6 señales de que tu hígado está lleno de toxinas y haciéndote subir de peso. Detenenlo así.

0
103

6 señales de que tu hígado está lleno de toxinas y haciéndote subir de peso . Detenenlo así.

¿Estas teniendo aumento de peso? Puede que tu hígado te esté enviando señales

Publicidad

Si tienes aumento de peso posiblemente se deba al hígado intoxicado pues es uno de los órganos más importantes debido a que tiene como función transformar las toxinas en desperdicios para que el organismo pueda eliminarlas mediante la orina o heces, por tanto, si esta función tu cuerpo no la realiza bien, tu vida cotidiana se verá llena de toxinas.

Este órgano se torna más lento y se abruma a medida que transcurre el tiempo, generando incapacidad al eliminar las toxinas como es debido y en su lugar, almacena las células grasas primordialmente en el abdomen, siendo esta la razón por la cual te encuentres con aumento de peso, algo bastante característico de la enfermedad del hígado graso.

La enfermedad del hígado graso se genera por exceso de grasa en el mismo, aunque el por naturaleza sea un órgano graso, cuando tiene un 5-10% más de lo normal es cuando se desarrolla la enfermedad. Esta tiene dos vertientes: la del hígado graso no alcohólica y la alcohólica. La no alcohólica se genera por factores ajenos no alcohólicos como el colesterol elevado o herencia genética y la alcohólica, cuando se abusa de las bebidas.

Aumento de peso: uno de los tantos síntomas del hígado tóxico

 Inexplicable aumento de peso: el aumento de peso con esta condición de salud es normal porque es una de las primeras señales cuando él no se encuentra trabajando como es debido y por ende, las toxinas no pueden eliminarse. De hecho, reducir la ingesta de calorías y entrenar constantemente no dará resultados  porque el cuerpo estará actuando como almacenamiento de toxinas sin filtrar las células de grasa, por ser el encargado de matabolizar la grasa, al no funcionar correctamente, la grasa estará circulando desde el intestino hasta la bilis de regreso al órgano como circulo vicioso.

Alergias: cuando el hígado está sano crea anticuerpos que atacan a los alérgenos, de hecho cuando deja de hacer su función o se ve disminuida, el organismo va almacenando dichos alérgenos. El cerebro responde produciendo histamina, un químico que marca a los alérgenos para que puedan expulsarse , la acumulación en exceso de este químico genera síntomas de alergia como: picazón, embotamiento y dolores de cabeza.

Fatiga crónica: las toxinas son las encargadas de prevenir al metabolismo de los tejidos musculares, dando como resultado dolor y fatiga crónica la cual con el tiempo genera cansancio y se puede convertir en mal humor, depresión y estallidos de ira .

Sudor en exceso: cuando el hígado está sobrecargado de trabajo su funcionamiento se disminuye y se calienta, al ser un órgano grande se transfiere el calor al resto del cuerpo y trata de enfriarse mediante el sudor en exceso .

El acné no desaparece: quienes experimentan este síntoma les desagrada pues les resulta desesperante tener acné y no poder removerlo con nada, esto se debe a las toxinas del hígado que causan desequilibrios hormonales los cuales a su vez dan como resultado, el acné. Cuando el problema en la piel es causado por un hígado perezoso, las limpiezas externas para removerlo, no son posibles pues la única solución es mejorando la función del órgano.

Mal aliento: la salud oral es sumamente importante para cualquier persona, si eres de los que cuenta con una higiene bucal óptima pero aun así experimentas el mal aliento entonces puede ser señal del mal funcionamiento del hígado, acude a un doctor para mayor segurida.

¿De qué manera puedo deshacerme de la enfermedad del hígado para no experimentar el aumento de peso?

El aumento de peso es uno de los síntomas de esta enfermedad más incomodos sobre todo porque las personas expresan que así tengan una vida activa con ejercicios y la disminución de calorías, les resulta difícil poder bajar de peso, sin embargo las buenas noticias es que es una enfermedad que puede revertirse y aliviarse con una dieta apropiada. Las siguientes comidas serán de gran ayuda para que puedas no solo deshacerte de esta incomoda enfermedad sino del aumento de peso, entre las comidas se pueden mencionar: raíz de diente de león, plátanos, patata dulce, hígado de vacuno y jengibre, todas ellas son excelentes para aliviar y revertir los efectos del hígado intoxicado.

Batido a base de plátanos, jengibre y raíz de diente de león para combatir los efectos de esta enfermedad:

Corta el plátano y mézclalo en 1 taza de yogurt griego, jengibre en polvo, 2 cucharadas de mantequilla de maní y 1 cucharadita de raíz de diente de león.

Procede a mezclar todo y servirlo instantáneamente.

Mezcla tus ingredientes preferidos y añádelos a tu dieta de 1-2 veces al día.

Es recomendable beber constantemente infusiones de romero pero en caso de no conseguirlo, las infusiones de ajenjo también son excelentes, estas se pueden preparar en pequeñas cantidades con la planta al igual que las infusiones de ruda, cualquiera de estas son perfectas para la limpieza adecuada del hígado.

Actualmente, la mayoría de los casos diagnosticados de hígado graso se deben a los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo, por lo que puedes prevenir completamente dicha enfermedad siempre y cuando tomes las precauciones debidas. Para ello, procura tener un estilo de vida saludable basado en una dieta balanceada y variada, rica en alimentos frescos y muy saludables, de baja grasa. Como bien pudiste leer al comienzo, el alcohol no es el mejor amigo para este órgano tan vital del organismo porque interviene significativamente en la acumulación de grasa en el mismo, retrasando el funcionamiento tan fundamental del mismo, así que despídete del alcohol.

Pese a que hay ciertas bebidas alcohólicas consideradas como “más sanas” por varias investigaciones para el hígado, como es el caso del vino, las recomendaciones médicas son bien específicas pues piden evitar completamente cualquier tipo de alcohol o en su defecto, reducir su ingesta.

Otro enemigo para esta enfermedad es el sobrepeso, la obesidad influye considerablemente en la aparición de grasa en el órgano al igual que la diabetes, por ende, es importante disminuir el peso poco a poco con la ayuda de un nutricionista que pueda adaptar una dieta acorde a tu condición y necesidades especiales y por supuesto, llevarlo de la mano con la actividad física regularmente para hacer que el metabolismo se acelere y se queme más grasa.

Publicidad