Tratamiento homeopático de la gripe

0
93

Publicidad

Esta es la época del año en la que los medios de comunicación corporativos tratan de apaciguar a sus mejores anunciantes, la gran Industria Farmacéutica, ayudando a diseminar el miedo y el pánico sobre la “epidemia de gripe” de este año. Comúnmente citan estadísticas sensacionalistas, sugiriendo que usted morirá o enfermará gravemente a menos que se vacune. Sin embargo, convenientemente, incluso la Lung Association admite que la gran mayoría de estas muertes asociadas con la gripe no son causadas por esta enfermedad en absoluto, sino por la neumonía. (1)

Esta mezcla de estadísticas es rara en medicina o en ciencia, excepto cuando la economía de la gran Industria Farmacéutica (u otra gran industria) está involucrada, ya que su biblia aparentemente se convierte en “Mentiras, malditas mentiras y estadísticas” (en otras palabras, cómo usar las estadísticas para crear miedo y vender medicamentos). El hecho de que la vacuna contra la gripe del año pasado fue sólo efectiva en un triste 42% (2) es completamente ignorado por los medios de comunicación, aunque la vacuna contra la gripe de 2014-15 fue sólo efectiva en un 23% (y no sorprendentemente, prácticamente ningún medio de comunicación importante informó sobre este hecho).

Los problemas reales de contraer la gripe no provienen de la enfermedad en sí misma, sino del mal manejo de la enfermedad por parte de los médicos y los pacientes. Las personas con gripe toman erróneamente aspirina o acetaminofeno para “bajar la fiebre” de la gripe, pero eso es una de las peores cosas que usted puede hacer, a menos que uno tenga fiebre con una temperatura alta de 39,5ºC o más (una temperatura bastante rara, excepto en los bebés).

En general, los médicos y patólogos consideran que la fiebre es una de las funciones defensivas importantes del cuerpo. La fiebre es uno de los métodos que su cuerpo emplea para combatir la infección viral. Durante la fiebre, el cuerpo secreta abundantes cantidades de interferón, un producto químico antiviral. Si una persona toma un medicamento para reducir la fiebre, el cuerpo no secreta tanto producto químico antiviral, lo que permite al virus agobiar a la persona enferma.

Es algo así como si los médicos no respetaran la “sabiduría del cuerpo”. En lugar de usar esos medicamentos convencionales para suprimir la fiebre, un buen médico o terapeuta ayudará a aumentar las defensas naturales de la persona para ayudar a resolver la infección. La verdadera razón por la que la epidemia de gripe de 1918 a 1919 mató a tantas personas no fue simplemente por esta infección viral, sino porque un medicamento relativamente nuevo, llamado aspirina, se utilizó en grandes cantidades. (3)

Se constató que la ciudad de Nueva York tuvo una de las tasas de mortalidad por gripe más bajas, menos que cualquier otra ciudad importante de los Estados Unidos (4), en parte debido a que el responsable de salud de la ciudad de Nueva York fue el Dr. Royal Copeland, un médico homeopático que desalentó del uso de la aspirina y alentó métodos naturales más seguros, incluidos los medicamentos homeopáticos (5).

Copeland fue elegido más tarde senador por el estado de Nueva York por tres veces, y escribió la famosa Ley Federal de Alimentos, Drogas y Cosméticos de 1938, que fue una de las leyes de derechos del consumidor más importantes jamás escritas porque facultaba a la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para regular los medicamentos- y también daba reconocimiento federal a los medicamentos homeopáticos como “medicamentos”.

Sabiduría, lógica y evidencias científicas en el tratamiento homeopático de la gripe

Es generalmente reconocido que los organismos vivos, incluyendo el cuerpo humano, utilizarán medidas excepcionales para sobrevivir. Al hacerlo, crea unas serie de síntomas que sirven como defensas y como medidas de adaptación para combatir la infección o el estrés. Cuando el cuerpo humano está expuesto a un virus de la gripe, el cuerpo aumenta su temperatura como un esfuerzo defensivo para combatir el virus. Durante la fiebre, el cuerpo aumenta el número de células T y B que ayudan a combatir la infección viral.

