6 Remedios Caseros Para Eliminar los Piojos – [100% Naturales]

0
230

Publicidad

Son numerosos los métodos caseros y naturales para matar a los piojos, parásitos sin alas que se clasifican en tres tipos: el de la cabeza, del cuerpo y del púbico.

Aunque el piojo atacará a cualquier persona sin importar su calidad de higiene, el de cuerpo y púbico irrumpirá en los ambientes y en los individuos con pobre salubridad y deficiente aseo personal, respectivamente.

Los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos estiman que cada año ocurre entre 6 y 12 millones de infestaciones por piojos, solo en niños de entre 3 y 11 años, la mayoría de educación preescolar y primaria. Estos tienden a transmitir los parásitos a los adultos de sus familias.

El rascado frecuente e intenso en la cabeza provocado por los piojos crea las condiciones para una infección bacteriana. Por ello, las infestaciones de estos insectos serán atacadas tan pronto sean detectadas.

Será necesario descontaminar los artículos personales de la persona afectada, sobre todo su ropa, objetos del tocador, cama y particularmente peines y cepillos para el pelo. La descontaminación de la vivienda no se descartará.

Repasemos a continuación qué son los piojos, cómo deshacerse de ellos y cuáles son los mejores tratamientos naturales para combatir una infestación.

¿Qué son los piojos?

Los piojos forman un orden de insectos ftirápteros integrado por cerca de 3.250 especies. Se reproducen por huevos conocidos como, liendres, que se adhieren al pelambre o plumaje de su huésped, principalmente un mamífero o ave.

El piojo de la cabeza o piojo humano, comúnmente llamado, piojo, parasita a los seres humanos, particularmente a los niños y adolescentes.

Las siguientes son características del piojo de la cabeza:

Son parásitos.

Se hospedan en el cuero cabelludo y se alimentan de sangre. Como no tienen alas y no pueden brincar, se arrastran por la piel de su víctima, efecto que provoca el rascado frecuente de la cabeza.

Miden unos 3 milímetros de longitud en estado adulto.

Ponen sus liendres que duran entre 8 y 9 días para nacer, cerca de la base de los tallos del cabello.

Los huevos que eclosionan sanamente son los que están más cerca de la base del pelo. Los que no, son bichos muertos.

Bajan por la nuca y las orejas.

La infestación de piojos se conoce como, pediculosis.

Tienden a ser más activos en la noche o en la oscuridad.

Un tratamiento efectivo será el que mate tanto piojos como liendres.

El piojo del cuerpo es una subespecie del piojo de cabeza que comenzó a distinguirse hace unos 100 mil años, aproximadamente, cuando los seres humanos empezaron a vestir ropa.

Su hábitat preferida son las prendas de vestir y las de cama, moviéndose por la piel humana cuando necesita alimentarse. Las personas más propensas a tenerlos son las que no se bañan o no lavan su ropa con regularidad.

El piojo púbico es la variedad de piojo comúnmente llamada, ladilla. Aunque prefiere la zona púbica, es capaz de subir al vello del pecho, a las axilas, cejas e incluso, al cabello.

La ladilla necesita picar hasta 50 veces al día para alimentarse. Se transmite generalmente por contacto sexual y por el empleo de ropa infestada.

¿Cuáles son las principales señales de una infestación de piojos?

Las señales de una infestación de piojos son reconocibles. Estos son los síntomas:

Picazón intensa.

Sensación de hormigueo en el cabello.

Presencia visible de los insectos en el cuero cabelludo, vello corporal, cuerpo y ropa.

Presencia visible de liendres en los tallos del pelo.

Protuberancias pequeñas y rojas en el cuero cabelludo, cuello y hombros.

Dificultad para conciliar el sueño.

Llagas en el área afectada por el frecuente rascado.

Las liendres son más pequeñas que los piojos adultos y tienen un color entre blanco y amarillento. También pueden adoptar una coloración parecida a la del cabello del huésped.

Los huevos suelen ser confundidos fácilmente con la caspa, una que a diferencia de la liendre que está en el cuero cabelludo, sale más rápido con el cepillado del cabello.

