5 remedios para bajar la fiebre sin necesidad de medicamentos

0
153

Publicidad

La fiebre no es como tal una enfermedad, sino un mecanismo de defensa que se activa cuando el sistema inmunitario detecta una amenaza, ya sea por un agente patógeno o un desencadenante inflamatorio.

Se caracteriza por un aumento de la temperatura corporal por encima de lo normal, es decir, cuando al medirla es superior a los 37,5 ºC.

Aunque su función es ayudar a proliferar los anticuerpos para luchar contra los organismos invasores, en ocasiones puede acarrear otras reacciones negativas que, incluso, ponen en riesgo de la vida.

Sin embargo, casi siempre se produce de forma leve, acompañada con síntomas comunes como el cansancio, los dolores de cabeza y la debilidad muscular.

Por fortuna, además de los medicamentos antipiréticos, hay remedios de origen natural que ayudan a restablecer la temperatura a un nivel normal.

En el siguiente espacio queremos compartir en detalle los 5 mejores para que no dudes en probaros cuando te aqueje este síntoma.

¡Toma nota!

1. Infusión de tomillo y manzanilla

Combinando las propiedades del tomillo con flores de manzanilla podemos obtener un remedio antibiótico y antiinflamatorio que facilita el tratamiento de las infecciones relacionadas con la fiebre.

Sus nutrientes sobreponen las pérdidas que se sufren con la sudoración y, por si fuera poco, ayudan a evitar la deshidratación.

Ingredientes

½ cucharada de tomillo (5 g)

½ cucharada de manzanilla (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Pon el tomillo y la manzanilla en una taza de agua hirviendo.

Tapa la bebida, déjala reposar 20 minutos y cuélala.

Modo de consumo

Ingiere la bebida en cuanto sientas la fiebre.

Si es necesario, tómala 2 veces al día.

2. Infusión de cáscaras de naranja

La infusión de cáscaras de naranja le proporciona a nuestro organismo una cantidad importante de vitamina C, nutriente que fortalece las defensas.

Su consumo facilita la regulación de la temperatura corporal y sobrepone los líquidos y nutrientes perdidos por la enfermedad.

Ingredientes

La cáscara de una naranja

1 taza de agua (250 ml)

1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

Pica la cáscara de una naranja y ponla en una taza de agua hirviendo.

Tapa la bebida y déjala reposar 10 o 15 minutos.

Pasado este tiempo, cuélala y endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

Ingiere una taza de infusión en la mañana y otra en la tarde.

3. Infusión de milenrama

La milenrama es uno de los remedios populares para restablecer la temperatura corporal en caso de fiebres leves y altas.

Ingredientes

1 cucharadita de milenrama seca (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Agrega una cucharadita de milenrama seca en una taza de agua hirviendo y tápala.

Deja que repose 10 o 15 minutos para que libere sus extractos.

A continuación, cuélala e introdúcela en el refrigerador hasta que esté bien fría.

Modo de consumo

Toma la infusión fría a sorbos, ante la primera señal de fiebre.

Consúmela hasta 2 veces al día.

Nota: Esta bebida está contraindicada para mujeres embarazadas y personas que consumen medicamentos anticoagulantes.

4. Infusión de saúco

El saúco es un remedio tradicional contra la fiebre y otros síntomas propios de los procesos gripales.

Sus propiedades desintoxicantes ayudan a limpiar la sangre y fortalecen las defensas naturales del cuerpo.

Ingredientes

1 cucharadita de saúco (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Añade el saúco en una taza de agua hirviendo y tápalo.

Pasados 10 o 15 minutos, cuela la bebida y consúmela.

Modo de consumo

Toma la infusión a sorbos, preferiblemente en la mañana.

Si la fiebre persiste, repite su consumo.

5. Infusión de hinojo

Aunque conocemos el hinojo por sus propiedades digestivas, es bueno saber que cuenta con sustancias que también facilitan el control de la fiebre.

Sus nutrientes esenciales fortalecen el sistema inmunitario y ayudan a mejorar la respuesta en caso de inflamación o infecciones.

Ingredientes

1 taza de agua (250 ml)

2 cucharaditas de hinojo (10 g)

1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale el hinojo.

Reduce el fuego y deja la bebida durante 2 o 3 minutos más.

Luego, tápala y espera que repose 15 minutos a temperatura ambiente.

Cuélala y, si gustas, endúlzala con una cucharada de miel.

Modo de consumo

Toma una taza de infusión cuando notes un aumento de tu temperatura corporal.

Repite su consumo 2 veces al día si lo consideras necesario.

Prueba cualquiera de los remedios mencionados cuando atravieses un episodio de fiebre. No obstante, si el síntoma persiste, no dudes en consultar al médico.

Publicidad