9 Remedios naturales para aliviar el HONGO Pie de atleta

0
268

Publicidad

El pie de atleta es una infección por hongos que generalmente se desarrolla en lugares cálidos y húmedos. El hongo, crece entre las uñas del pie, en la parte superior de los pies y entre los dedos de los pies. La aparición de manchas blancas, placas escamosas y enrojecimiento indican la presencia de hongos.

Los síntomas del pie de atleta pueden incluir picazón, ardor y hormigueo.

Los hongos del pie del atleta abundan en las duchas públicas, vestuarios, piscinas cubiertas y clubes de salud, y son extremadamente contagiosos. El contacto directo con zapatos o calcetines, pisos mojados o equipos de ejercicio puede causar la propagación de hongos, ya que pueden vivir entre los dedos de los pies.

Consejos para PREVENIR el pie de atleta

Puede prevenir infecciones fúngicas del pie al no usar grifos o sandalias en piscinas o duchas públicas, y asegurarse de secar el pie después de ducharse o nadar, especialmente entre los dedos.

Además, se recomienda cortar constantemente las uñas de los pies ya que los hongos viven debajo de ellas, y las uñas largas pueden retener la humedad y proporcionar un terreno fértil para el crecimiento de hongos.

Si sus pies sudan mucho durante el día, o si usted está constantemente activo, llevar un nuevo par de calcetines de algodón Bio y cambiarlas durante el día (el algodón es más absorbente que los materiales sintéticos y es más beneficioso para sus pies), y no use los mismos zapatos al día siguiente. Además, es recomendable dormir descalzos pies dejando fuera de la cobertura ya que esto también ayudará a mantener los pies secos y los hacen menos hospitalario para el hongo.

 

Remedios caseros para acabar con el PIE DE ATLETA

1. Aceite de árbol de té de semilla

Agregue 40 gotas de este aceite a su baño de pies y remoje sus pies durante 10 minutos. Seque sus pies, luego dé masajes aplicando unas gotas de aceite directamente en el área afectada. El aceite de árbol de té tiene propiedades potentes que ayudarán a eliminar los hongos en áreas muy infectadas al tiempo que evitan que se propaguen a las áreas no afectadas.

2. Sal rosa del Himalaya y vinagre de sidra de manzana

Remoje sus pies en 2 cucharadas de sal rosa del Himalaya y ½ taza de vinagre de sidra mezclado con agua tibia. El vinagre crea un ambiente muy ácido en el que los hongos no pueden sobrevivir. Alternativamente, puede rociar sus pies o limpiarlos con un paño empapado en dicha solución después de la ducha, pero asegúrese de secarlos completamente.

3. Ajo

Ponga unas rodajas de ajo fresco o triturado entre los dedos de los pies y deje que trabaje durante todo el día. La alicina, el compuesto activo del ajo, inhibe el crecimiento del hongo Trichophyton rubrum, responsable del pie de atleta. También puede agregar ajo a su dieta o tomar suplementos para obtener el mismo efecto, pero puede llevar un poco más de tiempo.

4. Aceite de Nim

El aceite de nim orgánico, usado en algunos casos como pesticida, es otro aceite completamente natural que es tóxico para las plagas. Por lo tanto, aplíquelo sobre pies limpios y secos con una bola de algodón para eliminar los hongos.

5. Almidón de maíz y bicarbonato de sodio

Espolvoree una mezcla de almidón de maíz orgánico o bicarbonato de sodio en los dedos de los pies antes de usar los calcetines por la mañana. El almidón de maíz o bicarbonato de sodio no detendrá la picazón, pero ayudará a absorber la humedad. Rociar el bicarbonato de sodio en los zapatos también absorberá el olor desagradable del pie.

6. Aceite de orégano

Infundir 120 g de hojas de orégano en suficiente agua para cubrir sus pies.
Remoje sus pies 2-3 veces al día en esta mezcla. Algunas personas afirman que es posible reutilizar esta infusión durante una semana, pero es mejor usar una infusión fresca todos los días.

7. Aceite de sésamo y aceite de coco
El sésamo y el aceite de coco virgen tienen propiedades antifúngicas y se pueden aplicar directamente en los pies. Por lo tanto, limpie generosamente sus pies limpios y secos con una bola de algodón humedecida en aceite de sésamo o aceite de coco dos veces al día.

8. Jengibre

Agregue 30 g de jengibre fresco picado a una taza de agua hirviendo y deje hervir a fuego lento durante 20 minutos. Una vez que se haya enfriado, use esta solución dos veces al día para limpiar sus pies. El jengibre es un poderoso agente antifúngico y tus pies huelen bien.

9. Plata coloidal
La plata coloidal es otro remedio eficaz para el pie de atleta gracias a sus propiedades antifúngicas. Rocíe o aplique plata coloidal en sus pies y permita que se seque completamente. Alternativamente, puedes rociar la plata coloidal y dejar que actúe sobre tus pies durante toda la noche. Hay una gran cantidad de marcas de plata coloidal en el mercado, sin embargo, es aconsejable comprar un producto de alta calidad de una compañía acreditada.

Publicidad