La sabiduría y la lógica de los medicamentos homeopáticos es que en lugar de suprimir los síntomas con medicamentos para reducir la fiebre, se utilizará una nanodosis de un medicamento que podría causar fiebre o una afección similar a la gripe para reforzar el sistema inmunológico y de defensa de la persona. Por lo tanto, no es de extrañar que el primer científico galardonado con el Premio Nobel de Medicina fuera el Dr. Emil Adolf von Behring, que descubrió las vacunas contra el tétanos y la difteria. Después de ganar el Premio Nobel, von Behring admitió que su descubrimiento se inspiró en la homeopatía. (6)

A pesar de que las dosis extremadamente pequeñas de nanomedicina y nanofarmacología se consideraban imposibles o improbables de que tuvieran efectos biológicos, hoy en día el campo emergente de la nanomedicina y la nanofarmacología está verificando el significativo poder de las nanodosis de medicamentos. Un informe de 2015 sobre el campo de la nanomedicina prevé que las ventas superarán los 130.000 millones de dólares (7). Sólo es cuestión de tiempo antes de que los médicos, los científicos y el público en general se den cuenta de que la homeopatía es la “nanomedicina original”.

La conclusión es que se sabe que las hormonas y los agentes de señalización celular de nuestro cuerpo operan a niveles de nanodosis (8). Además, una sólida investigación publicada en una de las revistas científicas más respetadas del mundo, laAmerican Chemical Society, ha confirmado que las dosis homeopáticas, incluso aquellas en diluciones extremas, tienen cantidades significativas de nanodosis verificadas por tres tipos diferentes de espectroscopia (9).

La homeopatía como forma de homeoinmunoterapia

Generalmente, los medicamentos homeopáticos no se prescriben para enfermedades específicas, sino para trastornos específicos de cada enfermedad. Por ejemplo, los síntomas que una persona con gripe puede tener (fiebre, dolores corporales y dolor de cabeza frontal, que empeoran con los movimientos, aumento de la sed e irritabilidad, con el deseo de estar a solas) requerirá de un medicamento homeopático diferente de otro (que puede tener fiebre, gran fatiga, un dolor de cabeza en la parte posterior de la cabeza y no tener sed).

De hecho, desde un punto de vista homeopático, es extraño y raro que la gente piense que es prudente usar el mismo medicamento para tratar a todos, aunque las personas con la misma enfermedad puedan tener síntomas totalmente diferentes. Sin embargo, en la homeopatía, hay ciertas condiciones para las cuales ciertos medicamentos homeopáticos específicos pueden ser efectivos para amplios grupos de personas a pesar de sus diferencias en los síntomas.

El uso de un medicamento homeopático llamado Oscillococcinum es un ejemplo de un remedio que puede ser efectivo para muchas personas con gripe, aunque la experiencia clínica sugiere que es más efectivo cuando se usa dentro de las 48 horas siguientes a la aparición de los síntomas de la gripe. Aunque la mayoría de los medicamentos homeopáticos se fabrican a partir de plantas o del reino mineral, el Oscillococcinum es inusual en el sentido de que se elabora a partir del corazón y el hígado de un pato.

Aunque esta fuente pueda sonar extraña inicialmente, tiene sentido para cualquiera que esté familiarizado con la forma en que se propaga la gripe por todo el mundo. Los epidemiólogos han determinado que varias aves, incluyendo los patos, portan virus de la gripe en sus tractos digestivos. La mayoría de las personas hoy en día han oído hablar de la “gripe aviar”, y este hecho hace referencia a esta fuente común de la gripe.

El hecho de que los homeópatas hayan usado Oscillococcinum desde 1925 verifica que los homeópatas han incorporado esta información médica precisa y de vanguardia durante casi un siglo, muy por delante de la medicina moderna. En última instancia, las personas que usan este medicamento homeopático reciben por lo tanto dosis excesivamente pequeñas de varios virus de la gripe, lo que convierte a este medicamento en un tipo de homeoinmunoterapia.

Evidencias científicas de que la homeopatía funciona para el tratamiento de la gripe

Existen varios estudios científicos publicados en revistas médicas revisadas por pares que han confirmado la eficacia del Oscillococcinum. Un amplio estudio realizado en 487 pacientes encontró que casi el doble de los pacientes que recibieron Oscillococcinum se recuperaron de la gripe 48 horas antes que los que recibieron un placebo (17 por ciento versus 10 por ciento). (10) Lo que es de destacar fue un breve informe escrito sobre este asunto en la revista Lancet.

