Remedios Caseros para la Blefaritis – Inflamación de los Párpados

0
799

Remedios Caseros para la Blefaritis – Inflamación de los Párpados

La blefaritis, o inflamación del párpado, es una condición muy común que se da cuando las glándulas sebáceas de los folículos pilosos de las pestañas se obstruyen o padecen alguna infección provocando la inflamación.

Publicidad

Se desconocen las causas exactas que producen la blefaritis, pero hay ciertos factores que aumentan esta condición como la dermatitis seborreica que afecta al cuero cabelludo, cejas, párpados y otras zonas, reacciones alérgicas, infecciones bacterianas o la excesiva producción de aceite por las glándulas sebáceas.

Existen dos tipos de blefaritis, la inflamación del párpado anterior del ojo que se produce en el exterior del ojo y la inflamación del párpado posterior, en el que la inflamación se produce en las esquinas interiores del ojo.

Los síntomas de esta condición incluyen malestar, hinchazón de los párpados, enrojecimiento e irritación de la zona, sensación de ardor, ojos rojos y llorosos, formación de costras en los párpados, aumento de la sensibilidad a la luz o picazón.

La blefaritis debe ser tratada para que no llegue a complicarse y produzca una infección ocular grave debido a bacterias, hongos o virus.

Para el tratamiento de los síntomas de esta afección puede utilizar una serie de remedios naturales simples como  los siguientes:

1. Compresas calientes.

La utilización de compresas calientes ayuda a reducir la escamación que se produce en las pestañas y diluye las secreciones de las glándulas sebáceas ya que el calor mejora la circulación sanguínea en la zona.

Utilización:

Sumerja un paño limpio en agua caliente y escúrralo.

Coloque el paño sobre el párpado cerrado durante un par de minutos y repita el proceso 3 o 4 veces.

Utilice este remedio varias veces al día hasta que mejore la condición.

2. Limpiar los párpados.

Limpie los párpados con frecuencia para eliminar la acumulación de residuos de aceite y escamas que se producen, así como para evitar la formación de costras.

Utilización:

Prepare una solución con 2 o 3 gotas de champú para bebés en 1 taza de agua tibia.

Sumerja una bola de algodón en la solución y frote suavemente sobre la base de las pestañas durante 15 segundos en cada párpado.

Enjuáguese los ojos con agua fría para eliminar cualquier residuo restante y seque suavemente.

Repita este remedio 2 o 3 veces al día.

3. Aceite del árbol del té.

El aceite de árbol de té ayuda a tratar la blefaritis aliviando la inflamación y el picor.

Utilización:

Mezcle 2 o 3 gotas de aceite de árbol de té en 1 cucharada de aceite de coco o aceite de oliva.

Sumerja un algodón en esta solución y limpie con el hisopo la base de las pestañas y mantenga los ojos cerrados durante 5 o 10 minutos.

Repita dos veces al día.

4. Aceite de ricino.

El ácido ricinoleico que contiene el aceite de ricino tiene propiedades anti-inflamatorias y este aceite ayuda a aliviar el picor, la irritación, el dolor y el ardor que produce esta afección.

Utilización:

Lávese los ojos con agua tibia y aplique una compresa caliente sobre los párpados durante 5 minutos.

Mediante la utilización de un hisopo aplique aceite de ricino en el párpado cerrado antes de acostarse para evitar la formación de costras.

A la mañana siguiente lávese los ojos con abundante agua tibia.

Repita una vez al día durante unos días.

Utilice aceite puro, orgánico libre-hexano ricino.

5. El aceite de coco.

El aceite de coco tiene propiedades anti-inflamatorias así como otros nutrientes que ayudan a reducir la inflamación, picazón o el dolor que causa esta afección así como ayuda a restaurar la salud ocular.

Utilización:

Empape un algodón en aceite de coco y colóquelo directamente sobre el párpado durante 15 o 20 minutos.

Repita varias veces al día.

6. Aloe Vera.

Para el tratamiento de la blefaritis es importante mantener los párpados hidratados para evitar la formación de costras y descamación. El aloe vera posee grandes propiedades hidratantes y anti-inflamatorias que ayudan a reducir el enrojecimiento de los párpados, la hinchazón y la inflamación, así como ayuda a tratar la infección.

Utilización:

Parta una hoja de aloe vera para extraer el gel fresco y aplíquelo el párpado frotando suavemente.

Deje reposar durante 10 minutos y enjuague con agua tibia.

Repita 2 o 3 veces al día.

Otros consejos y tratamientos que pueden utilizarse para tratar la blefaritis incluyen la utilización de bolsas de té húmedas para reducir el dolor o la inflamación, la utilización de miel de Manuka para tratar la infección.

Evite frotarse los ojos así como tocárselos con las manos sucias y es importante no maquillarse los ojos, ya que podría empeorar la condición.


Alimentaycura.com

Publicidad