Sobre fibromialgia y el síndrome de dolor miofascial

0
98

دردهاي عضلاني , درمان فيبروميالژيا

Los avances proporcionados por los estudios constantes permiten que el síndrome de dolor miofascial (MPS) sea mejor reconocido y comprendido.

Así como su relación con la fibromialgia.

Relación que complica el diagnóstico de ambas enfermedades.

Qué es el síndrome de dolor miofascial

El dolor en los músculos esqueléticos, es la característica principal del síndrome de dolor miofascial.

Los músculos componen una gran parte de nuestro peso corporal.

Aproximadamente el 50% y con más de 400 músculos, dan la oportunidad para que el síndrome de dolor miofascial afecte de forma notable nuestra calidad de vida, al causar dolor musculoesquelético crónico.

El síndrome de dolor miofascial (MPS por sus siglas en ingles) puede presentarse como dolor local, descrito como tirante o sensible, capaz de limitar el movimiento.

Los puntos gatillo activan el dolor en áreas específicas de grupos musculares, restringiendo la capacidad de movimiento de los músculos afectados.

Además de causar espasmos locales.

Los músculos corporales están una relación entre músculos agonistas y antagonistas.

Estos pares de músculos facilitan la capacidad muscular para moverse.

Lo que contribuye a un mejor control en todo tipo de movimientos.

Un punto gatillo, puede causar la pérdida o incapacidad de la relación inhibitoria antagonista y agonista. Lo que da como resultado la contracción perpetua de los músculos, y finalmente la fatiga.

Cuando normalmente los músculos deberían inhibirse!

Cuando los síntomas del dolor se convierten en crónicos, a menudo se encuentra que los puntos gatillos se han extendido a través de los músculos en el cuerpo.

Fibromialgia

Por su parte, la fibromialgia es una condición caracterizada por dolor crónico generalizado en articulaciones y músculos.

Así como una variedad de síntomas que van desde:

Fatiga.

Trastornos del sueño.

Deterioro cognitivo.

Depresión.

Carencia de serotonina.

Sensibilidad a la temperatura.

Dolores de cabeza.

Debilidad muscular.

Por si te interesa el tema de la carencia de serotonina.

Actualmente se desconoce qué causa la fibromialgia, pero existen algunas teorías sobre su origen.

La prevalencia de la fibromialgia, (llega hasta el punto que un tercio de la población adulta ha sufrido episodios de fatiga crónica durante un mes), ha motivado la implementación de estudios constantes, lo que ha facilitado su comprensión.

El dolor generalizado y la sensibilidad son algunos identificadores de la fibromialgia.

Los otros son:

Trastornos del sueño.

Niebla cerebral.

Fatiga inusual.

A menudo se considera como condición relacionada con la artritis, pero al no causar inflamación o daño en los huesos o articulaciones, se descarta dicha relación.

El diagnóstico de la fibromialgia se complica al no haber un identificador único.

Razón por la cual hay que tener cuidado al excluir otras condiciones de la mialgia generalizada.

Diagnóstico de la fibromialgia y síndrome de dolor miofascial

Un detalle estadísticamente significativo compartido por los pacientes que sufren de fibromialgia, es la sensibilidad.

De ahí que el criterio para el diagnóstico era considerar 18 puntos sensibles en el cuerpo.

Sin embargo, a partir del 2011 el American College of Rheumatology, desestimo la idea de los puntos sensibles e implemento un nuevo criterio para el diagnostico de la fibromialgia.

El criterio actual del ACR es considerar 4 factores identificadores de la fibromialgia:

Dolor generalizado sin causa aparente.

Niebla cerebral.

Trastornos del sueño.

Fatiga inusual.

Al día de hoy para poder mejorar o aliviar los síntomas de la fibromialgia se deben de considerar los 4 factores implicados.

De lo contrario, se correr el riesgo de condenar al paciente a una vida de sufrimiento.