Los huevos también son confundidos con frecuencia con pequeñas gotas o las costras de la laca empleada en el pelo.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo de contagio de piojos?

La manera más común de contagio de piojos entre niños es por el contacto directo entre sus cabezas. Otra forma de infestación, aunque menos frecuente, es el contacto de la cabeza o el cuerpo de un niño sin piojos, con un artículo perteneciente a uno infestado.

La infestación puede ocurrir tanto por insectos nacidos como por sus huevos.

Los siguientes son los artículos personales por los que puede ocurrir una transmisión de estos parásitos:

Peines.

Pinceles.

Sensación de hormigueo en el cabello.

Pasadores y cintas para el cabello.

Animales de peluche.

Piezas de uniformes deportivos.

Mantas, abrigos y toallas.

Bufandas, gorras y sombreros.

La transmisión también ocurre a través de camas, almohadas, alfombras y objetos similares con los que tuvo contacto reciente una persona infestada. Los perros y gatos no pueden diseminar los piojos humanos.

Estos bichos irrumpen tanto en niños y niñas, pero estas últimas son más propensas por el largo y volumen de su cabello. Los caucásicos y asiáticos con piojos son más frecuentes que los afroamericanos, por las diferencias en el cabello.

¿Cuál es el tratamiento convencional de los piojos?

El médico examinará con una lupa el cuero cabelludo y el cabello en busca de piojos y liendres. Posiblemente utilice una luz de Wood, instrumento fluorescente que hace ver de un color azul pálido a los huevos.

Aunque son poco efectivos para acabar con las liendras recién puestas, los remedios convencionales son medicamentos tópicos de venta sin receta médica.

Si estos fármacos no funcionan tras un segundo intento, el médico posiblemente recetará un tratamiento con un producto de prescripción más fuerte, cuyos efectos secundarios son mayores en comparación con los medicamentos de venta libre.

Estos productos son en realidad sustancias químicas sintéticas que matan piojos y liendres como un insecticida. La permetrina (nombre comercial Nix) y la piretrina (Rid), están entre los más empleados.

Los efectos secundarios de la permetrina en el cuero cabelludo son:

Ardor, escozor y picazón.

Enrojecimiento y sarpullido.

Entumecimiento, hormigueo e hinchazón.

La piretrina puede ocasionar los siguientes efectos:

Irritación e infección de la piel.

Erupción cutánea.

Estornudos, secreciones nasales y congestión nasal.

Sibilancia y dificultades para respirar.

Niños con alergia al crisantemo o a la ambrosía nunca usarán productos a bases de piretrina para el tratamiento de piojos, porque es una mezcla de compuestos orgánicos a base de esas flores.

¿Cuáles son los mejores remedios caseros para eliminar los piojos?

Un tratamiento oportuno contra una infestación de piojos disminuirá los riesgos de brotes recurrentes y hacerlo de manera natural será posible con un esfuerzo continuo.

Posiblemente se tengan algunos ingredientes en casa para emprender un método de exterminio no químico, ventaja que hará más económica el combate de la plaga.

Los siguientes son los remedios naturales más sencillos, efectivos y económicos contra los piojos.

1. Peinado en húmedo

Se peinará el cabello mojado con un peine para liendres de dientes finos. Un peine de esto no supera los 5 dólares.

Técnica:

Mojar el pelo y peinarlo hacia adelante desde la base en el cuero cabelludo hasta las puntas. Se colocará una toalla blanca entre las piernas para ver los piojos extraídos.

La limpieza será en todo el cabello por lo menos dos veces en cada sesión y se repetirá cada 3 o 4 días por al menos 2 semanas. Mientras más se ponga en práctica, mejor.

El método incrementará su efectividad al añadir un acondicionador natural contra los piojos, como aceite de oliva, de coco, vinagre diluido en agua o mayonesa.

El peinado húmedo será la alternativa más conveniente en bebés de 2 o menos meses de edad, hasta por 2 o 3 semanas después del avistamiento del último parásito vivo. En este caso no se usarán productos medicados.

