Presión Sanguínea Alta: Conocer Los Síntomas Puede Salvar La Vida!!!

0
44

La presión arterial alta es una enfermedad común en la que la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos (arterias) a una presión más alta de lo normal.

La presión sanguínea alta o hipertensión arterial es una condición que a veces requiere de medicamentos para ser tratada y también un cambio en el estilo de vida en la forma de una alimentación sana y la realización de ejercicios.

Detectar, evitar y tratar la hipertensión es muy importante para evitar enfermedades, accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Es por esto que se debe estar atento a los síntomas y realizarse un chequeo por lo menos una vez al año.

Presión Sanguínea Alta: Conocer Los Síntomas Puede Salvar La Vida!!!

Los síntomas de la presión alta son:

– Dolores de cabeza
– Mareos
– Visión borrosa
– Sentir que los oídos palpitan
– Ritmo cardiaco rápido o lento
– Nerviosismo
– Falta de deseo sexual

Esta no es una lista completa, pero son los síntomas más comunes que los médicos ven al día de hoy. Estos síntomas son generalmente ignorados por las personas pero siempre es recomendable chequear la presión sanguínea diariamente si has estado sintiendo alguno de esos síntomas de manera regular.Ataques cardiacos, daños a los ojos y la visión son sólo algunos de los daños que provoca la presión sanguínea alta. Es importante que ante cualquier síntoma se contacte a un doctor lo antes posible. Los ataques al corazón se producen porque el corazón esta sobrecargado de trabajo y no puede trabajar con el oxigeno disponible, entonces se produce una falta de oxigeno en el corazón y cerebro.

También se puede experimentar falta de respiración, la que es usualmente causada por la obesidad en personas con presión alta. Por otro lado, si la presión ha subido sin control, o disminuido de manera extraña sin haberse producido un cambio de medicación, la falta de respiración puede ser un síntoma de una falla temprana del corazón.

La falta de respiración es lo que ocurre cuando se ejercita y se siente que falta el aire, y es este síntoma el que usualmente las personas notan primero, por lo tanto, si te sientes así cuando subes una escalera, puede significar que tengas enfisema, aunque también es un síntoma de enfermedad del corazón y algunos tipos de cáncer.

COMIDAS QUE AFECTAN LA PRESIÓN ARTERIAL

Sal: Si se reduce su consumo es probable que disminuya el riesgo de tener hipertension o, en el caso de que se tenga, la presión sanguínea sea más fácil de mantener bajo control.

Cafeína: La cafeína es un estimulante que puede hacer subir la presión, por lo que las personas con hipertension deberían evitar tomar café o calquier alimento que contenga cafeína.

Alcohol: El alcohol altera las paredes de los vasos sanguíneos haciéndolos más rígidos.

Acido fólico: En las mujeres está probado que ayuda a bajar la presion.

Potasio: Si no se consume el suficiente puede llevar a un aumento de la presión arterial.

 Magnesio:Algunos estudios muestran que el magnesio podría tener buenos efectos en la hipertensión.

CAUSAS DE PRESIÓN SANGUÍNEA ALTA

En la mayoría de los casos, la Asociación Americana del Corazón dice que no existe una causa identificable. Este tipo de presión alta se llama hipertensión primaria o hipertensión esencial, la que es generalmente una combinación de factores como:

Sobrepeso: Mientras mayor sea la masa de nuestro cuerpo, mas presión habrá en las paredes de nuestras arterias. Esto es porque más sangre se produce para suministrar oxígeno y nutrientes a los tejidos en el cuerpo.

Nivel de actividad física: La falta de ejercicios físicos tiende a aumentar el ritmo cardiaco, lo que fuerza al corazón a trabajar más duro en cada contracción.

Tabaquismo: Los químicos en los cigarrillos y el tabaco pueden dañar las paredes de las arterias.

Consumo de sodio: El sodio en exceso en la dieta puede resultar en retención de fluidos y presión sanguínea alta, en especial en personas sensibles a la sal.