Si se logra aliviar los cuatro factores y además se incluye un programa de ejercicio ligero, la persona puede notar una mejoría hasta en un 90% de sus síntomas.

Fibromialgia y síndrome de dolor miofascial – ¿Cuáles son algunos factores que pueden causar Fibromialgia?

Al desconocerse la causa de la fibromialgia, no existe una patología única aceptada de la condición.

Sin embargo, haymúltiples factores comunes entre los enfermos de la condición que sugieren fuertemente algunas vías.

Algunos de estos factores incluyen:

Desequilibrios neuroendocrinos en el cerebro:capaces de causar anormalidades en el procesamiento del dolor y amplificar las sensaciones dolorosas, causando así el dolor generalizado característica de la fibromialgia.

Infecciones o enfermedades: que pueden desencadenar o agravar la fibromialgia en algunos enfermos. No se sabe si la fibromialgia puede ser causada por algunas dolencias o si simplemente aumenta los síntomas de la disfunción subyacente a un nivel notable.

La depresión es otro factor común entre quienes tienen fibromialgia.

No obstante, la naturaleza exacta de la relación no está completamente clara.

Pero, los trastornos depresivos tienden a aumentar el riesgo de desarrollar dolor crónico.

Y las personas que sufren depresión atribuyen más obstáculos al dolor.

Al mismo tiempo, el dolor de la fibromialgia puede aislar a las personas que se centran en el dolor y el sufrimiento a expensas del resto de su vida.

Incluyendo amigos, familiares y seres queridos.

Este aislamiento y enfoque negativo en la condición, aumenta el riesgo de desarrollo de sentimientos depresivos.

Independientemente de lo que ocurra primero, y puede ser diferente para diferentes personas, la fibromialgia y la depresión forman un lazo de retroalimentación que agrava ambas condiciones.

Un círculo vicioso bastante complicado de superar.

Fibromialgia y síndrome de dolor miofascial – Historial de estrés traumático o crónico

Muchos pacientes con fibromialgia también tienen una historia de estrés traumático o crónico que puede causar problemas de memoria.

De hecho, muchos otros trastornos relacionados con el estrés, como el síndrome de fatiga crónica (SFC), el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y el síndrome de fatiga suprarrenal (SAF), son más frecuentes en personas diagnosticadas con fibromialgia que en la población general.

Las tensiones específicas, como el tabaquismo, obesidad, pésimo estilo de vida sugieren que son factores de riesgo para la fibromialgia.

El estrés crónico que afecta la función del eje hipotálamo-pituitaria-suprarrenal (HPA) también se ha propuesto como un desencadenante para el desarrollo de la fibromialgia.

Fibromialgia y síndrome de dolor miofascial – La perspectiva suprarrenal

Las glándulas suprarrenales son el centro de control del estrés del cuerpo, y se emplean en cualquier momento en que la homeostasis del cuerpo está amenazada por estrés externo.

Si el estrés es crónico, las glándulas suprarrenales tienen que trabajar constantemente, y con el tiempo pueden cansarse, e incluso comenzar a descomponerse si están sobrecargadas durante demasiado tiempo.

Esta disminución mediada por el estrés en la función suprarrenal da lugar a desequilibrios neuroendocrinos que causan una condición conocida como síndrome de fatiga suprarrenal (AFS).

Algunos de los síntomas de AFS incluyen fatiga, dolor muscular inexplicable y dolor en las articulaciones, mayor susceptibilidad a infecciones, deterioro de la función cognitiva y depresión.

La sensibilidad es un síntoma clínico tanto de condiciones de dolor musculoesquelético como de la fibromialgia y el síndrome de dolor miofascial.

Una vez dicho lo anterior, es posible que personas que sufren dolor bilateral y / o muscular en todo el cuerpo sean diagnosticadas con fibromialgia cuando en algunos casos pueden tener síndrome de dolor miofascial.

O ambas condiciones.

Espero que hayas encontrado este artículo útil y me ayudes a compartir en tus redes sociales.

Publicidad