Mascarilla Capilar Casera de Acondicionamiento Profundo

0
97

Publicidad

Si alguna vez has teñido tu cabello, probablemente estás familiarizado con el pequeño frasco de acondicionador profundo que viene con este. Ya esto dicho, siempre pareció imposible encontrar un acondicionador profundo que deje tu cabello sintiéndose increíblemente suave como los cremas que encuentras en las cajas de tintes. Y cada vez que encontramos uno, siempre eran tan caros y nunca trabajaban bien. Así que, decidimos tomar el problema en nuestras manos y hacer nuestro propio acondicionador profundo. ¿Cuáles fueron los resultados? Estuvimos bastante sorprendidos! Esta mascarilla capilar casera de acondicionamiento profundo deja el cabello extremadamente suave sedoso y repara el pelo dañado y seco.

Receta- Mascarilla Capilar Casera de Acondicionamiento Profundo

Ingredientes:

2 huevos

1 cda aceite de Castor

1 cda miel

Una Banana mediana

Instrucciones:

En un tazón mediano, tritura la banana usando un tenedor.

Una vez triturada la banana, añade los huevos y menea hasta que los huevos estén bien mezclados.

Añade la miel y el aceite de Castor.

Lava tu cabello como normalmente lo haces, y aplicar la mascarilla capilar de acondicionamiento profundo en el cabello mojado.

Deja la puesta por 30 minutos, pero también la puedes dejar por solo 5-10 minutos si estás muy apurada.

Enjuaga y peina como siempre.

Utilízala 2-3 veces a la semana para mejorar la textura y la salud de tu cabello, añadir brillo y suavidad, fortalecer el cabello dañado, débil y fortalecer el crecimiento capilar.

Porque Funciona:

Los huevos están llenos de proteínas que se adentran profundo en los folículos del cabello para reparar las hebras dañadas y fortalecer el cabello débil.

Los ácidos grasos en el huevo ayudan a promover el crecimiento capilar rápido y saludable, también añaden los brillo.

Previene y revierte la pérdida del pelo, al igual que el cuero cabelludo seco.

Los huevos también están llenos de vitamina A que ayudan a producir sebo saludable. El sebo es el aceite que se produce en el cuero cabelludo, y cuando el cuero cabelludo no hace suficiente aceite, puede llevar a tener caspas, puntas abiertas y un cuero cabelludo seco.

La vitamina E en el huevo promueve el crecimiento capilar pero también contiene antioxidantes que reparan los folículos del cabello.

La vitamina B12 en el huevo puede hacer tu cabello más grueso.

Publicidad