.

Proteínas débiles.

Queso.

Yogurt

Visita siempre a un especialista cuando sospeches que sufres de estas condiciones médicas. Cuida tu salud y asegúrate de que puedes vivir una vida mejor, sin problemas generados por tu flora intestinal.

Publicidad