Potasio: Un nivel bajo de potasio puede resultar en un nivel alto de sodio en las células, porque ambos se balancean.

Estrés: El estrés puede aumentar la presión arterial.

Consumo de alcohol: El consumo excesivo de alcohol puede con el tiempo aumentar el riesgo de padecer de enfermedades del corazón.

Edad: El riesgo de sufrir de hipertensión aumenta a medida que se envejece.

Historia familiar: A menudo se pasa la condición en los genes.

Cambios hormonales como la menopausia:
Una persona de treinta años puede tener algunas lecturas elevadas de presión sanguínea que vuelven a lo normal. A medida que esta persona envejece, las lecturas aumentar. Si la persona desarrolla hipertensión antes de los 50 años, aumenta el riesgo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular. Si no es tratada, la hipertensión puede reducir la expectativa de vida de una persona en diez años o más.

Los hombres a menudo desarrollan presión sanguínea alta entre los 35 a 55 años.

Las mujeres desarrollan presión alta luego de la menopausia.

La hipertensión también puede ser causada por una enfermedad subyacente, como enfermedad renal, desordenes hormonales, enfermedad de la tiroides, enfermedad de la glándula suprarrenal y el uso de ciertas drogas como los anticonceptivos o hierbas como el regaliz. Este tipo de presión sanguínea alta se llama hipertensión secundaria.

COMO PREVENIR LA PRESION SANGUINEA ALTA

Se pueden tomar medidas para prevenir la hipertensión adoptando un estilo de vida saludable. Estos pasos incluyen mantener un peso saludable, ser activo físicamente, seguir un plan de alimentación sana que haga énfasis en las frutas, vegetales y productos lácteos bajos en grasa. Elegir y preparar comidas con menos sal y sodio y, si es que bebes bebidas alcohólicas, beber con moderación.

1. Seguir un plan de alimentación saludable

La investigación ha mostrado que seguir un plan de alimentación saludable puede reducir el riesgo de desarrollar hipertensión y bajar la presión sanguínea si es que ya la tienes así.

Para un plan alimenticio general, considera la dieta DASH. DASH significa “Dietar Aproches to Stop Hipertensión” (Enfoques Alimenticios para detener la Hipertensión), un estudio clínico que probo los efectos de los nutrientes de la comida en la presión sanguínea. Los resultados del estudio indicaron que presión sanguínea elevada era reducida por un plan de alimentación que pone énfasis en las frutas, vegetales y lácteos bajos en grasa, y es baja en grasa saturada, grasa total y colesterol. La dieta DASH incluye granos enteros, pollo, pescado y nueces, y reduce la cantidad de grasas, carnes rojas, dulces y bebidas azucaradas.

Un segundo estudio clínico, llamado “DASH Sodio”, busco el efecto de un consumo reducido de sodio en la presión sanguínea a medida que las personas siguieron la dieta DASH o una típica dieta Americana. Los resultados mostraron que reducir el sodio consumido bajo la presión sanguínea en aquellos que siguieron la dieta Das y la dieta tradicional, siendo mejor la reducción en aquellos que siguieron la dieta DASH.

Este estudio muestra la importancia de reducir el consumo de sodio sea cual sea tu dieta. Pero para la mejor combinación, sigue la dieta DASH y reduce tu consumo de sal.

2. Reduce la sal y el sodio en tu dieta

Una de las claves para la alimentación saludable es elegir comidas bajas en sodio y sal. La mayoría de las personas consume más de los que necesita. La recomendación es consumir menos de 2,4 gramos de sodio al día. Eso significa 6 gramos, alrededor de una cucharada de té, de sal de mesa cada día. Los 6 gramos incluyen toda la sal y sodio consumidos, incluyendo lo que se usa para cocinar y para la mesa. Para alguien con presión alta, el doctor puede recomendar comer menos sal y sodio, ya que un estudio reciente mostro que las personas que consumen 1,5 gramos de sodio tenían mejores efectos de reducción de la presión sanguínea. Estas dietas bajas en sodio también pueden evitar que la presión sanguínea aumente y ayuda a que las medicinas para la hipertensión funcionen mejor.

