Teff: qué es, propiedades y beneficios de un cereal nutritivo

0
307
Borrador automático

Borrador automático

Teff: qué es, propiedades y beneficios de un cereal nutritivo

Publicidad

¿Si te hablan de un plato de trigo sarraceno qué te viene inmediatamente a la mente? A mí, un caballero de la Edad Media comiéndoselo. ¿Y si te mencionan la quinoa? ¿No piensas en una comida súper calórica andina? Pues no, nada de eso, porque ahora los cereales que creíamos que engordaban, que eran alimentos de otros tiempos, de otras culturas, pues resulta que se han puesto de moda entre las celebrities de aquí y sobre todo, de allá, y comer cereales es mucho más trendy que pintarse las uñas de colores.

Si tú ahora buscas teff en internet, te saldrán decenas de recetas. Hace unos años, nadie sabía lo que era eso. Y ahora no mucha gente pero algunos empiezan a saber que es originario de Etiopía, muy rico en fibra y con ocho aminoácidos esenciales. Si a eso le unes que es el plato favorito de la actriz Gwyneth Paltrow, pues de repente el teff empieza a ser el alimento del momento.

Borrador automático

Las semillas de chía son también lo último para guardar la línea, especialmente si se combinan con algún líquido. Tienen un poder saciante muy importante, como las de lino y calabaza. Estas últimas las veo en todos lados: panes, ensaladas, cremas… Son muy buenas para no picar entre horas, aunque hay que tener cuidado porque no son tan bajas en calorías como se podría pensar.Es necesario controlar las cantidades.

Pero, en fin, volviendo al teff, un cereal con un índice glucémico bajo, os diré que se ha convertido en el último grito entre las delgadas de Hollywood. Otra de sus adeptas es Victoria Beckham. Sí, la ex Spice también se ha subido al carro de los cereales.

Sin embargo, en esto hay que andar con cuidado, porque los cereales son sanísimos pero algunos también son calóricos.

El teff no es uno de ellos (no hay más que ver a las famosas que lo consumen). Es, además muy saciante y rico en hierro, vitamina C y calcio. En fin, un alimento sanísimo pero, eso sí, tampoco es que sea lo más sabroso del mundo y frente a una tortilla de patatas, siempre preferirás esta última. Así que cuando te dispongas a meterlo en tu dietamejor no lo compares con nada que sea atractivo y apetitoso porque el teff siempre saldrá perdiendo.

Tiene un uso muy parecido al de otros cereales como el trigo. Se puede comer en forma de galleta, de bizcocho, de tortitas, mezclado con la leche en el desayuno… Hay muchas formas aunque yo, lo reconozco, soy más de dieta mediterránea que de cereal etíope.

Lo puedes comprar en herboristerías, así que si te apetece emular a Gwyneth, ahí lo dejo. Yo, personalmente, y a pesar de este “momento teff” que estamos viviendo, prefiero matar el hambre con algo más sabroso. Pero si se pone aquí tan de moda como en EEUU, pronto veremos galletas de teff en las estanterías de los supermercados y pan de teff en los restaurantes. ¿Te animas tú a entrar en el mundo de los cereales exóticos para perder peso?.

Valor nutricional del teff

Una taza de teff cruda proporciona vitaminas A, E y K, y vitaminas del grupo B, como B1, B2, B3, B5 y B6, y minerales como el manganeso, hierro, magnesio, fósforo, potasio, sodio, selenio y zinc.

También contiene fibra, necesaria para mantener un buen tránsito intestinal, y para mantener el colesterol y el azúcar en sangre, en niveles normales; una taza de teff crudo representa más del 60 % de la ingesta diaria recomendada de este nutriente. Además aporta ácidos grasos Omega-3, que contribuyen a la salud del corazón.

Hay que destacar que el contenido de aminoácidos en una taza de teff prima es suficiente para producir más del 50% de la ingesta diaria recomendada de proteínas.

Propiedades de los granos de teff

Los granos de teff son muy pequeños, pero grandes en nutrientes, ya que contienen altos valores de proteínas, vitaminas, minerales y carbohidratos complejos; además de no contener gluten y ser aptos para celíacos.

Posee un alto valor nutritivo; además contiene los ocho aminoácidos esenciales. La mayor parte del grano se compone de salvado y germen, por lo que es especialmente alto en fibra y una buena fuente de carbohidratos de bajo índice glucémico, por lo que resulta idal para regular los niveles de azúcar en la sangre y prevenir la diabetes tipo II.

La adición de granos de teff a la dieta diaria actua como seguro nutricional para compensar las deficiencias o desequilibrios que puedan producirse.

El teff cuenta con un sabor suave y tiene propiedades espesantes, por lo que sus pequeñísismos granos hacen que sea un ingrediente ideal para incluir en cualquier receta, y aprovecharse de sus nutrientes

Publicidad