2. Desinfección de cepillos y peines

Los peines y cepillos empleados por una persona con piojos, particularmente antes y después de terminar una sesión de peinado en húmedo, son, después del cabello, los lugares más habitados por los piojos de cabeza.

El peine de cerdas finas y la toalla utilizada se lavarán con detergente y agua caliente igual o mayor a los 55° C.

Los peines y cepillos dentro de un vaso con alcohol por una hora es otro método de desinfección.

Para mayor seguridad se lavarán ganchos, broches, cintas y otros artículos de peinado.

3. Aspiración frecuente

Cualquier método de control de piojos, natural o convencional, estará acompañado de una aspiración frecuente y a fondo de muebles y pisos, durante y después del brote.

Una persona promedio tiene 100 mil cabellos, de los cuales 100 caen diariamente sin tener alopecia. Un 10 % de los cabellos, aproximadamente, está en su última fase conocida como telógena, lo que implica su caída en las siguientes 3 a 6 semanas.

Posiblemente los pelos desechados por una persona con piojo tengan liendres por eclosionar, lo que hace conveniente aspirar la casa y cubrir los muebles con forros, preferiblemente de plástico, por al menos dos semanas para evitar que el brote se repita.

4. Lavado de artículos en riesgo

Será necesario lavar cualquier artículo que pudo haber quedado expuesto a la contaminación con los parásitos, medida que además de prevenir la proliferación del brote, evitará una recaída en un afectado.

Ropa personal, de cama, mantas y peluches, están entre los artículos a ser lavados obligatoriamente con agua caliente y detergente. Se secarán también a una alta temperatura.

Los artículos contaminados que no puedan ser lavados serán encerrados herméticamente en una bolsa plástica por 2 semanas. La bolsa será desechada.

5. Utilización de productos naturales para el cabello

El mercado ofrece productos naturales como champús, acondicionadores y aerosoles de acondicionamiento, todos contra los piojos. Emplear estos artículos de higiene en la rutina diaria garantizará una mayor protección contra los bichos.

6. Utilización de aceites esenciales para exterminar a los piojos

Los siguientes aceites esenciales han sido verificados como agentes tóxicos para los parásitos y sus huevos, según la Clínica Mayo:

Aceite de árbol de té.

Aceite de anís.

Aceite de ylang ylang (flor de cananga).

Aceite de eucalipto.

Aceite de lavanda.

Un estudio emprendido en niños en 2010 comparó la efectividad de un tratamiento con base en aceites esenciales, con un método de exterminio convencional.

La investigación halló que una loción tópica con un 10 % de aceite esencial de árbol de té y un uno 1 % de aceite de lavanda, tuvo una efectividad de 97,6 % en la eliminación de piojos.

El porcentaje de efectividad del tratamiento convencional a base de piretrina y butóxido de piperonilo, fue de solo 25 %.

La mezcla de estos aceites esenciales con aceite de coco constituye un efectivo tratamiento para exterminar los piojos y acondicionar el cabello.

Otro estudio informado por la Revista Europea de Pediatría halló que la combinación de un spray de aceite de anís con aceite de coco, es un método natural más efectivo que la loción de permetrina, tratamiento médico convencional comúnmente recetado para la infestación de estos insectos.

El 82 % de los pacientes que emplearon la mezcla tuvo éxito, cifra contrastante con el 42 % de resultados en las personas que utilizaron la sustancia química sintética.

Una investigación publicada por la Revista de la Asociación Médica de Israel concluyó que la mezcla de los aceites de coco, anís y ylang ylang, es todavía más efectiva.

La tasa de éxito en niños de este tratamiento fue de 92,3 % sin efectos secundarios de consideración. La combinación de aceites fue aplicada 3 veces durante 15 minutos con intervalos de 5 días.

Lee nuestra guía sobre el aceite de Árbol de Té y sus 10 mejores usos

6. Sofocación de piojos

Aplicar mantequilla, mayonesa y otros alimentos grasosos, se suma a los métodos naturales de exterminio de los parásitos. Se conoce como sofocación de piojos.

