Por Qué Se Producen Las Hemorroides: Causas Y Tratamiento

0
196

Publicidad

Las hemorroides son grupos de venas llamados plexos hemorroidales, que se encuentran en la parte del recto y el ano.

Algunas veces las hemorroides se alargan debido a la presión directa o cuando se estrecha el intestino al evacuar, provocando ardor y sangrado. 

Existen dos categorías de hemorroides: la interna, denominada de esta forma por su origen en el recto y la externa, la cual aparece en el ano. 

Las hemorroides son un problema creciente de la sociedad mexicana. Existen muchos tabúes al respecto y es probable que la mayoría de pacientes no reporten sus síntomas con su médico. Además, es una afección que empeora con la edad.  

En México más del 50 por ciento de la población mayor de 50 años presentan síntomas de hemorroides. (1) 

Porqué se producen las hemorroides

Las hemorroides se producen cuando las venas rectales o anales se inflaman, siendo susceptibles a la irritación y posible sangrado. 

Las causas pueden variar, pero estas son las causas principales: 

Cuando pasas períodos largos sentado o de pie.

Sufrir de diarrea o estreñimiento crónico.

Hacer fuerza durante una evacuación.

Teniendo una dieta baja en fibra.

Posibles factores hereditarios.

Al toser o estornudar fuerte.

Problemas de obesidad.

Durante el embarazo.

Hipertensión portal.

Abuso de laxantes.

Por vómitos.

Tu Dieta Puede Causarte Hemorroides 

Investigadores señalan que lo que comes puede influir en la causa o prevención de hemorroides.  

Las personas que llevan una dieta pesada llena de alimentos procesados cuentan con un mayor riesgo de sufrir hemorroides en comparación con los que llevan una dieta rica en fibra.

El consumir alimentos bajos en fibra puede causarte estreñimiento, lo cual puede terminar en hemorroides por dos razones: 

Al producir heces más duras provocas irritación e inflamación en las paredes del intestino.

Promueves el esfuerzo para evacuar, teniendo la posibilidad de ocasionar un desgarre.

Qué alimentos debes comer para evitar las hemorroides 

Los alimentos con grandes cantidades de fibra te ayudan a reblandecer la materia fecal haciendo más fácil su evacuación. Algunos ejemplos de comida alta en fibra son: (2) 

Fruta blanda como la papaya o el plátano.

Verduras que puedas comer con cáscara.

Todo el pan hecho con harina integral.

Tortillas hechas de harina integral.

Debes acompañar esta dieta con grandes cantidades de agua para evitar el estreñimiento. No es recomendable tomar agua mineralizada ya que son altas en sodio. 

¿Qué alimentos evitar? 

Cualquier tipo de picante, especias y aderezos.

Ajo, cebolla, mostaza y el perejil.

Tomate, salsas de tomate y vinagres.

Café y chocolate.

Té negro y de canela. 

Bebidas alcohólicas.

Clasificación de las hemorroides 

Las hemorroides se clasifican en cuatro grados dependiendo de su severidad, esto con el fin de verificar las opciones de tratamiento.

Los grados de las hemorroides se dividen en: 

Hemorroides de primer grado 

Hemorroides con sangrado pero que no presentan prolapso. La inflamación es apenas visible y sobresalen un poco por fuera del ano. 

Hemorroides de segundo grado 

Estás pueden tener hemorragia o no. Se caracterizan por presentar prolapsos que se curan solos después de un tiempo.

El prolapso se puede presentar al realizar ciertas actividades como al ir al baño, pero que regresan casi enseguida a su estado actual. 

Hemorroides de tercer grado 

Hemorroides que presentan prolapsos y que necesitan reintroducirse a su lugar manualmente.   

Hemorroides de cuarto grado 

En el cuarto grado, las hemorroides sufren de prolapso severo en donde no es posible empujarlos de regreso al canal anal.

Las hemorroides trombosadas caen en esta categoría. Las hemorroides trombosadas pueden bajar gran parte del revestimiento del recto junto con ellas en el prolapso. 

Síntomas comunes de las hemorroides 

La inflamación de las hemorroides produce los siguientes síntomas: 

Sensación de que tus intestinos siguen llenos.

Ardor continuo del ano.

Secreción de mucosidad.

Sangrado sin dolor.

Dolor grave.

Comezón.

Síntomas de las hemorroides internas 

Las hemorroides internas por lo regular no generan dolor y se descubren porque causan sangrando con el evacuado intestinal. Estas hemorroides no se pueden sentir a menos que se encuentren muy inflamadas. Usualmente se pueden encontrar en el revestimiento interno del recto. 

En algunos casos las hemorroides internas pueden sobresalir por el ano, a esto se le conoce como prolapso rectal.

Al sufrir un prolapso, podrás sentir las hemorroides como pequeñas almohadillas húmedas de piel rosadas sobresaliendo desde el ano.    

Estos prolapsos pueden causarte dolor ya que tu ano cuenta con muchos nervios receptores de dolor. Por lo regular, estos prolapsos retroceden por sí solos pero si esto no te ocurre así, se pueden colocar en su lugar manualmente. 

