Cómo utilizar cebolla para combatir la tos de forma natural

0
220

Publicidad

La cebolla es uno de los ingredientes naturales que, por sus propiedades nutricionales, nos pueden ayudar a acelerar la recuperación de la tos y otros problemas respiratorios.

Rica en antioxidantes, antiinflamatorios naturales y compuestos antibióticos, es un vegetal que ayuda acombatir de forma eficaz los virus y bacterias que atacan las vías respiratorias.

Lo más interesante es que, a diferencia de algunos productos convencionales, no provoca reacciones indeseadas y se puede combinar con varios ingredientes que mejoran la salud inmunitaria.

Esto, en conjunto con sus efectos expectorantes, reducen rápidamente la congestión, controlan el dolor de garganta y disminuyen la producción excesiva de flemas.

¿Sabes cómo utilizarla? No dejes de probar los siguientes remedios naturales.

Jarabe de cebolla y miel de abejas

Combinando los nutrientes de la cebolla con las propiedades antibióticas de la miel de abejas podemos obtener un jarabe natural para reducir la tos y eliminar las flemas.

Ambos ingredientes calman la irritación de los conductos respiratorios y ayudan a remover las toxinas y bacterias que se retienen en su interior.

Ingredientes

1 cebolla

½ taza de miel de abejas (167 g)

Preparación

Pica la cebolla en pequeñas láminas e introdúcela en un frasco de cristal.

A continuación, vierte la miel de abejas y asegúrate de cubrir por completo el vegetal.

Tapa el frasco y déjalo reposar durante 12 horas, en un lugar fresco y oscuro.

Modo de consumo

Ingiere una cucharada de jarabe en ayunas y repite su ingesta 2 o 3 veces al día.

Tómalo a diario hasta aliviar la tos.

Té de cebolla y ajo

La mezcla de cebolla y ajo en una bebida caliente nos ayuda a reducir la irritación de la garganta y el exceso de producción de flemas con el que se acompaña la tos.

Sus vitaminas y minerales fortalecen las defensas y ayudan a mejorar la respuesta contra los microorganismos patógenos que atacan el sistema respiratorio.

Ingredientes

½ cebolla

1 diente de ajo

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Corta la cebolla y el ajo, y ponlos a hervir en una olla con las tazas de agua.

Cuando llegue a ebullición, baja el fuego, y déjalo 2 o 3 minutos más.

Retira la bebida y déjala reposar a temperatura ambiente hasta que esté apta para el consumo.

Cuélala y sírvela.

Modo de consumo

Ingiere una taza de té en ayunas y repite su consumo antes de acostarte.

Repite el remedio todos los días hasta controlar la tos.

Licuado de cebolla, ajo y zanahoria

Este licuado con cebolla es una bebida llena de vitaminas, minerales y otros importantes nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario para combatir de forma efectiva la tos y las infecciones respiratorias.

Tiene propiedades expectorantes y antiinflamatorias que facilitan la eliminación de las flemas y residuos que causan congestión.

Ingredientes

1 cebolla mediana

1 diente de ajo

2 ramas de apio

1 zanahoria mediana

3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

Lava todos los ingredientes, retírales las cáscaras y córtalos en varios trozos.

Introdúcelos en el vaso de la licuadora y agrega las tazas de agua.

Procesa todo por unos minutos, hasta obtener una bebida homogénea.

Modo de consumo

Toma una taza de licuado en ayunas y repite su ingesta a media tarde y antes de acostarte.

Repite su consumo todos los días hasta aliviar la tos.

Lo puedes tomar como preventivo 2 o 3 veces a la semana.

Zumo de cebolla y limón

El zumo natural de cebolla es un antibiótico y expectorante natural que nos ayuda a tratar las infecciones respiratorias que originan la tos.

En este caso proponemos combinarlo con un poco de zumo de limón para potenciar sus propiedades nutricionales y fortalecer las defensas.

Ingredientes

½ cebolla

El zumo de ½ limón

Preparación

Corta media cebolla y pásala a través de un extractor de zumos.

Tras obtener el jugo natural, mézclalo con el zumo de medio limón.

Modo de consumo

Ingiere 2 o 3 cucharadas de zumo de cebolla con limón en ayunas y, si gustas, repite la misma dosis a media tarde.

Ingiérelo todos los días hasta aliviar el problema.

¿La tos te aqueja de forma habitual? ¿Tienes infecciones respiratorias? Como puedes notar, hay varias formas de aprovechar el poder curativo de la cebolla contra estas enfermedades.

Si estás lidiando con estos síntomas, no dudes en preparar el remedio que más te llame la atención.

Publicidad