Beneficios del kefir – Una bebida con propiedades probioticas y curativas

0
103

El kéfir o también conocido como búlgaros o tibiticos, es una bebida probiótica que se produce gracias a la fermentación de la leche con una combinación de bacterias y levaduras. Este procedimiento produce compuestos bioactivos de especial interés para el sistema digestivo e inmunológico y en esta nota conocerás más sobre los beneficios del kéfir.

con-propiedades-probioticas-y-curativas.jpg”>

Este producto lácteo es una bebida probiotica, como la kombucha, el yogurt y otros, que ha sido utilizado durante décadas en Europa y Asia, debido a sus poderosas propiedades nutricionales que tiene la capacidad para tratar diversos problemas en la salud. Esto se debe a que el kéfir es muy rica en nutrientes y probióticos que pueden combatir problemas de salud que están vinculados con el mal funcionamiento del sistema digestivo e inmunológico.

También se debe resaltar que el kéfir de leche se puede preparar con cualquier tipo de leche como la que se extrae de la vaca, oveja, cabra, soja, coco o arroz.  Siendo el kéfir un alimento probiótico que está hecha con hasta 30 cepas de bacterias saludables que tiene la capacidad de combatir tumores, bacterias e incluso el cáncer.

¿Cuáles son los beneficios del kéfir de leche?

Las propiedades nutricionales del kéfir le otorga la capacidad de ser una bebida que:

Promueve el aumento de la inmunidad

Recupera el balance de la microbiota intestinal

Lucha contra el cáncer

Es útil para tratar el síndrome del intestino irritable

Es muy rica en probióticos

Ayuda a combatir las alergias

Promueve una piel saludable

Puede mejorar los síntomas de la intolerancia a la lactosa

Propiedades Nutricionales del Kéfir

Entre las propiedades nutricionales del kéfir podemos mencionar que contiene nutrientes como la vitamina B12, Vitamina K2, biotina, folato, calcio, magnesio, enzimas y su principal característica los probióticos. Esta bebida no tiene un contenido nutricional estandarizado ya que sus valores dependen de factores como la función, región y procedencia de la vaca productora de leche.

Muchos de los beneficios del kéfir se deben a la gran cantidad de cepas probióticas que posee esta bebida. Esta cantidad es mucho mayor cuando se hace de manera casera ya que podemos encontrar el Lactobacillus Lactis , Lactobacillus Rhamnosus, Lactobacillus Casei, Saccharomyces Florentinus y muchos otros.

Para qué sirve el kéfir y sus efectos en la salud

Son muchos los beneficios de los alimentos probióticos y el kéfir no es la excepción, y a continuación los conoceremos.

Promueve la inmunidad

Uno de los beneficios del kéfir es poseer nutrientes como el folato y la biotina, conocidos por ser propulsores para el sistema inmunológico. Asimismo posee probióticos que tienen un papel muy importante en el mundo microbiano. En este apartado debemos hacer una especial mención al Lactobacillus Kéfiri, una de las bacterias presentes en el kéfir.

Este microorganismo es conocido por defender nuestro organismo contra bacterias muy dañinas como la salmonela y el E. coli. Un estudio hecho por el Departamento de Ciencias Biológicas de la Cátedra de Microbiología en Argentina, dio a conocer como esta cepa bacteriana puede inhibir el crecimiento de las bacterias depredadoras y modula el sistema inmunológico.

Otro estudio hecho por el Laboratorio de Biología y Fisiología de Microorganismos en Brasil señaló como esta bebida probiotica es rica en un polisacárido insoluble conocido como kefiran. Este compuesto ha demostrado tener una poderosa actividad antimicrobiana capaz de luchar contra el exceso de cándidas. Asimismo este compuesto ha demostrado tener la capacidad para reducir el colesterol y la presión arterial.

Promueve unos huesos saludables

Uno de los beneficios del kéfir es tener un alto contenido en calcio,  un mineral esencial para mantener unos huesos saludables. Siendo la deficiencia de calcio uno de los problemas más comunes en la actualidad y que puede producir enfermedades graves como la osteoporosis. Pero eso no es todo, ya que también se característica por tener compuestos bioactivos que mejoran la absorción de calcio en los huesos.

Esta bebida es rica en vitamina k2, nutriente vital para mejorar la salud de los huesos, además de mejorar la absorción de calcio. Los probióticos del kéfir también son capaces de mejorar la absorción de nutrientes y tiene compuestos que mejoran la densidad ósea como el fósforo, magnesio, vitamina D y otros.

Puede combatir el cáncer

El cáncer es uno de las enfermedades más graves que podemos encontrar hoy en día. Siendo uno de los beneficios del kéfir ser una bebida que puede ayudar a tu cuerpo a combatir esta enfermedad. Esto se debe a que tiene compuestos que evitan la propagación de células cancerígenas.

Un estudio hecho por el Departamento de Ciencia de los Alimentos y Nutrición, y la Escuela de Ingeniería de Biosistemas y Ciencia de los Alimentos, de la Universidad de Zhejiang concluyo que uno de los compuestos del kéfir puede inducir a las células cancerosas del estómago a la apoptosis.

Por otro lado un estudio hecho en Brasil por el Instituto de Química y de Microbiologia de la Universidad Federal de Rio de Janeiro, demostró que el kéfir tiene compuestos anti carcinógenos que pueden retardar el crecimiento de los tumores.

Otra prueba es un estudio in vitro realizado en animales hecho por la Escuela Dietética y de Nutrición Humana en el Campus Macdonald de la Universidad McGill en Canadá, donde se vio como el kéfir pudo reducir las células culpables del cáncer de mama en un 56%, a comparación con el 14 % logrado por las cepas utilizadas en el yogurt.