Los aceites multiusos como los de oliva, almendra y coco, son alternativas con el mismo efecto pero más amigables al cabello y al olfato.

Técnica:

Aplicar el aceite o el alimento grasoso en el cabello y peinarlo. También se puede aplicar en el peine y luego pasar este por el pelo.

Se cubrirá el cuero cabelludo y todo el cabello. Se podrán utilizar pinzas para separarlo por secciones y hacer más fácil la aplicación del método.

Sumergir varias veces el peine en agua bien caliente mientras se peina el cabello. Cuando toda la cabeza esté aceitada, se enjuagará 2 veces.

La sofocación será diaria por una semana. A esta técnica se sumará el peinado húmedo por las siguientes 14 noches.

¿Hay alguna receta específica que puedan recomendar?

Sí. La siguiente receta, a base de aceites de coco y varios aceites esenciales naturales, demostró ser efectiva para eliminar piojos.

Ingredientes

Tres cucharadas de aceite de coco.

Una cucharadita de aceite esencial de ylang ylang, de anís y de árbol de té.

Dos tazas de vinagre de manzana.

Una taza de agua.

Los ingredientes que no se tengan serán reemplazados por otros aceites esenciales disponibles. Estas cantidades serán suficientes para un cabello hasta los hombros y de volumen promedio. Se duplicarán para cabelleras largas.

Elaboración

Mezclar el aceite de coco con los aceites esenciales.

Aplicar la mezcla desde el cuero cabelludo hasta la punta del pelo, masajeando intensamente y tirando por los extremos.

Peinar todo el cabello desde su base con un peine limpio de dientes finos.

Cubrir la cabeza con un gorro de ducha y deja reposar por 2 horas. Lo ideal será sentarse al sol o emplear un secador para calentar el recubrimiento.

Retirar cuidadosamente el gorro, guardarlo herméticamente en una bolsa y luego desecharlo.

Peinar otra vez el cabello y enjuagarlo dos veces.

Aplicar la mitad de una botella de spray contentiva de una mezcla de dos tazas de vinagre de manzana y una taza de agua, en toda la cabeza aún con el pelo mojado.

Aplicar sobre el cabello la otra mitad de la botella con masajes suaves.

Enjuagar una vez más y peinar el pelo otra vez con un peine limpio de dientes finos.

Aplicar ligeramente algo de aceite de coco y mantener así el cabello hasta el próximo lavado.

Este empleo se repetirá cada 5 días durante 2 semanas.

Entre cada tratamiento se peinará el cabello por las mañanas y noches con un peine limpio de dientes finos. También se aplicará el aceite de coco como acondicionador natural sin enjuagar.

El aceite de coco es un repelente y exterminador de piojos. Su empleo como acondicionador del cabello sin enjuagar será al detectar una infestación.

¿Hay algunas precauciones particulares a tomar?

Será necesario consultar con el médico si los tratamientos naturales para el exterminio de piojos, no son efectivos después de 2 semanas o si hay síntomas de infección o de algún efecto adverso.

Los signos de una infección son dolor, sensibilidad, enrojecimiento, hinchazón, fiebre y llagas que no cicatrizan.

Antes de un tratamiento con aceites esenciales en niños se hará una prueba de parche, pues algunos como el de árbol de té pueden provocar reacciones alérgicas.

Se descartarán nieblas o aerosoles de fumigación porque pueden ser tóxicos por inhalación y por contacto con la piel, además, no son realmente necesarios para erradicar los piojos. Tampoco se recurrirá a productos inflamables como queroseno y gasolina.

Conclusiones

Los niños escolarizados son los miembros de la familia más propensos a contraer piojos, llevarlos a casa y transmitirlos a los adultos.

Que los niños o un amigo cercano tengan estos parásitos no significará que estén mal aseados.

Será conveniente que el niño comprenda que no ha incurrido en una falta, sobre todo porque la erradicación del brote podría demorar, afectándolo psicológicamente.

Si te gustó este artículo compártelo con tus amigos en las redes sociales, para que también conozcan cuáles son los remedios caseros más efectivos contra los piojos.

Publicidad