Su titular era “Estudio cuádruple ciego”(11). Debido a que la mayoría de los médicos y consumidores educados están familiarizados con los estudios “doble ciego”, muy pocas personas no saben lo que se entiende por estudios “cuádruples ciegos”. El artículo de la revista The Lancet planteó la pregunta: ¿Qué pasaría si el lector del estudio no supiese de los resultados del mismo? Luego describieron el estudio sin mencionar qué tratamiento se administró, y luego describieron los resultados positivos del tratamiento.

La revista The Lancet planteó entonces la provocadora pregunta: Ahora, ¿qué es lo que siente si se le dice que el tratamiento utilizado fue un medicamento homeopático? El autor de este artículo en la revista The Lancet también mencionó que “una diferencia de un 7% en la eficacia según sería una proporción apreciable en la mayoría de los ensayos clínicos”.

Un grupo diferente de investigadores llevó a cabo un estudio aleatorizado, doble ciego, que incluía 372 pacientes (188 tratados con Oscillococcinum y 187 con placebo) de ambos sexos, con edades comprendidas entre los 12 y los 60 años, que presentaban una temperatura rectal igual o por encima de los 38ºC, dolores musculares, dolor de cabeza o al menos uno de los siguientes síntomas: temblores, dolor torácico, dolor en la columna vertebral, tos, irritación de la mucosa nasal o sensación de malestar (12).

Los pacientes recibieron tres tubos de Oscillococcinum o placebo cada día (mañana, mediodía y noche) durante tres días. Los resultados de este ensayo muestran una diferencia estadísticamente significativa entre los dos grupos, en lo que se refiere a la desaparición de los síntomas después de 48 horas (19.2% en el grupo de Oscillococcinum versus 17.1% en el grupo de placebo) y la mejoría de los síntomas (43.7% versus 38.6% en el grupo de placebo) (p = 0.0028).

Además, la frecuencia de uso simultáneo de otros medicamentos fue ligeramente mayor en el grupo placebo, al igual que el uso de múltiples medicamentos. Sólo el 13.8% del grupo de Oscillococcinum utilizó dos o tres fármacos (analgésicos y antirreumáticos), contra el 19.6% del grupo de placebo.

Otro parámetro considerado fue el porcentaje de pacientes capaces de regresar al trabajo, que fue mayor en el grupo del Oscillococcinum, tanto los que pudieron volver pasados dos días del inicio de la enfermedad (16.3% frente a 9.3%) como después de cuatro días, con diferencias significativas.

El tratamiento homeopático reduce la duración de la enfermedad por gripe

The Cochrane Collaboration es un grupo de investigadores internacionalmente respetados que evalúan estudios científicos. En 2004, revisaron siete estudios que utilizaron Oscillococcinum en el tratamiento o prevención de la gripe (13). Se evaluaron cuatro ensayos de tratamiento (n = 1,194) y tres ensayos de prevención (n = 2,265).

Sólo dos estudios tenían la suficiente información como para permitir la obtención de datos , y ambos estudios sólo evaluaron el uso de este medicamento en el tratamiento de la gripe o afecciones similares a la gripe (los dos estudios mencionados anteriormente fueron los dos estudios evaluados).

El tratamiento con Oscillococcinum redujo la duración de la enfermedad por gripe en 0,28 días (intervalo de confianza del 95%: 0,50 a 0,06). El Oscillococcinum también aumentó la probabilidad de que un paciente considerara efectivo el tratamiento (riesgo relativo 1,08; IC del 95%: 1,17 a 1,1). Esta revisión también concluyó que el número de días necesarios para volver al trabajo se redujo significativamente en 0,49 días (IC del 95%: 0,89 a 0,08) en comparación con el control (promedio de 4,1 días).

El riesgo relativo del tratamiento fue de 0.60 (0.37-0.98), lo que significa que la proporción de pacientes tratados con Oscillococcinum que consideraron que el tratamiento fue inútil fue de 0.6, en comparación con 1.0 para el placebo (una diferencia significativa del 40 por ciento). Los autores de esta revisión de investigación consideraron que estos resultados eran “prometedores”, aunque no lo suficientemente sólidos como para justificar una recomendación general de usar Oscillococcinum para el tratamiento de “primera línea” de la gripe o síntomas similares a los de la gripe.

En cuanto al uso del Oscillococcinum en la prevención de la gripe, los investigadores concluyeron que no fue efectivo. Sin embargo, debe destacarse que la empresa que fabrica Oscillococcinum no comercializa este medicamento para la “prevención” de la gripe, sólo para el tratamiento de la misma (y para síntomas parecidos a los de la gripe).

