Benefíciate de todas las propiedades curativas de la milenrama

0
169

Publicidad

La planta milenrama, conocida también como Achilea millefolium L, es una planta medicinal que si la consumes con cierta regularidad puede llegar a aportarte muchos beneficios.

La milenrama es una planta milenaria procedente de Eurasia, y que pertenece a la familia botánica de otras plantas mucho más conocidas en Europa como por ejemplo, la stevia, la árnica, el cardo mariano, o la alcachofa.

Además de ser una planta medicinal con efectos muy destacados sobre la salud, la milenrama puede tener también un uso decorativo, dado que sus flores y hojas son muy llamativas, y desprende también un aroma muy agradable.

¿Qué nos aporta la milenrama?

La milenrama es una planta utilizada en muchos remedios caseros y medicinales porque contiene, entre otros muchos nutrientes, aceites esenciales, flavonoides, taninos, vitamina C y curmarinas.

Desde tiempos ancestrales, la milenrama ha estado asociada a determinadas propiedades medicinales como la antiinflamatoria, la diurética, la antiséptica, la digestiva, la antipirética, o la antimicrobiana.

En muchas ocasiones, es una planta muy beneficiosa a la hora de calmar las molestias de las menstruaciones dolorosas o con sangrado muy abundante. Además, también se usa para combatir las náuseas y los vómitos que suelen sufrir algunas mujeres durante los primeros meses de gestación.

Otro de los usos medicinales que se le da a la milenrama es, precisamente, para evitar la mala circulación, las varices, las hemorroides y, en general, todos los problemas relacionados con el sistema circulatorio del organismo.

También se le han atribuido propiedades digestivas y antidiarreicas a la milenrama. Para calmar la diarrea, es necesario tomar una infusión de esta planta, al menos, dos veces al día.

Además de disminuir los espasmos intestinales, la milenrama puede también ayudarnos a expulsar los gases, a mejorar los procesos de indigestión, la acidez, así como para estimular el apetito. Si se mezcla con manzanilla, la milenrama puede ser también muy eficaz para el tratamiento de las úlceras de estómago.

La milenrama puede tener también un uso externo, por lo que se suele emplear para mejorar diferentes patologías de la piel, como el acné, los eczemas o los hematomas. También se puede elaborar una cataplasma con la flor de esta planta, y aplicarla para desinfectar heridas, incluso, para mejorar las ojeras típicas de la falta de descanso, o para eliminar las grietas que se forman en las uñas.

Cómo tomar la milenrama

La milenrama puede tener dos tipos de uso diferentes, un uso interno o un uso externo. En el caso de que busquemos un uso interno para aliviar alguna dolencia, será necesario consumirla en infusión.

Para prepararla, ponemos una cucharadita de la planta seca en una taza y agregamos 200 ml de agua muy caliente. Es conveniente dejarla reposar alrededor de tres minutos, y después colarla y beberla poco a poco, según se va enfriando.

Si queremos aplicar la milenrama para uso externo, debemos aplicar la infusión de esta planta o el jugo que desprende el tallo de la planta de forma local, en la parte del cuerpo en la que queremos aprovechar su efecto.

Es importante destacar que la milenrama es una planta muy eficaz para limpiar y desinfectar heridas y quemaduras, o para aliviar el picor que ocasionan las hemorroides, o el picor vaginal.

En ocasiones también está recomendada como colutorio para cuidar de nuestra salud bucodental, y para prevenir así las infecciones y las bacterias que proliferan en el interior de nuestra boca.

Publicidad