Propiedades del orégano para adelgazar

0
482

Publicidad

El orégano es una planta herbácea que pertenece a la familia de las Labiadas y que está compuesta de los siguientes nutrientes:

Flavonoides: es rico en quercetina, apigenina y narnigenina.

Aceites esenciales: esta planta cuenta con un alto contenido en compuestos fenólicos como carvacol y timol, y en otros aceites como cineol, borneol, mirceno y camfeno.

Ácidos grasos: como el ácido ferúlico, rosmarínico, cafeico ursólico y palmítico.

Minerales: es especialmente rico en potasio, aunque también cuenta con magnesio, zinc, cobre, hierro y manganeso.

Vitaminas: el orégano cuenta con niacina y betacarotenos.

El orégano es una especia que se puede utilizar en cualquier dieta para perder peso, debido a sus propiedades adelgazantes, por lo que la principal forma de beneficiarte de sus propiedades es incluirlo en tu alimentación, tanto en platos como en infusión, de la cual puedes tomar 1 o 2 tazas al día. A continuación, te explicamos las propiedades del orégano para perder peso:

Propiedades carminativas

Gracias a su riqueza en timol y en carvacrol, el orégano cuenta con una acción carminativa que facilita la expulsión de los gases intestinales. Por lo tanto, es un remedio eficaz para aquellas personas con flatulencias, un problema que puede dificultar la pérdida de peso.

Es un digestivo natural

Esta hierba aromática tiene un alto contenido en aceites esenciales y ácidos grasos, los cuales, cuentan con excelentes propiedades digestivas. Estas propiedades potencian la eliminación de grasas y de toxinas de forma natural debido a la estimulación que ejercen en las secreciones biliares.

Cuenta con sustancias antioxidantes

El orégano también tiene un gran contenido en flavonoides y taninos, sustancias con una potente acción antioxidante, algo que nos ayuda a eliminar el exceso de líquidos y acelera la quema de grasas acumuladas en el organismo.

Reduce la celulitis y moldea la silueta

Los aceites esenciales de esta hierba, cuentan con propiedades reductoras y antiinflamatorias que, lo convierten en un remedio natural para masajes lipo-reductores. A través de dichos masajes, el orégano penetra en la piel y nos ayuda a reducir las zonas donde acumulamos más grasas debido a su poder antiinflamatorio.

El orégano, no solo es un remedio eficaz para perder peso, sino que también puede ser utilizado como tratamiento medicinal por las siguientes propiedades para la salud que posee:

Se utiliza como remedio natural para tratar enfermedades respiratorias como gripe, catarros, y bronquitis, entre otros, debido a sus propiedades expectorantes, antiinflamatorias y antisépticas que alivian los síntomas de dichas enfermedades y, además, eliminan los gérmenes que están provocando la infección.

Sus propiedades antibacterianas hacen de esta planta un antibiótico natural muy efectivo contra numerosas bacterias que provocan trastornos como salmonella, candidiasis, aspergilosis y cistitis, entre otros.

También cuenta con propiedades antiagregantes, gracias a su contenido en naringenina, que favorecen la circulación y estimulan nuestra memoria.

Sus propiedades antiinflamatorias también son muy útiles para aliviar algunos síntomas de la menstruación como dolor de cabeza, retención de líquidos y gastritis. Estas propiedades también lo convierten en un excelente remedio para inflamaciones en las articulaciones provocadas por enfermedades reumáticas.

Por último, esta hierba también se utiliza para el tratamiento de heridas debido a sus propiedades desinfectantes, analgésicas y cicatrizantes.

Tal y cómo hemos explicado, esta planta se puede utilizar externamente para reducir la silueta y eliminar la celulitis. A continuación, te explicaremos cómo hacer aceite de orégano para hacer masajes reductores para perder peso:

Ingredientes

Media taza de hojas secas de orégano.

Media taza de aceite de almendras: utilizamos este producto ya que cuenta con propiedades circulatorias, ideales para realizar masajes.

Frasco de cristal oscuro.

Preparación

Agrega en un cuenco las hojas secas de orégano y, con la ayuda de un mortero, aplástalas hasta que comiencen a desprender el aceite o sustancia.

Coloca en un cazo el aceite de almendras y caliéntalo sin que llegue a hervir.

Agrega en el frasco de cristal el aceite caliente con las hojas de orégano que acabas de aplastar. Ahora debes tapar el recipiente y moverlo hasta que se mezclen bien ambos ingredientes.

Deja el frasco en un sitio seco y fresco durante 2 semanas sin que le dé la luz.

Una vez pasado ese tiempo, cuela el producto y ya tendrás listo tu aceite para masajes reductores.

Una vez ya tienes el aceite de orégano preparado, solo te queda conocer cómo aplicarlo correctamente para realizar masajes de reducción y, así, ayudarte a perder peso de forma saludable.

Tratamiento reductor con aceite de orégano

Antes de aplicarlo, asegúrate de tener la piel limpia y seca.

Coge un poco de aceite con las manos y masajea la zona que quieras tratar durante 5 minutos.

Para activar la circulación con el masaje, deberás hacer movimientos circulares apretando un poco la piel y, también, deberás amasarla en dirección al centro del cuerpo. Es decir, de arriba a abajo si estás haciéndolo en el abdomen o los brazos y de abajo arriba si lo haces en las piernas, los muslos o los glúteos. De este modo, ayudarás a que el sistema linfático elimine mejor los residuos, como toxinas y grasas.

Una vez hayas terminado, puedes dejar pasar unos 10 minutos más para que el aceite se absorba mejor y, después, retira el producto con agua fría y jabón.

Este artículo es meramente informativo, en alimentaycura.com no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

Publicidad