En 2012, Cochrane Collaboration llevó a cabo un nuevo análisis de la investigación sobre el Oscillococcinum en el tratamiento de la gripe, y su conclusión fue más conservadora que los análisis anteriores de esta organización (14).

El análisis de 2012 concluyó: “Aunque los resultados de otros cuatro ensayos clínicos (con un total de 1196 participantes) sugirieron que el Oscillococcinum alivió los síntomas de la gripe a las 48 horas, esto podría deberse al sesgo en los métodos de estudio”. En otras palabras, aunque dos de estos estudios fueron a doble ciego, aleatorios y controlados con placebo, estos estudios no tenían altos estándares de investigación, lo que posibilitó un sesgo en los resultados.

Cabe señalar que alrededor del 99% de los estudios clínicos realizados hoy en día y publicados en revistas médicas revisadas por pares también se consideran que tienen cierto grado de “potencial de sesgo”.

Otros estudios sobre medicamentos homeopáticos

La medicina homeopática es muy popular entre los médicos de Brasil. De hecho, hay 15.000 médicos en Brasil que están especializados en homeopatía, lo que la convierte en el decimosexto grupo más amplio de médicos de las 61 especialidades médicas (15).

Es aún más impresionante observar que varias agencias de salud pública brasileñas han estudiado la eficacia de la medicina homeopática y han abogado por su uso. Los estudios sobre el uso de la medicina homeopática en el tratamiento del dengue han encontrado resultados notablemente positivos (16), lo que es particularmente importante porque la medicina convencional ofrece muy poco en este sentido.

Se llevó a cabo un ensayo clínico sobre la prevención de la gripe en el Sistema de Salud Pública de Brasil en Petrópolis (una de las principales ciudades de Brasil) con niños de 1 a 5 años (17). Los medicamentos utilizados se seleccionaron principalmente en base a experimentos in vitro (InfluBio, que es una dosis homeopática, 30X, del virus de la gripe [A/Victoria/3/75 (H3N2)], y en experiencias clínicas de cierto éxito (Complejo homeopático compuesto de Streptococcus y Staphylococcus y virus de la gripe inactivados, en una dilución 30X).

Después del consentimiento informado de los padres, los sujetos fueron distribuidos aleatoriamente, de manera ciega, en tres grupos experimentales: Complejo Homeopático, placebo e InfluBio. Los funcionarios de salud pública de Brasil recopilaron mensualmente los episodios sintomáticos de gripe e infección respiratoria aguda siguiendo el protocolo establecido. El número de estos episodios se registró en un año (2009-2010). De los 600 niños seleccionados, 445 (74.17 %) completaron el estudio (149: Complejo homeopático; 151: Placebo; 145: InfluBio).

El número de episodios sintomáticos de gripe e infección respiratoria aguda detectados en este ensayo clínico fue bajo; sin embargo, fue diferente entre los grupos homeopáticos y el placebo (p < 0,001). En el primer año posterior a la intervención, 46 de los 151 niños (30.5%) del grupo placebo desarrollaron tres o más episodios de gripe e infecciones respiratorias agudas, mientras que no hubo episodios en el grupo de 149 niños que usaron el Complejo Homeopático, y sólo un episodio en el grupo de 145 niños (1%) que recibieron InfluBio.

Los investigadores concluyeron que el uso de medicamentos homeopáticos minimizó el número de casos sintomáticos de gripe e infección respiratoria aguda en niños, lo que indica que el potencial profiláctico homeopático debe ser investigado en estudios posteriores.

En los EE. UU., no se han realizado estudios formales que prueben las dosis homeopáticas de los virus de la gripe en su prevención. Sin embargo, un protocolo popular derivado de las experiencias europeas ha utilizado el Influenzinum 9C, utilizando una fórmula anual que cambia según los tres virus de la gripe más comunes.

Típicamente, se recomienda la administración de cinco dosis, tomando una dosis a la semana durante cuatro semanas y luego tomando una quinta dosis un mes más tarde. Aunque no se han realizado estudios clínicos que prueben las dosis homeopáticas de Influenzinum, sí ha habido un estudio in vitro con Influenzinum 30C (18). En este estudio, las alteraciones celulares inducidas por Influenzinum 30C fueron analizadas por microscopía óptica y electrónica, MTT y ensayos de captación del rojo neutro. El metabolismo glicolítico (PFK-1) fue estudiado por ensayo espectrofotométrico.