Síntomas de las hemorroides externas 

Estas hemorroides se encuentran justo debajo de la piel que rodea el ano. Se pueden sentir de inmediato y pueden provocar comezón, dolor y sangrado, con o sin evacuación intestinal. 

Cuando una hemorroide externa sufre un prolapso, se vuelve visible y puedes sentirla. Esto ocurre por lo regular en el transcurso de una evacuación intestinal.

En ocasiones se pueden formar coágulos de sangre en las hemorroides con prolapso. A esta condición se le conoce como trombosis, y es muy dolorosa.  

Generalmente, las hemorroides trombosadas no llegan a agravarse. Solo son muy dolorosas y de apariencia desconcertante, tornándose en un color azul hacia el púrpura. Pueden llegar a sangrar en algunos casos. 

En caso de que el dolor sea insoportable, tu médico puede retirar la hemorroide trombosada a través de cirugía, pero normalmente se quitan solas alrededor de una a dos semanas después de su aparición.

Tratamientos Para Eliminar las Hemorroides 

Medicamentos sin receta 

Los medicamentos de uso libre para tratar las hemorroides son: 

Cremas y ungüentos.

Geles y supositorios.

Espumas y almohadillas. 

Las cremas, ungüentos y geles son para el uso exterior del ano, y solo debe aplicarse una fina capa del producto sobre la piel.  

Los productos especiales para el canal anal vendrán con un dedo o tubo de pila. Estos tubos deben venir con orificios en los lados y en el extremo para lograr una mejor aplicación.

Antes de insertarlos deberás lubricarlos con una pomada. 

Baños de asiento 

Los baños de asiento se refieren a sentarte sobre unos pocos centímetros de agua tibia durante 15 minutos de dos a tres veces por día. Esto puede ayudarte a desinflamar las hemorroides.

Es importante que seques el área anal después de terminar tu baño de asiento para evitar irritaciones de la piel. 

Ablandadores de heces 

Los ablandadores de heces son un tipo de laxante que te pueden ayudar evacuar sin dañar el revestimiento de tu canal anal.

Sin embargo, si ya cuentas con hemorroides, cualquier tipo de evacuación como la diarrea puede provocar inflamación y posible infección. 

Recurre a tu médico para que te informe sobre si la mejor opción para tu caso. 

Lee también nuestra guía sobre las causas de las heces con sangre

Escleroterapia 

En este tratamiento se utiliza un químico, que por lo regular es fenol o quinina urea, que es inyectado en la base de tus hemorroides.

Genera su desinflamación y su consecuente cicatrización. Puede provocar dolor agudo, pero regularmente se quita en menos de 24 horas.  

Es posible que los síntomas de las hemorroides regresen después de varios años, por lo que se necesitará un nuevo tratamiento. Esta técnica se puede usar en hemorroides de primero, segundo y tercer grado. 

Ligaduras con bandas hemorroidales 

Este tratamiento se basa en ligar con bandas de goma la base de las hemorroides. Esto corta la circulación y causa necrosis en la hemorroide.

Al morir el tejido cortado por la banda de goma, es reemplazado por una úlcera que cicatriza. 

Coagulación con calor 

La diatermia bipolar, electroterapia de corriente continua y la fotocoagulación infrarroja son tratamientos que usan el calor para destruir el tejido hemorroidal y permiten la cicatrización. 

Estos procedimientos destruyen tanto el tejido interior como el exterior de las hemorroides. Su uso se recomienda para las hemorroides de primero a tercer grado. 

Tales procedimientos destruyen los tejidos dentro y alrededor de las hemorroides y causan la formación de tejido cicatricial. Se usan con hemorroides de primer, segundo y tercer grado. 

Hemorroidectomía 

Este es un proceso quirúrgico en el cual se extirpan las hemorroides. Las heridas luego de la operación se pueden suturar o dejar abiertas.   

Las heridas dejadas por la extracción pueden suturarse juntas (técnica cerrada) o dejarse abierta (técnica abierta). Los resultados con ambas técnicas son similares.

Uno de los problemas principales es el dolor posquirúrgico que es tratado con analgésicos potentes. 

Procedimiento para Prolapso y Hemorroides (PPH) 

Esta es una nueva técnica que se está convirtiendo en el mejor tratamiento quirúrgico las hemorroides de tercer grado.

En este procedimiento se reposicionan los tejidos mucosos con grapas para disminuir el flujo sanguíneo hacia las hemorroides. (3)

Cómo prevenir las hemorroides 

La mejor forma de evitar las hemorroides es manteniendo tus heces blandas para que no irriten el revestimiento anal.

Consumir alimentos ricos en fibra, junto con la ingesta de mínimo 7 vasos de agua al día a mantener tus heces blandas. 

También sigue los siguientes consejos: (4)

Evita en la medida de lo posible alimentos muy picantes o condimentados.

Evita rascar o frotar tus hemorroides para evitar infecciones.

Reduce el tiempo que permaneces sentado en el baño.

Trata a tiempo los casos de diarrea.

Evita hacer esfuerzos al evacuar.

¿Qué tal te pareció el artículo? Si te gustó, compártelo para que más gente conozca las causas de las hemorroides.

Publicidad