Síntomas y tratamiento de la alergia a los ácaros

0
279

Publicidad

Los ácaros son insectos diminutos (arácnidos), su longitud es menor de un milímetro. Viven entre dos y tres meses y se reproducen rápidamente en ambientes calurosos, húmedos y llenos de polvo. Se les puede encontrar ocultos en ropas de cama, peluches, cortinas, colchones, alfombras, entre otros. Son muchas las personas que padecen de alergia a los ácaros. Si deseas saber cuáles son los síntomas y tratamiento de la alergia a los ácaros, continúa leyendo este artículo de alimentaycura.com en el que podrás encontrar todos los detalles al respecto.

Causas de la alergia a los ácaros

La alergia es considerada una enfermedad del sistema inmunológico tan frecuente como el asma, la rinitis o la conjuntivitis. Las alergias son una respuesta inmune inapropiada frente a un agente externo que el organismo considera como un invasor.

La causa de la alergia a los ácaros es simplemente la respuesta inmune inapropiada ante el insecto ácaro, también se dice que en las personas alérgicas podría existir una predisposición genética. Así mismo, los factores ambientales juegan un papel fundamental como agente causante de la alergia a los ácaros. Por ejemplo, como ya hemos mencionado anteriormente, los ácaros se reproducen con mayor facilidad en ambientes calurosos y húmedos, razón por la cual en otoño podrían reproducirse porque comenzamos a utilizar la calefacción y hay poca ventilación natural en la casa debido a que tenemos las ventanas siempre cerradas.

Síntomas de la alergia a los ácaros

A continuación, enumeramos cuáles son los síntomas de la alergia a los ácaros más comunes:

Estornudos: si te encuentras en un ambiente donde hay ácaros, comenzarás a estornudar de manera constante, este es uno de los síntomas.

Lagrimeo en los ojos: sentir lagrimeo en los ojos también puede ser una señal de que sufres de alergia a los ácaros.

Goteo o congestión nasal: si tienes goteo o congestión nasal que perdura en el tiempo es un signo de que te encuentras en un ambiente con ácaros y posiblemente seas alérgico a ellos.

Tos: se trata de una tos constante.

Cansancio: si te sientes débil, cansado y con falta de energía podría ser un síntoma relacionado a este tipo de alergia.

Para poder confirmar que en realidad tienes alergia a los ácaros, es fundamental y necesario que acudas a tu médico de cabecera para que pueda darte un diagnóstico correcto y certero.

Tratamiento de la alergia a los ácaros

Si después de haber acudido a tu médico de cabecera y que este te haya confirmado que tienes alergia a los ácaros es muy posible que entre las indicaciones que te haya dado, estén algunas de las siguientes:

El médico de cabecera podrá recetar medicamentos de tipo antihistamínicos y anticongestivos, es importante que sigas sus indicaciones y no te auto mediques.

Por otra parte, lo primero que debes hacer es tomar medidas en casa para frenar y combatir la reproducción de los ácaros. Para lograrlo, debes saber que los ácaros se reproducen en ambientes húmedos, calientes y oscuros, por lo que se recomienda mantener una temperatura menor a 20 grados centígrados y utilizar algún deshumidificador.

Semanalmente, abrir las ventanas para ventilar la casa y que entre luz natural. También puedes sacar los colchones al sol por un par de horas para poder eliminar los ácaros que puedan encontrarse en ellos.

Realizar una limpieza profunda del hogar, es la mejor medida preventiva y de control.

Utilizar fundas y protectores de colchones y almohadas que sean hipoalergénicos.

Publicidad