Remedios para la pancreatitis

0
415

La pancreatitis consiste en la inflamación súbita del páncreas, previamente sano, que produce un cuadro agudo y grave que no deja secuelas si se produce la curación.

Publicidad

Puede ser leve y limitada a la formación de un edema en el interior de la glándula que respeta las células pancreáticas o complicarse a formas más graves con hemorragia y destrucción de la estructura interna de la misma.

El cuadro clínico de la pancreatitis aguda se caracteriza por un dolor sordo y constante en la región superior del abdomen,

Este dolor puede, a menudo, extenderse hasta la espalda empeorando con el movimiento. También puede existir vómitos, náuseas y fiebre. Es muy común la aparición de un hematoma de la piel que rodea el abdomen.

Los principales factores de riesgos para desarrollar esta enfermedad son:

Cálculos o piedras en la vesícula: Es la causa más frecuente de episodios de pancreatitis aguda debido al enclavamiento de piedras o cálculos biliares en la papila de Vater punto de salida del conducto pancreático hacia el colédoco (que transporta la bilis) justo al lado ya del duodeno. Este taponamiento retiene las enzimas en el interior del órgano y provoca su inflamación.

Consumo de bebidas alcohólicas: Es la segunda causa más frecuente de este cuadro, con mayor incidencia entre los varones donde el consumo de esta sustancia suele ser más habitual. Se produce por una afectación directa de la glándula por reabsorción de las enzimas producidas, generalmente en bebedores crónicos, aunque una única ingesta lo suficientemente intensa puede provocar una pancreatitis aguda en personas que habitualmente no consumen alcohol.

Consumo de medicamentos: Algunos fármacos como los estrógenos, las tetraciclinas, ciertos diuréticos, las sulfamidas y los empleados en quimioterapia han demostrado ser un factor predisponente para esta enfermedad, aunque se sospecha de muchos otros esta misma relación.

Infecciones: Los virus de la hepatitis A y B, parotiditis (paperas) y de la mononucleosis infecciosa, así como la Salmonella, la Candida y algunos parásitos han sido también implicados.

Traumatismos: tanto externos como secundarios a cirugía abdominal o ciertas pruebas exploratorias endoscópicas.

Es importante observar que la pancreatitis requiere de una atención médica, ya que, de no recibirlo, puede complicarse. Cuando éste se produce, todos los órganos importantes del organismo sufren una falta de sangre y, por lo tanto, de oxígeno, lo que da lugar a su lesión. La insuficiencia renal, respiratoria y cardíaca son riesgos importantes.

 Las enzimas pancreáticas que han empezado a circular por todo el cuerpo (al igual que diversos tóxicos creados por la digestión anormal del páncreas por estas enzimas) tienen efectos importantes sobre los sistemas corporales principales y pueden dar lugar a muchas complicaciones: lesión del corazón, el riñon, el pulmón, la mucosa del tracto gastrointestinal, el hígado, los ojos, los huesos y la piel.

Las enzimas pancreáticas actúan sobre los vasos sanguíneos que rodean el páncreas e incluso los situados a distancia, por lo que aumenta el riesgo de coágulos sanguíneos, que complican la situación al obstruir el flujo sanguíneo en los vasos. Cuando el flujo sanguíneo queda obstruido, disminuye el aporte de oxígeno a diversos órganos, que pueden sufrir lesiones.

El páncreas presenta problemas adicionales incluso después de la disminución de la pancreatitis. Cuando todo él está inflamado y sufre una muerte celular extensa (necrosis pancreática), es extremadamente sensible a la infección. Una colección localizada de pus (absceso pancreático) aparece después de varias semanas de la enfermedad y puede aumentar la fiebre y hacer que otra vez exista dolor.

Debido a todo lo anterior, el tratamiento médico es completamente imprescindible, pero puede resultar conveniente, en la recuperación, complementarla con remedios naturales siempre bajo la supervisión médica.  A continuación, se detallan algunos remedios para la pancreatitis.

 

Remedios populares

Remedio para la pancreatitis #1: Hervir 40 g de hojas de llantén mayor y 20 g de raíz de regaliz en 1 litros de agua por 10 minutos.  Tomar a  lo largo del día por 20 días.

Remedio para la pancreatitis #2: Hervir 40 g de romero y 30 g de hojas de salvia Tapar y dejar en infusión 20 min, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, durante 16 días consecutivos; descansar 10 días y empezar de nuevo otros 16 días más, es decir, 32 días en total.

Remedio para la pancreatitis #3: Hervir 60 g de hojas de cincoenrama y 60 g de hierba de San Roberto hasta reducir de 2 litros a 1 litro y colar.  Tomar 2 tazas al día.

Remedio para la pancreatitis #4: Hervir 50 g de milenrama y 60 g de bayas de alquequenje en 1 litro de agua por 10 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 3 tazas diarias durante 20 días.

Remedio para la pancreatitis #5: Hervir 100 g de rizoma de grama de las boticas y 60 g de flores de maravilla en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro. Colar, tapar y dejar refrescar.  Tomar 2 tazas diarias por 15 días.

Remedio para la pancreatitis  #6:  Hervir 25 g de corteza de agracejo y 20 g de bayas de enebro en un litro de agua por 10 minutos.  Pasado ese tiempo, filtrar y repartir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, 4 días consecutivos a la semana, durante 8 semanas seguidas, es decir, 32 días en total.

Remedio para la pancreatitis  #7: Hervir 2 cucharadas de cardo mariano y 40 g de flores de maravilla en 1 litro de agua por 10 minutos.  Tomar 2 tazas diarias por 15 días

Remedio para la pancreatitis  #8: Usar sales de Schussler como Ferrum phosphoricum el cual es recomendado para los casos de pancreatitis aguda, en la fase de inflamación.

Remedio para la pancreatitis  #9: Hacer enemas de café para facilitar el proceso de eliminación de las toxinas que puedan encontrarse en el páncreas y la vesícula biliar.

Remedio para la pancreatitis  #10: Tomar una cucharada de jugo de limón con otro de aceite de oliva prensado en frío, todos los días, en ayunas.

Remedio para la pancreatitis  #11: Aplicar un emplasto de arcilla directamente sobre la zona del páncreas y dejar puesta toda la noche.  Para evitar que la persona se sienta incómoda durante la noche y no pueda dormir bien, se envuelve el emplasto con un paño y con una venda elástica de forma tal que quede fija al cuerpo.

Recomendaciones

Adoptar una dieta baja en grasa.

Ingerir porciones más pequeñas de alimentos con mayor frecuencia durante el día .

Procurar la ingesta de alimentos ricos en vitamina A, E y C, ya que las personas que sufren de pancreatitis pueden tener deficiencias de estos nutrientes Igualmente, recomendable es el consumo de suplementos de  vitamina B12.

Tomar más líquidos. La pancreatitis puede causar deshidratación.  Por ello, se aconseja consumir más líquidos (jugos, sopas, entre otros) durante todo el día.  Procurar siempre tener una botella de agua cerca.

Publicidad