Mejora la digestión y combate el síndrome del intestino irritable

Mantener un equilibrio entre las bacterias del intestino puede llegar a ser una tarea muy difícil de hacer pero que se debe realizar con el fin de prevenir y combatir enfermedades gastrointestinales como el síndrome de intestino irritable, la enfermedad de crohn y las úlceras. Siendo las bebidas probióticas hechas con kéfir de mucha ayuda para restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal.

Esto se debe a que uno de los beneficios del kéfir es tener microrganismos o bacterias saludables que ayudan a restaurar la flora intestinal y combatir el accionar de los agentes patógenos. También se debe destacar que el consumo de bebidas probióticas después de consumir antibioticos puede aliviar los efectos secundarios ocasionados por este tipo de medicamentos.

Reduce los síntomas de las alergias

Las alergias y el asma se encuentran relacionadas con problemas inflamatorios. Un estudio realizado por el Centro de Investigación de Medicina Natural, del Instituto de Investigación de Biociencias y Biotecnología en Corea, demostró que  el kéfir puede ser muy eficaz para reducir la inflamaciónocasionada por las alergias en las células que alteran los pulmones y los conductos de aire en ratones de laboratorio.

Se piensa que esto se debe a los microorganismos vivos ayudan a promover un correcto desempeño del sistema inmunitario y con esto suprime las reacciones alérgicas y modificar la respuesta del cuerpo a los brotes de alergia.

Asimismo un estudio realizado por el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt concluyó que las personas que sufrían  alergias y que consumían kéfir, tenían una notable mejora en sus síntomas alérgicos. Esta conclusión la tomaron después de analizar 23 estudios en donde 17 se destacó esta capacidad del kéfir.

Mantiene una piel saludable

Es muy común que un intestino fuera de control termine causando problemas en nuestra piel como el acné, eczema, psoriasis y otros. Siendo uno de los beneficios del kéfir mantener una piel sana, debido a su contenido en bacterias saludables que favorecen al intestino e indirectamente a la piel.

Por otro lado se debe resaltar que uno de los carbohidratos del kéfir, conocido como kefiran  ayuda a mejorar la cicatrización de las heridas en la piel.  Esto se pudo observar en un estudio hecho en Brasil por el Laboratorio de Biología y Fisiología de Microorganismos, donde se notó su poderosa capacidad protectora del tejido conectivo.

Reduce los síntomas de la intolerancia a la lactosa

Las bacterias saludables que se encuentran en los productos lácteos pueden ser esenciales para mantener un intestino y cuerpo saludable. El problema viene cuando las personas no son capaces de asimilar la lactosa presente en los lácteos. Siendo la lactosa, el azúcar principal que se puede encontrar en la leche cuando se digiere. Pero esto no ocurre con el kéfir debido a que las bacterias consumen esta azúcar con el fin de producir ácido láctico y otros compuestos.

Esto se puede saber gracias a un estudio hecho por la School of Allied Medical Profession de la Universidad Estatal de Ohio, en el cual se observó como el kéfir rompe la lactosa con el fin de transformarlo en sustancias más fáciles de digerir, como él ácido láctico. Es por esta razón que que las cepas bacterianas y nutrientes del kéfir son capaces de eliminar casi en su totalidad la lactosa.

Se debe señalar que existen personas que les van muy bien con el consumo del kéfir de leche de cabra, sin embargo existe un pequeño porcentaje de la población que aun así puede tener problemas con este producto. Es por esta razón que su consumo en caso de sufrir intolerancia se debe realizar con la guía de un profesional o incluso optar por una versión sin lactosa como los bulgaros de agua o coco.

Como preparar un Kéfir casero

El kéfir es una bebida que por lo general se hace con leche de cabra y es lo más recomendado, ya que es una leche de fácil digestión, esta naturalmente homogeneizada y su contenido en caseína es menora comparación con la leche de vaca.  Para preparar kéfir con leche de cabra solo debes seguir los siguientes pasos:

Se debe colocar 2 cucharadas de granos de kéfir en un frasco de vidrio de un litro. Posteriormente debes colocar 2 tazas de leche y mezcla bien con un utensilio de madera. Ahora debes cubrir el frasco con un paño para posteriormente fijarlo con una banda elástica.

Ahora debes buscar un lugar donde el frasco este a temperatura ambiente y lejos de la luz. Deja fermentar la mezcla durante 1 a 3 días. El tiempo depende del nivel de fermentación que se prefiera y de la temperatura ambiental.

Una vez pasado el tiempo debes colar el kéfir con un colador de plástico y colocar los granos en un nuevo lote de leche o almacénalos según se te indique.

En caso de realizar kéfir con agua de coco, leche de coco u otros líquidos dulces, recuerda que su perfil nutricional no será el mismo. Esto se debe a la ausencia de leche que puede proporcionar calcio y potros nutrientes. Sin embargo muchos de los beneficios del kéfir por sus capacidades probióticas se mantienen intactas.

Efectos secundarios potenciales del Kéfir

No existen muchos efectos secundarios vinculados con el consumo de kéfir y se considera como una bebida probiótica totalmente segura. Sin embargo algunas personas pueden tener problemas cuando empiezan a consumirla, como estreñimiento y cólicos intestinales. Asimismo si sufres de intolerancia a la lactosa consulta con un profesional acerca de su consumo ya que tiene residuos mínimos de lactosa.

Publicidad