11 Beneficios del Aceite de Oliva Probados Por la Ciencia

0
95

Publicidad

Aunque existen diversos puntos de vista sobre el consumo de grasas en la dieta, se sabe que el aceite de oliva es bueno para la salud, en particular el extra virgen pues, debido a la forma en que se procesa, mantiene sus propiedades, a diferencia de otras variedades de este aceite.

No todas las grasas son iguales, y el aceite de oliva es un producto natural que te conviene.

Aquí te presentamos los beneficios más destacados del aceite de oliva.

1. Rico en grasas monoinsaturadas saludables

El aceite de oliva se extrae de las olivas (también llamadas aceitunas) que son el fruto graso que se obtiene del árbol de olivo.

Cerca de 24% de su aceite son grasas saturadas y ácidos grasos omega-6 y omega-3. No obstante, la mayor parte de su grasa (73%) es monoinsaturada, llamada ácido oleico, el cual es altamente benéfico para la salud.

Entre sus propiedades están que ayuda a reducir la inflamación celular y que tiene un efecto benéfico en los genes relacionados con el cáncer.

Asimismo, las grasas monoinsaturadas en la versión extra virgen son muy resistentes al calor, por lo que es una buena opción para cocinar.

2. Alto contenido de antioxidantes

Además de sus ácidos grasos, el aceite de oliva tiene, en pequeñas cantidades, vitaminas E y K, y un alto contenido de poderosos antioxidantes.

Estos antioxidantes son biológicamente activos y ayudan a combatir diferentes enfermedades relacionadas con el daño celular que provocan los radicales libres. De igual forma, pueden disminuir la inflamación y prevenir que el colesterol en la sangre se oxide; un componente en el desarrollo de las enfermedades cardiacas.

3. Tiene propiedades antiinflamatorias

La inflamación crónica es una de las afecciones que preceden a muchas enfermedades graves, como el síndrome metabólico, cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes, artritis, obesidad y Alzheimer.

Al tener propiedades antiinflamatorias, ayuda a combatir estos problemas de salud. Esto se da a través de los antioxidantes que contiene. Entre ellos, el oleocanthal, el cual funciona en el organismo de manera similar al ibuprofeno.

Algunos científicos calculan que 50 mililitros de este antioxidante (el equivalente a 3.4 cucharadas de aceite de oliva), tiene un efecto similar al 10% de la dosis regular de ibuprofeno para adulto.(1)

Asimismo, otros estudios sugieren que los antioxidantes presentes en el aceite de oliva puede inhibir ciertos genes y proteínas que provocan inflamación.(2)

4. Previene derrames cerebrales

Un derrame cerebral se da cuando hay un problema en el flujo de sangre hacia el cerebro, causado por sangrado o por un coágulo.

En los países desarrollados, los ataques cerebrovasculares son la segunda causa de muerte, después de las enfermedades cardiacas.

Un estudio que se llevó a cabo con más de 800,000 personas, reveló que el aceite de oliva es la única grasa monoinsaturada relacionada con la reducción del riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares y enfermedades del corazón.(3)

5. Protege contra enfermedades cardiacas

Como ya mencionamos, las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte a nivel mundial. No obstante, estudios basados en observación, llevados a cabo hace ya varias décadas, descubrieron que este tipo de enfermedades son escasas en la zona del mar mediterráneo.

Este hallazgo derivó en el desarrollo de muchas investigaciones sobre la llamada dieta mediterránea, la cual disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiacas, y el aceite de oliva es uno de los ingredientes clave en este tipo de alimentación.

¿Cómo beneficia la salud del corazón? Disminuye la inflamación, evita que el colesterol en la sangre se oxide, mejora el revestimiento de los vasos sanguíneos y previene el desarrollo de coágulos en la sangre.

También ha demostrado ser de utilidad para bajar la presión arterial, que es uno de los principales factores que derivan en enfermedades cardiacas. En un estudio, las personas que consumieron aceite de oliva pudieron disminuir la dosis de sus medicamentos para controlar la presión arterial en 48%.(4)

Lo cierto es que a la fecha, han sido cientos de estudios los que han dejado claro que el aceite de oliva extra virgen, aporta importante beneficios a la salud del corazón.

Si padeces alguna enfermedad cardiaca, o te encuentras en riesgo de padecerla debido a tu historia familiar, te recomendamos que incluyas el aceite de oliva en tu dieta diaria.