Adicionalmente, la producción del factor-α de necrosis tumoral (TNF-α) por los macrófagos J774.G8 fue cuantificado mediante ELISA antes y después de la infección con el virus de la gripe H3N2 y del tratamiento. No se encontró que Influenzinum tuviera efectos citotóxicos, pero indujo alteraciones morfológicas en las células del riñón canino Madin-Darby (MDCK). Después de 30 días, se detectó un aumento significativo (p < 0.05) en la tasa de mitosis en comparación con el grupo de control.

La actividad mitocondrial del MDCK se modificó después del tratamiento durante 10 y 30 días. El tratamiento disminuyó significativamente (p < 0,05) la actividad del PFK-1.

El factor de necrosis tumoral (TNF-α) por los macrófagos J774.G8 estimulados por bioterapia indicó un aumento significativo (p <0.05) de esta citoquina cuando se analizó el sobrenadante celular. Los investigadores concluyeron que Influenzinum 30C modificó las características celulares y bioquímicas de las células MDCK y J774G8.

Otros medicamentos homeopáticos para la gripe

– Gelsemium (yelow jessamine): Cuando la fatiga y una sensación generalizada de pesadez y debilidad impregnan a la persona, incluso provocando temblor de partes individuales y teniendo los párpados pesados y semiabiertos, este remedio puede ayudar. Estas personas tienden a tener poca o ninguna sed, pueden experimentar escalofríos en la columna vertebral y tener un dolor de cabeza en la parte posterior de la cabeza.

– Bryonia (white bryony): Las personas que tienen dolores corporales pronunciados durante la gripe, agravados por cualquier tipo de movimiento pueden sentirse mejor con este remedio. Generalmente, estas personas también tienen un dolor en la parte frontal de la cabeza que también se agrava por el movimiento. Tienen los labios secos, incluso agrietados, tos seca y mucha sed. A pesar de tener calor, son reacios a las habitaciones cálidas. Las personas con gripe que están muy irritables e insisten en quedarse solas tienden a beneficiarse también de este remedio.

– Eupatorium perfoliatum: Las personas con gripe que experimentan dolores musculares y dolores en los huesos y/o en los ojos se benefician a menudo de este remedio. Otro síntoma característico de las personas que podrían encontrar beneficios en este remedio son los escalofríos que se presentan por la mañana, especialmente de 7 a 9. Estas personas desean bebidas frías, incluso teniendo resfriado y a pesar de que puede provocar escalofríos, y se sienten mejor acostados.

– Rhus toxicodendron (hiedra venenosa): Este remedio se ha encontrado útil para las personas con dolores musculares que se ven agravados por el movimiento inicial pero aliviados por el movimiento continuo. Estas personas a menudo están muy inquietas, especialmente por la noche en la cama, tienden a tener dolor de garganta y tienen mucha sed, pero sólo admiten unos sorbos de agua. Si se desarrolla una úlcera bucal durante la gripe, algunas personas pueden considerar la administración de este medicamento.

– Arsenicum album (también conocido como arsénico blanco): Esta solución altamente diluida es un medicamento importante para las personas con gripe estomacal que experimentan náuseas y vómitos junto con fiebre. Estas personas son sensibles y empeoran por la exposición al frío. Experimentan una gran sed pero sólo admiten pequeños sorbos de agua.

Se sienten inquietas y ansiosas, por lo general preocupadas si en realidad podrían estar más enfermas de lo que están, y pueden buscar la opinión de varios profesionales sobre su condición. Se sienten mejor con compañía a su alrededor, y se sienten mucho peor cerca de la medianoche. Nota: No intente mezclar esto usted mismo, ya que debe estar científicamente preparado para ser seguro y efectivo.

Los medicamentos homeopáticos mencionados anteriormente se usan comúnmente en las potencias de 6X, 6C, 12X, 12C o 30X, 30C.

Dana Ullman, es uno de las principales defensores de la homeopatía en los Estados Unidos. Es autor de 10 libros, entre ellos, “The Homeopathic Revolution: Why Famous People and Cultural Heroes Choose Homeopathy” (La revolución homeopática: por qué las personas famosas y los héroes culturales eligen la homeopatía) y el best-seller “Everyone’s Guide to Homeopathic Medicines (Guía de medicamentos homeopáticos para todos), con Steven Cummings, MD. Es fundador de Homeopathic Educational Services (www.homeopathic.com), un centro de recursos líder en libros homeopáticos, cintas, medicamentos, software y cursos por correspondencia.

Publicidad