Los beneficios de la escalora, un vegetal de invierno saciante y antioxidante

0
79

Publicidad

Aunque parece una lechuga, la escarola (Cichorium endivia), está más relacionada con la endivia y la achicoria, con las que comparte su sabor amargo, que es el original en los brotes verdes, y se ha ido perdiendo por el método de blanqueamiento, en el que se tapan las plantas para que no desarrollen el pigmento clorofila de color verde. Son vegetales de invierno, que desmienten la idea de que las ensaladas son recetas de verano.

Son plantas originarias de Europa. Ya Horacio, el poeta romano, hablaba en sus odas de que se alimentaba de achicoria, malvas y aceitunas, y esperaba llegar a la vejez en buenas condiciones para seguir recitando y tocando su cítara, porque ya sabían sus propiedades medicinales como vegetales digestivos y beneficiosos para el hígado. Ahora sabemos que el secreto está en la intibina, la sustancia que les da el sabor amargo, y ayuda a secretar la bilis, mejorando la digestión y la asimilación de los nutrientes, así como la eliminación de sustancias tóxicas.

La escarola se suele tomar cruda en ensaladas combinada con otros alimentos de invierno como las granadas, las naranjas o las nueces.

Destaca su bajo contenido calórico, una taza tiene 8 kcal y alto contenido en fibra, por lo que sumado a sus beneficios para el hígado, es un alimento perfecto para las dietas de adelgazamiento en invierno.

Truco

Si te molesta el sabor amargo de la escarola, prueba a cortarla en tiras pequeñas y aliña con aceite de oliva y pimentón picante para que se reblandezca y se mezclen los sabores. También puedes hacer crema de escarola si la hierves con cebolla, puerro, patatas y ajo y después la bates para conseguir un plato caliente cremoso y de un agradable color verde claro.

Una ración de escarola de 250 g aporta:

– 67 kcal

– 32% de la CDR de fibra

-18% de la CDR de folatos

– 111% de la CDR de betacarotenos

– 144% de la CDR de vitamina K

– 15,3% de la CDR de vitamina C

– 12,5% de la CDR de hierro

– 33% de la CDR de potasio

– 54% de la CDR de manganeso

Una ensalada de escarola perfecta

Te proponemos una receta de ensalada con la escarola como base vegetal, a la que puedes añadir ingredientes que le darán un toque cítrico como la naranja o la granada. Puedes aderezar con unos taquitos de queso para añadirl también la parte proteíca y de grasas sanas, sin olvidarte de salpicar el bol de nueces y añadir un chorrito de aceite de oliva, al que también puedes acompañar de vinagre para darle un contraste agridulce si eres partidario de este toque (nosotros mucho). 

Así conseguirás una ensalada nutritiva a la vez que ligera y muy fácil y rápida de hacer. Un plato aporta 257 calorías y llena mucho por su contenido en fibra.La mezcla con las nueces y la granada enriquece la escarola con vitaminas A, C, K y del grupo B (B1, B6 y folatos) y minerales como el magnesio, fósforo, potasio, cobre y manganeso. También es una fuente de ácidos grasos omega-3 cardiosaludables de las nueces.

Los beneficios de la escarola

1. Ayuda a perder peso, porque es saciante y diurética y apenas aporta calorías

2. Es una verdura aperitiva y digestiva por su contenido en sustancias amargas

3. Refuerza la función depuradora del hígado, se recomienda para resacas e hígado graso

4. Cuida la piel por su contenido en betacarotenos

5. Es antioxidante por su contenido en vitamina C

6. Ayuda a regular la glucosa y el colesterol, previniendo diabetes y enfermedades cardiovasculares

7. Favorece la digestión de las grasas

8. Ayuda a eliminar el ácido úrico

9. Alivia el estreñimiento

10. Aporta el mineral manganeso, energizante, beneficioso para el sistema nervioso

11. Mejora la coagulación de la sangre gracias a la vitamina K

12. Ayuda a prevenir anemias por su contenido en ácido fólico

Publicidad