El té que se está ocultando porque sirve para todo. No hay enfermedad que se escape de él

0
262

Publicidad

Cuando veas todos los beneficios que nos brinda este maravilloso té, quedaras realmente sorprendido. Se trata de una bebida que tiene excelentes propiedades, la cual ayudará a combatir muchos problemas de salud.

Lo bueno es que cuando termines de leer este articulo sabrás lo increíble y poderoso que resulta para el organismo. No esperes más y disfruta del contenido.

Aunque en ocasiones se le llama también té rojo, el rooibos es una planta arbustiva de origen africano y nada tiene que ver con la planta del té, Camellia sinensis.

Entre las propiedades nutricionales del rooibos la más importante es su capacidad para aportar diversos minerales, entre ellos el hierro y el magnesio. Esto hace su consumo aconsejable en casos de carencias de estos elementos o en dietas desequilibradas, además de en las enfermedades relacionadas con los bajos niveles de los mismos como pueden ser anemias ferropénicas o trastornos nerviosos y musculares.

El Rooibos se utiliza como bebida sustitutiva del té porque, a diferencia de éste, no contiene cafeína. Por este motivo, se puede tomar a cualquier hora del día, incluso por las noches. La pueden tomar personas con hipertensión, niños, mujeres embarazadas, y personas sensibles a los efectos de la cafeína que no puedan tomar bebidas estimulantes. La infusión de Rooibos también se suele recomendar a personas con nerviosismo, estrés o que siguen dietas de adelgazamiento, para evitar los efectos excitantes de la cafeína.

La infusión tiene una coloración rojiza y un sabor ligeramente dulce. A menudo, debido a su coloración, al Rooibos de le llama erróneamente “té rojo”. El auténtico té rojo es el originario de China.

enfermedad-que-se-escape-de-el.jpg”>

PROPIEDADES DE LA INFUSIÓN DE ROOIBOS.

– El té rooibos no excita: A diferencia de las diferentes clases de tés, la infusión de Rooibos no contiene cafeína ni teobromina, con lo que no tiene acción estimulante ni excitante nervioso. Otra diferencia en comparación con el té, es que su contenido en taninos es muy inferior al del té, resultando una bebida menos astringente.

– Perder Peso: El té de rooibos posee propiedades diuréticas suaves, y regula los niveles de sodio y potasio del cuerpo. gracias a esto, puede prevenir y eliminar la retención de líquido. Esto, a su vez, deshinchará al cuerpo y reducirá la pesadez de las piernas.

– Problemas digestivos: Para tratar el dolor de estómago, estreñimiento, náuseas, gastritis, diarrea, etc, Además, es adecuado contra todo tipo de afecciones digestivas por su efecto antiespasmódico y antiinflamatorio.

– Antioxidante: El rooibos es rico en antioxidantes. Dentro de los dos tipos de Rooibos, el Rooibos verde tiene un contenido mayor en antioxidantes debido a que durante su elaboración no ha sufrido el proceso de fermentación. Entre los antioxidantes del Rooibos destaca su contenido en flavonoides: quercetina y luteolina.

– Insomnio: El Rooibos es una infusión sin teína y rica en magnesio, un mineral que contribuye a la relajación muscular y a prevenir el insomnio. La infusión Rooibos es adecuada para la noche ya que no es excitante, tiene un sabor suave y además ayuda a relajarse.

– Problemas en los ojos: La luteolina, un flavonoide del Rooibos, es adecuada para ayudar a tratar los ojos cansados, pérdida de visión, cataratas, etc.

– Sistema inmunológico: Esta infusión también actúa como preventivo contra el cáncer por su efecto antimutagénico.

– Problemas de metabolismo: El té rooibos ayuda a solucionar problemas metabólicos, como problemas de retención de líquidos por sus propiedades diuréticas determinadas por su riqueza en minerales como el magnesio y el potasio y su bajo contenido en sodio. Todo ello, lo hace muy adecuado en personas que tienen tendencia a la formación de edemas o como coadyuvante en las dietas para adelgazar o en aquellas personas que presenten problemas de sobrepeso u obesidad. A nivel de su contenido en minerales, contiene calcio, hierro, magnesio, manganeso, potasio, zinc, etc., de los cuales también se le pueden atribuir diversas acciones beneficiosas para quienes consuman infusiones de rooibos. Entre las principales, tenemos, por ejemplo.

– Caries dental: Es una infusión que contiene calcio, magnesio, zinc y minerales que refuerzan el esmalte dental. El té rooibos constituye un buen preventivo para la salud de los dientes, tanto en adultos como el desarrollo de caries en niños. El rooibos resulta un buen aliado para la osteoporosis y para el desarrollo óseo en jóvenes y niños. Una infusión de esta planta de tanto en tanto ayudará a prevenir problemas de las uñas.

¿CÓMO TOMAR LA INFUSIÓN ROOIBOS?.

El té rooibos se toma en forma de infusión, tal como se toma el té verdadero. Se calienta el agua hasta el punto de ebullición y se añaden las hojas secas desmenuzadas (una cucharadita por taza de agua). Dejar reposar unos segundos y apagar el fuego, manteniendo la planta en infusión durante unos 5 minutos con tapa.

Ahora, dejamos reposar entre 5 y 10 minutos. Finalmente lo endulzamos y servimos frio o caliente. De manera opcional le podemos añadir leche si está caliente, o preparar una batida de frutas si está frio.

La aplicación de una alta temperatura (aproximada y nunca superior a los 90ºC -no llegar a hervir) durante un periodo de tiempo predeterminado, facilitan la extracción de las sustancias, pudiendo así aportar los efectos beneficiosos a nuestro organismo al ser consumidos.

Publicidad