6. No causa problemas de sobrepeso ni obesidad

Tal vez esto te sorprenda, pero comer grasa no te hace almacenar ésta. Existe una enorme diferencia entre cómo se comportan en el cuerpo las grasas malas y las grasas saludables, y el aceite de oliva extra virgen es de las buenas.

Diversas investigaciones han encontrado una relación favorable entre la dieta mediterránea y el peso. Dicho de otra manera, consumir aceite de oliva no te causará un incremento de peso y grasa. De hecho en un estudio cuyo seguimiento fue de 3 años, se encontró que llevar una alimentación rica en aceite de oliva favorecía la perdida de grasa, debido a su contenido de antioxidantes.

7. Puede ayudar a combatir el Alzheimer

El Alzheimer es la enfermedad neurodegenerativa más frecuente a nivel mundial. Uno de los mecanismos de esta afección es la acumulación de placas beta amiloideas en el interior de las células cerebrales.

En un estudio realizado en ratones se encontró que el aceite de oliva puede ayudar a remover dichas placas (5), mientras que otra investigación llevada a cabo en humanos, reveló que la dieta mediterránea (incluyendo el consumo de aceite de oliva), es benéfica para el correcto funcionamiento cerebral.

8. Puede reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2

El aceite de oliva extra virgen parece ser altamente benéfico para proteger al organismo contra la diabetes.

Diversos estudios han encontrado que esta grasa saludable tiene un efecto favorable en el azúcar en sangre y la sensibilidad a la insulina.

Un experimento llevado a cabo con individuos que no padecen diabetes, comprobó las propiedades protectoras del aceite de oliva. En dicho estudio, el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 disminutó en más de 40%.

9. Los antioxidantes en el aceite de oliva extra virgen tienen propiedades anticancerígenas

El cáncer es una de las enfermedades que más muertes causa cada año no sólo en Estados Unidos, sino a nivel mundial.

No obstante, las personas que viven en el mediterráneo presentan un menor riesgo de padecer cáncer y muchos estudios sugieren que el consumo regular de aceite de oliva como parte de su alimentación tradicional, tiene mucho que ver en esto.(6)

Su contenido en antioxidantes disminuye el daño que causan los radicales libres, uno de los factores clave en el desarrollo de cáncer. Asimismo, se ha comprobado que los componentes en el aceite de oliva ayudan al cuerpo a combatir las células cancerosas.

Sin embargo, para saber más de cómo el aceite puede ayudar contra el cáncer, es necesario realizar más estudios en humanos.

10. Puede ser útil en el tratamiento de la artritis reumatoide.

Esta terrible enfermedad autoinmune se caracteriza por el daño en las articulaciones, que provoca mucho dolor y deformidades en las mismas.

La causa exacta se desconoce, pero se relaciona con una reacción inusual del sistema inmune del cuerpo, en el que ataca a las células sanas por error.

El consumir aceite de oliva parece disminuir la inflamación y el estrés oxidativo en las personas que padecen este mal. Además, parece ser particularmente efectivo al combinarse con ácidos grasos omega-3, que incluye el aceite de pescado.

En un estudio, esta mezcla redujo en gran medida el dolor de las articulaciones, mientras que mejoró la fuerza de agarre y la rigidez mañanera que padecen las personas con artritis reumatoide.(7)

11. Posee propiedades antibacteriales

El aceite de oliva contiene nutrientes que pueden ayudar contra la presencia de bacterias dañinas. Una de ellas es la Helicobacter pylori, una bacteria estomacal que puede causar serios problemas de salud, como úlceras y cáncer de estómago.

Estudios llevados a cabo en tubos de ensayo, demostraron que el aceite de oliva es efectivo contra 8 diferentes cepas de la bacteria, y de las cuales 3 son resistentes a los antibióticos.

Una investigación realizada en humanos reveló que tan sólo 30 gramos de aceite de oliva extra virgen puede eliminar una infección causada por Helicobacter pylori en entre 10 y 40% de los  casos, en tan sólo 2 semanas.

Consideraciones finales

Es un hecho innegable que el aceite de oliva no debe faltar en tu alacena, pues aportará múltiples beneficios a tu salud y a la de tu familia.

No obstante, es muy importante tomar en cuenta que debe ser aceite de oliva extra virgen, ya que es el tipo de aceite que contiene todos los nutrientes y antioxidantes que hemos mencionado en este artículo.

Asegúrate de leer bien las etiquetas cuando vayas a comprar el producto, ya que en muchos casos suelen ser engañosas, y el aceite en realidad ha sido diluido con aceites refinados, que no sólo no aportan nada bueno a tu salud, sino que además son dañinos.

Publicidad