Harina de yuca, una alternativa muy saludable

0
113

Publicidad

No contiene gluten y su sabor resulta prácticamente inapreciable cuando se incorpora a cualquier receta. La harina de yuca, de consumo habitual en Latinoamérica, gana adeptos también en Europa entre aquellos que buscan una alternativa a las tradicionales harinas de cereales.

Procede de la raíz de esta planta cuyo nombre científico es Manihot esculenta y puedes utilizarla en la cocina sustituyendo, por ejemplo, a la harina de trigo, o también mezclándola con ella o con otras. Se emplea en la elaboración de panes, galletas y productos de repostería y también es válida para preparar rebozados, espesar salsas o dar consistencia a cualquier guiso.

La raíz de yuca es rica en almidones y probablemente conozca otros productos que encuentran en ella su materia prima. Es el caso de la tapioca, una sémola, normalmente pre-cocida, que se presenta en forma de minúsculos granos, elaborados a partir de fécula de yuca. Es decir, de los almidones de la planta.

La harina no es exactamente lo mismo, porque se obtiene de la raíz entera, seca o asada, y posteriormente molida y convertida en un fino polvo de textura ligera y sabor neutro. Por eso, todos los nutrientes de la raíz están presentes en la harina de yuca. Entre esos nutrientes hay que destacar la vitamina C y la fibra que aporta al organismo. La raíz de yuca es una buena fuente de carbohidratoscomplejos y tiene menos grasas, azúcares y sodio (sal) que otras harinas como las de trigo, maíz, almendra o arroz.

¿Qué beneficios aporta incluirla en la dieta?

La harina de yuca puede ser una alternativa saludable especialmente para las personas celiacas y para aquellas que presentan algún tipo de intolerancia o alergia no solo al gluten, sino a cualquier otra proteínas de las que contienen los cereales. La yuca no tiene nada que ver con ellos ni tampoco con los frutos secos como almendras, nueces, avellanas o cacahuetes (otro de los grupos de alimentos que más alergias provocan), por lo que, con esta harina tienes una garantía casi total de estar a salvo de reacciones adversas de tipo alérgico. Por supuesto siempre hay excepciones.

No solo el hecho de estar libre de gluten es uno de sus valores, además, otros beneficios que puede aportarnos a todos son:

Menos grasas y azúcares

Esta harina un producto totalmente natural, libre de conservantes, grasas o azúcares añadidos, capaz deaportar energía de manera progresiva por su contenido en carbohidratos complejos. Tiene menos grasas y azúcares que otras harinas con y sin gluten, por lo que resulta adecuada tanto para las personas con diabetes, como para aquellas que deben reducir sus niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. La menor presencia de grasas contribuye también a mantener en niveles adecuados la presión arterial.

Aliada de dietas de adelgazamiento

El hecho de tener una menor cantidad de grasas y azúcares es lo que hace que esta harina sea una de las más adecuadas especialmente si estás siguiendo una dieta para perder peso y adelgazar en la que la ingesta de este tipo de alimentos ha de ser limitada. Ten en cuenta, además, su alto contenido en fibra, indispensable a la hora de depurar el organismo eliminado grasas y toxinas.

Menos sal

Es uno de los alimentos con menos contenido en sodio que puedas encontrar. Bueno, por tanto, para reducir la hipertensión y ayudar a la buena salud cardiovascular.

La de yuca es una harina a la que podríamos hacerle un hueco en nuestra cocina, sola o combinada con otras como la de arroz o la de trigo. Con su uso, reducimos la ingesta de sal, grasas y azúcares aumentando la fibra en nuestra dieta. ¡Todo ventajas!

Publicidad