Remedios caseros para el pelo graso

0
187

Publicidad

Tener el cabello graso es algo que a nadie le gusta ya que al margen de su textura, suele verse no solo graso de por sí, sino además parece que está sucio y da muy mala impresión. A veces un exceso de sebo en el cuero cabelludo provoca tener siempre el pelo graso. Otras en cambio se produce por cambios hormonales o por estrés, pero por suerte no importa cuál sea el motivo de que tengas pelo graso ya que tenemos varios remedios caseros que no te puedes perder por que son los más efectivos.

El pelo graso

El pelo graso se ve de por sí de modo que es fácil identificarlo pero si nunca lo has tenido y crees que de repente lo estás sufriendo bastará con comprobar como tienes el cabello tras dos días sin lavarlo. Si se ve excesivamente aceitoso o grasiento es que tienes pelo graso y al margen de descubrir a qué se debe, la mejor solución es poner remedio cuanto antes.

Lo cierto es que la grasa del cabello es una secreción natural del cuero cabelludo que ayuda a mantener el cabello saludable, de modo nuestro pelo la produce y no debemos preocuparnos hasta que notemos que dicha grasa se nota en exceso.

¿Porqué tenemos pelo graso?.

El pelo graso puede producirse por muchas razones, como herencia , los cambios hormonales , el estrés excesivo , comer demasiada comida con grasa y el cuidado deficiente del cabello.

El cabello graso tiene un aspecto espeso además de convertirse en un cabello que apenas podemos peinar, porque se enreda fácilmente y no solo eso, sino que la grasa puede que derive en caspa y picazón.

Y como no mencionar que el cabello graso tiene un aspecto sin lavar, sin vida y sucio, de modo que por todo lo dicho, es importante controlar esta afección para que luzcas lo mejor posible. Para prevenir el cabello graso, debes mantener el cuero cabelludo limpio. Sin embargo, lavar con champú diariamente no siempre es una buena idea. Los productos químicos en algunos champús pueden agravar aún más el problema.

Afortunadamente, existen varios remedios caseros que puede usar para mantener la grasa bajo control y lograr que de nuevo, tu pelo se vea sano y brillante.

Remedios caseros para el pelo graso

Aquí están los mejores remedios caseros para el cabello graso.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana es un remedio casero eficaz para el cabello graso. Contiene ácido acético que contiene ayuda a equilibrar el nivel de pH del cuero cabelludo, lo que a su vez ayuda a controlar la secreción de exceso de grasa y reduce la acumulación de aceite en el cabello. Además, funciona como un potente tónico capilar para que disfrutes de un pelo suave y brillante.

Mezcla dos o tres cucharadas de vinagre de sidra de manzana en una taza de agua.Después de lavarte el cabello con un champú suave, usa esta solución como enjuague. Espera unos minutos y luego lava con agua fría. Repite dos o tres veces a la semana.

Jugo de Limón

El limón es ideal para diferentes tipos de problemas de cuero cabelludo y cabello, incluido el cabello graso. El limón contiene muchas vitaminas y minerales vitales que promueven un cabello saludable. La propiedad ácida del limón ayuda a equilibrar el nivel de pH del cuero cabelludo y controla la secreción de grasa.

Mezcla el jugo de dos limones en dos tazas de agua destilada. También puedes agregar tres cucharaditas de miel (opcional). Aplica esta mezcla sobre tu cuero cabelludo y cabello, masajeando por unos minutos. Deja que actue durante cinco minutos y luego lávalo con agua tibia. Repite tres veces por semana para obtener mejores resultados.

Té negro

El té negro tiene un astringente conocido como ácido tánico que ayuda a prevenir la acumulación de exceso de grasa en el cuero cabelludo al apretar los poros.

Agrega una o dos cucharadas de hojas de té negro a una taza de agua. Deja que hierva durante 10 minutos. Cuela las hojas de té y deja que la solución se enfríe a temperatura ambiente. Vierte esta mezcla tibia en el cuero cabelludo y el cabello. Déjalo actuar durante cinco minutos, enjuaga y luego lava el cabello con un champú suave. Repite dos o tres veces a la semana para deshacerse del cabello graso.

Aloe Vera

Las vitaminas, minerales y enzimas presentes en el aloe vera son muy útiles para deshacerse del cabello graso. El aloe vera ayuda a desintoxicar el cuero cabelludo de las impurezas y controlar la secreción de grasa, al tiempo que nutre las raíces de tu cabello. Además, la naturaleza suave y relajante del aloe vera mantendrá tu cabello saludable.

Mezcla una cucharadita de gel de aloe vera y una cucharada de jugo de limón en una taza de cualquier champú suave. Lava el cabello y permite que el champú permanezca en tu cabello durante unos minutos antes de enjuagarlo. Usa esto como un champú casero siempre que laves tu cabello con champú para controlar la grasa. Puedes guardar este champú casero por hasta una semana en el refrigerador.

Bicarbonato de sodio

La calidad absorbente de aceite de bicarbonato lo convierte en un excelente remedio casero para el cabello graso. Además, la naturaleza alcalina del bicarbonato de sodio ayuda a equilibrar el nivel de pHdel cuero cabelludo y reduce el mal olor.

Mezca una parte de bicarbonato de sodio en tres partes de agua para hacer una pasta. Aplícala sobre el cabello húmedo. Deja actuar unos minutos y luego lávate el cabello con agua tibia. Usae este tratamiento una o dos veces por semana.

Además, cuando no tengas tiempo para lavarte el cabello, puedes usar bicarbonato de sodio como un poderoso champú seco. Pon algo de bicarbonato de sodio en tus manos y frótalo por todo tu cabello. Luego cepilla bien el cabello con un cepillo de buena calidad. El bicarbonato de sodio absorberá toda la grasa.

Tomates

La naturaleza ácida de los tomates ayuda a equilibrar el nivel de pH de tu cuero cabelludo, que a su vez controla la secreción excesiva de aceite. Los tomates también ayudan a que el pelo no huela mal.

Mezcla el jugo de un tomate maduro con una cucharadita de tierra de batán. Aplica esta mezcla en el cabello y el cuero cabelludo. Cubrbete la cabeza y el cabello con un gorro de ducha y deja actuar durante 30 minutos. Lava con agua fría. Haz esto una o dos veces por semana.

Publicidad