Unta esto en tu nariz, espera 15 minutos y arranca todos los horribles puntos negros.

0
98

Publicidad

Sabemos que los pintos negros son bastante incómodos y que dan una sensación de suciedad para toda aquella persona que los tiene. Sin ligar a dudas esta es una de las imperfecciones de la piel que más llegan a fastidiar a millones de personas.

Suceden cuando los poros se abren por la acumulación de grasa en la piel y eso permite la entrada de suciedad y polvo, que se termina “anidando” en el poro, dando esa sensación desagradable que por lo general se puede visualizar en la nariz y mejillas.

Hay varios tratamientos que te ayudan, pero en ocasiones no logran tener el impacto debido ya que el uso de químicos en la piel no hace la reacción correcta.

Hay un par de métodos que ayudan bastante, y aunque pudieran parecer un poco extravagantes, una vez que les des la oportunidad y los apliques, no dudamos que los vayas a tener a la mano la siguiente ocasión que te llegues a descuidar y logres notar la presencia de un punto negro en tu rostro.

Métodos

Grenetina: usa un poco de vapor para abrir los poros. Mezcla 2 cucharadas de grenetina con 2 de agua. Forma una pasta que deberás calentar en el microondas por 20 segundos. Una vez que la tengas ya un poco tibia, aplica en la zona afectada y deja que seque. Cuando pase, quita el excedente.

¿Qué es la Grenetina?

La grenetina es una sustancia sólida, translúcida, incolora y quebradiza, casi insípida, que es el  resultado de un compuesto elaborado con los huesos y pieles animales, principalmente del cerdo y la res el cual, a través de una serie de procedimientos, es separado de la grasa. Su elemento principal es una proteína llamada colágeno la cual, disuelta en agua y sometida a bajas temperaturas, adquiere especial consistencia conocida como coloidal, la cual se encuentra justo entre los estados líquido y sólido. Una de sus propiedades es que se disuelve cuando se expone a altas temperaturas y se coagula, cuaja o solidifica a bajas temperaturas. Estas propiedades son aprovechadas por la industria de la cocina para elaborar todo tipo de gelatinas.

Puedes usar resistol no toxico. Aplica sobre el área dañada y una vez seco, jala para que puedas decirle adiós a los puntos negros.

Usa una clara de huevo batida, aplica sobre el rostro limpio. Pon un par de hojas de papel higiénico y espera a que seque. Al final, retira el papel y los puntos negros se verán reducidos.

Recuerda mantener hidratada la piel de tu rostro y así lograrás evitar en gran medida la aparición de estos puntos.

Publicidad