Tónico digestivo, adelgazante y revitalizante de vinagre, jengibre y miel

0
174

Publicidad

¿Podemos preparar un remedio que sirva como tónico digestivo, que nos ayude a perder peso y, a la vez, nos aporte energía y vitalidad?

La respuesta es afirmativa, gracias a esta bebida casera a base de vinagre de manzana, raíz de jengibre y miel de abeja.

Descubre en este artículo cómo preparar este tónico digestivo, adelgazante y revitalizante con estos tres ingredientes para mejorar tu salud y tu calidad de vida de la manera más sencilla y natural. 

¿Qué es un tónico digestivo?

Un tónico digestivo es un remedio que facilita la digestión en diferentes sentidos:

Estimula el apetito.

Equilibra los jugos gástricos.

Facilita la digestión de las proteínas, las grasas y los carbohidratos.

Previene las digestiones pesadas, los gases y las flatulencia.

Regula la función intestinal.

Previene las subidas de azúcar en sangre.

El tónico digestivo es muy útil para quienes sufren trastornos o molestias gástricas leves a menudo, pero también para cualquier persona que quiera prevenir problemas digestivos ante una comida excesiva puntual.

También podemos tomarlo después, como remedio depurativo, para equilibrar el sistema digestivo.

Visita este artículo: 5 infusiones de plantas para combatir la indigestión

¿Por qué adelgaza y aporta energía?

Este tónico digestivo, además de las propiedades que mejoran la función del estómago y el intestino, nos sorprende por su capacidad para acelerar el metabolismo y aumentar la quema de calorías.

Así, esto repercute en más facilidad para perder peso.

Nuestra temperatura aumenta al poco tiempo de tomar esta bebida, de manera que el gasto energético es mayor al habitual.

Esta bebida, por lo tanto, tiene propiedades digestivas y adelgazantes, pero también estimulantes de la temperatura y la energía de nuestro cuerpo.

De este modo conseguimos una buena dosis de vitalidad sin tener que recurrir a sustancias excitantes como el café o las bebidas de cola.

Ingredientes naturales

A continuación destacamos las propiedades medicinales de los tres ingredientes de este tónico digestivo, adelgazante y revitalizante.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana tiene tantos usos que resulta difícil enumerarlos todos, ya que se toma como remedio pero también se puede aplicar como producto tópico de belleza para la piel y el cabello.

No obstante, en esta bebida nos aportará los siguientes beneficios:

Depurativo: Ayuda a eliminar toxinas del organismo.

Adelgazante: Acelera el metabolismo y contribuye a disolver las grasas.

Digestivo: Previene la acidez y mejora la digestión.

Equilibra el sistema linfático y mejora la fluidez de la sangre.

Reduce los niveles de colesterol, azúcar y triglicéridos en sangre.

Reduce la hipertensión arterial.

Combate la acidificación y alcaliniza el organismo, lo cual mejora la salud en general.

Raíz de jengibre

Esta especia exótica, picante y refrescante es muy saludable por diferentes motivos:

Favorece la digestión y los jugos gástricos.

Acelera el metabolismo.

Combate la retención de líquidos y reduce la hinchazón.

Aumenta la temperatura corporal y activa la sudoración.

Remedio contra mareos, náuseas y vómitos.

Antibiótico natural.

Reduce los dolores como la migraña o los calambres menstruales.

Reduce la congestión nasal y reduce la tos.

Mejora el sistema inmunitario.

Potente antioxidante.

Mejora la circulación.

Lee también: 7 contraindicaciones del jengibre

Miel de abeja

La miel de abeja es un endulzante mucho más saludable que el azúcar, ya que nos aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales y enzimas con propiedades curativas:

Antibiótico natural.

Estimulante y afrodisíaco.

Favorece la eliminación de líquidos.

Mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento.

Previene el envejecimiento que nos causan los radicales libres.

Combate la acidez y previene las úlceras gástricas.

Es un antiinflamatorio natural.

Sube las defensas.

Mejora la asimilación del calcio y el magnesio.

Debemos asegurarnos de que sea una miel de abeja casera, sin procesar. La miel natural no tiene espuma, tiene algunas impurezas (polen, propóleo, etc.) y causa un poco de ardor en la garganta.

¿Cómo preparamos esta bebida?

Ingredientes

4 cucharadas de vinagre de manzana (60 ml)

1 cucharada rasa de jengibre en polvo (10 g)

2 cucharadas de miel de abeja (50 g)

4 tazas de agua (1 litro)

Preparación

Para elaborar esta bebida solamente tenemos que mezclar bien todos los ingredientes.

El agua puede esta caliente, tibia o fresca, pero nunca demasiado fría.  

¿Cómo la tomamos?

Tomaremos esta bebida repartida en 5 vasos (200 ml) a lo largo del día:

2 vasos en ayunas, media hora antes del desayuno.

1 vaso media hora antes de la comida.

1 vaso a media tarde.

El último vaso lo tomaremos media hora antes de la cena.

Publicidad