3. Actividad física

Ser activo físicamente es uno de los pasos más importantes que puedes seguir para prevenir o controlar la hipertensión. También ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y no se necesita demasiado esfuerzo para convertirse en una persona físicamente activa.

4. Limita el consumo de alcohol

El alcohol puede hacer subir la presión sanguínea. También puede dañar el hígado, el cerebro y el corazón. Las bebidas alcohólicas también contienen calorías que importan cuando estas queriendo bajar de peso. Si bebes, hazlo en forma realmente moderada.

5. Deja de fumar

El fumar daña las paredes de los vasos sanguíneos y acelera el proceso de endurecimiento de las arterias. Esto ocurre con todo tipo de cigarrillos y cigarros. Así que aunque no provoque hipertensión, fumar es malo para cualquier persona, especialmente si sufre de ella. Si fumas, déjalo. Si no fumas, no lo hagas. Una vez que lo dejes, tu riesgo de sufrir un ataque al corazón se reduce luego del primer año. Así que tienes mucho que ganar si lo dejas.

Alimentos para prevenir la hipertension:
El potasio, el calcio, el magnesio, el aceite de pescado y el ajo ayudan a prevenir la hipertension.

Remedios naturales para la presión sanguínea alta:
Los cambios en el estilo de vida y los remedios naturales pueden ayudar a controlar la hipertensión, pero el medico también puede recomendar medicamentos para bajar la tensión arterial. Es importante consultar con el medico porque una hipertensión sin tratar puede dañar órganos y aumentar el riesgo de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular, derrame cerebral, enfermedades de los riñones y perdida de la visión.

Coenzima Q10

Existe cierta evidencia acerca de que el suplemento de coenzima Q10 puede ayudar a reducir la presión alta. Un estudio de doce semanas a doble ciego controlado con placebo realizado en 83 personas con hipertensión sistólica examino el efecto de los suplementos de Q10 (60 miligramos diarios). Luego de doce semanas hubo una reducción media de la presión sistólica de 17,8 mm Hg en el grupo tratado con Q10.

Otro estudio conducido en la Universidad de Australia Occidental verifico el efecto de la coenzima Q10 en la presión sanguínea y control glicémico en 74 personas con diabetes de tipo 2. Se asignó aleatoriamente a los participante para recibir 100 mg de Q10 dos veces al día, 200 mg de otra droga, ambas o ninguna, durante doce semanas.

La coenzima Q10 redujo significativamente la presión sistólica y diastólica (una media de 6,1 mm de Hg y 2,9 mm de Hg respectivamente). También hubo reducción de un marcador de control a largo plazo de la glicemia.

Ajo

ajo para disminuir la presion sanguinea altaEn un meta análisis de siete intentos aleatorios controlados de suplementos de ajo, tres intentos mostraron una reducción de la presión sistólica y cuatro de la presión diastólica. Los investigadores concluyeron que el suplemento de ajo puede ser de uso clínico en pacientes con presión sanguínea moderada.

Los suplementos de ajo solo debieran ser usados bajo la supervisión de un médico. El ajo puede adelgazar la sangre (reducir su habilidad de coagularse) de forma similar a la aspirina. El ajo puede interactuar con muchas drogas y suplementos. Se recomienda generalmente que las personas que toman ajo dejen de hacerlo en las semanas anteriores a una intervención quirúrgica.

Aceite de pescado

Estudios preliminares sugieren que el aceite de pescado puede tener un efecto moderado en la hipertensión. Aunque los suplementos de aceite de pescado a menudo contienen ácido docohexaenoico y eicosapentaenoico, existe evidencia de que es el primero el que reduce la presión sanguínea alta.

Ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina B necesaria para la formación de glóbulos rojos. Puede ayudar a reducir la presión sanguínea alta en algunas personas.

Publicidad